LA NOTA CHAPINA

El intermediario que está en bancarrota

Por: Redacción elPeriódico  

Alexander Chistyakov es el presidente de la empresa petrolera Ruspetro, misma que fue declarada en marzo de este año en quiebra económica.

foto-articulo-Nacionales

“Alexander Chistyakov”, el intermediario ruso que firmó el contrato de la vacuna Sputnik V con autoridades guatemaltecas, es uno de los nombres más mencionados en las oficinas de salud de los gobiernos alrededor del mundo, por el alto nivel de exportación que tiene el medicamento desde Rusia. Esto sucedió en Argentina en enero, cuando el país sudamericano compró 50 millones de dichas vacunas . 

En esa época, el periódico La Nación reportó la existencia de Human Vaccine como la empresa intermediaria que Rusia creó para vender la tan anhelada dosis que previene el COVID-19. Ahí aparece el nombre de Alexander Chistyakov, quien es descrito como  un empleado de alto rango del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés) y el director ejecutivo de Human Vaccine. 

Alexander Chistyakov es un empresario ruso del sector petrolero, energético  y de bienes raíces. Explota yacimientos de petróleo y gas en el oeste de Siberia. Según su historial, no tenía negocios relacionados con la venta de productos  médicos y de salud antes de que se convirtiera en intermediario. Es uno de los empresarios más cercanos al presidente ruso Vladimir Putin.

El empresario Alexander Chistyakov, es el presidente de la empresa petrolera Ruspetro, misma que fue declarada en marzo de este año en bancarrota por un tribunal de arbitraje de Moscú. La declaración se da después de un juicio que emprendió Trust Bank en contra de Ruspretro por incumplir su pago como garante de un préstamo que fue otorgado a otra de sus empresas. 

Se encuentra casado con una estrella del pop de Rusia, Natalia Ionova, quien pertenece al grupo musical Gluk Oza. Chistyakov cobró notoriedad en la primera década del siglo XXI cuando se convirtió en el primer vicepresidente de Federal Grid Co, que es la compañía estatal de energía de Rusia. Fue ahí cuando él mismo se hizo llamar “La columna vertebral de la economía rusa”, según el Proyecto que Reporta sobre Crimen Organizado y Corrupción (OCCRP). 

La columna vertebral de la economía rusa que incumple 

El OCCRP señala a Chistyakov de beneficiarse del lavado de dinero de la red Troika, en la cual se encuentran involucrados empresarios y políticos de la elite rusa. Chistyakov habría utilizado la offshore  Bristol Technologies, registrada en las Islas Vírgenes, para sacar dinero de Rusia. Entre 2006 y 2010, Bristol recibió US$27 millones de cuatro compañías de la red Troika. 

Human Vaccine fue creada como la empresa intermediaria rusa para vender la vacuna Sputnik V.

Demandado por €97 millones 

Chistyakov, según un reporte del Financial Times, también enfrenta problemas legales con la empresaria Elena Baturina, quien es considerada la mujer más acaudalada de Rusia. Baturina lo demandó por €97 millones. 

El Financial Times registró que la disputa se centra en acusaciones de Baturina en donde señala que Chistyakov “la indujo a firmar un acuerdo para el desarrollo de ciertos proyectos inmobiliarios marroquíes mediante tergiversaciones fraudulentas. . . “ y las sumas invertidas fueron “malversadas y perdidas”, según un resumen de la última sentencia. 

Financial Times agrega que Baturina, quien se graduó en el Instituto de Gestión de Moscú, construyó su fortuna en una fábrica de plásticos haciendo cubos en Inteco, el mayor imperio de construcción y bienes raíces de Moscú que vendió en 2011.

Rusia vendió Sputnik V a Guatemala por intermediario

Por: Redacción elPeriódico

En el contrato de adquisición de la vacuna rusa, el MSPAS acuerda despojar al proveedor intermediario de toda responsabilidad en caso se retrase la entrega.

foto-articulo-Nacionales

Hace unas semanas los adultos mayores esperaban ser vacunados y en algunos puestos hubo aglomeraciones. La fase II comienza esta semana con las vacunas compradas en el sistema Covax. (Elperiódico > Alex Cruz)

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) negoció con la empresa Human Vaccine, una Compañía de Responsabilidad Limitada (LLC, por sus siglas en inglés), como intermediaria para la compra de 16 millones de dosis de la vacuna Sputnik V.

elPeriódico tuvo acceso al contrato firmado entre el Ministerio de Salud y Human Vaccine, en donde se hace constar de esta negociación. La empresa es nueva y su salto al mercado global empezó en 2020, cuando Rusia anunció la efectividad de la Sputnik V para evitar el contagio de COVID-19. La intermediaria es manejada por el centro corporativo del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF, por su sigla en inglés), el cual es descrito en el sitio web del RDIF como  un “fondo soberano de inversión” que cuenta con capital estatal ruso y que fue inscrita sin empleados declarados, ni antecedentes comerciales.

