LA NOTA CHAPINA

Pocas vacunas y un deficiente plan de vacunación: las realidades que acechan a Guatemala frente al covid-19

El mecanismo Covax ha demostrado no ser confiable y el plan de vacunación tampoco ha demostrado su eficacia, mientras Guatemala se sigue quedando rezagada frente a la lucha contra el covid-19

Por Mariajosé España

Amelia Flores Ministra de Salud, participa en la primer jornada de vacunación. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)Amelia Flores Ministra de Salud, participa en la primer jornada de vacunación. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) recibió este jueves 29 de abril 321 mil nuevas dosis de vacunas contra el covid-19 para continuar con el plan de vacunación y darle seguimiento a quienes deben recibir una segunda dosis.