El representante de Human Vaccine es Alexander Chistyakov, quien firma como director ejecutivo de la Empresa. Por Guatemala firmó la ministra Flores. En otros contratos, como el que firmó con Hungría, Chistyakov también se identifica como director del Centro Corporativo del RDIF. El Gobierno de Guatemala además lo identifica de esta manera en la aclaración que publicó ayer, después de que elPeriódico diera a conocer su participación en la venta de las vacunas. 

Sin embargo, su nombre no aparece entre los directivos que presenta ese “fondo soberano de inversión” ruso. 

La titular del MSPAS, Amelia Flores, en las diferentes conferencias de prensa no mencionó este detalle de la adquisición, aseguró que las negociaciones se habían hecho directamente con el Gobierno ruso. La Sputnik V fue desarrollada y es fabricada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, una entidad pública del Gobierno ruso que se dedica a investigar sobre avances en la medicina. 

El contrato de adquisición de las vacunas fue firmado por la ministra de Salud, Amelia Flores.

Directo, sin intermediarios, según la Ley

La adquisición de vacunas se encuentra reglamentada por medio del Decreto 1-2021. En esta normativa se establece que tanto el MSPAS como el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) deben adquirir las dosis de vacunas directamente con el fabricante, que en este caso sería el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya y no una empresa intermediaria como sucede en este caso. 

En dicho decreto también se mandata al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social a entregar información sobre el proveedor, los pagos y el costo unitario, de las dosis de vacunas. Sin embargo, fue hasta ayer que el MSPAS decidió publicar los datos de esta negociación. 

Sin responsabilidad 

El Ministerio de Salud pagó Q614.5  millones (US$79 millones 600 mil) como anticipo del 50 por ciento del costo por las vacunas, que será de Q1.2 millardos. Esto fue establecido en el contrato firmado por ambas partes. 

Human Vaccine había ofrecido la primera entrega de dosis para el lunes  26 de abril. Al no cumplir con la fecha de entrega, Flores dijo que la Sputnik V vendría al país el fin de semana del 1 y 2 de mayo. Tampoco ocurrió. 

Pese al incumplimiento, Human Vaccine no tiene ninguna responsabilidad. En el inciso 2.4 del contrato, las dos partes acordaron que el vendedor de la vacuna no tendrá ningún retraso en la entrega del producto. Esto se encuentra condicionado a que las causas del retraso deben ser “por interrupción de producción, falta de productos por los bajos niveles de producción… por lo que los términos y condiciones relacionados a los suministros deberán extenderse hasta que los niveles de producción hayan sido restablecidos”. 

Debido a los constantes retrasos e incumplimientos en la entrega de la vacuna, el Gobierno explicó ayer, por medio de un comunicado de prensa, que el proveedor “reconoce la responsabilidad” del atraso en el envío. Sin embargo, la justificación que dio Human Vaccine por incumplimiento es parte de las razones válidas establecidas en el contrato en el que el MSPAS acepta despojar al vendedor de cualquier responsabilidad. Según fuentes del Ejecutivo, Paola Zermeño, quien maneja crisis del Gobierno mexicano, habría redactado el comunicado y estaría por arribar al país con el fin de ayudar en la crisis que generó la información.  

El Gobierno dijo que el 29 de abril el presidente, Alejandro Giammattei, se comunicó con el presidente Vladimir Puttin, para solicitar su intervención en agilizar la entrega de las vacunas. Sin embargo, en los listados publicados por el Gobierno ruso de los países en espera no figura Guatemala

El escenario es distinto en Honduras, este país centroamericano también hizo compra de vacunas Sputnik V,  pero, caso contrario a Guatemala, el Gobierno de ese país explicó que los lotes se pagarán contra entrega. La Agencia de Regulación Sanitaria, previo a que ingrese el lote, realiza una verificación del certificado de liberación del producto final. Hace una semana se aplicaban ya las primeras 6 mil dosis.

Sin versión de la Embajada rusa

Desde el 29 de abril elPeriódico intentó obtener la versión de la Embajada de Rusia en Guatemala, respecto a las negociaciones por la compra de la vacuna, pero no fue posible contactar al embajador, ya que se informó que se encontraba en Nicaragua.

Posteriormente se intentó establecer comunicación con la directora del Departamento de Coordinación de Políticas Macroeconómicas de la Comisión Euroasiática (CEE), Larisa Plachinda, especificando que el tema sobre el que se deseaba conversar eran las negociaciones de la compra  de la vacuna, pero no respondió las llamadas ni mensajes de texto.

Acceso a la información 

Acción Ciudadana explicó que se solicitó información desde el 6 de abril al Ministerio de Salud sobre el contrato, pero recibieron un documento en el que se solicitó una prórroga porque argumentaron que la Unidad no contaba con la información requerida. 

El procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas, por medio de sus redes sociales exigió transparencia al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) y al Gobierno de Guatemala para presentar la documentación que respalde la adquisición de vacunas.

Rodas agregó un documento a la publicación sobre la solicitud de información que se requirió a la titular del MSPAS, Amelia Flores, el pasado 15 de abril, para obtener la documentación de los contratos de la compra de las vacuna contra el COVID-19.

FUENTE: EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA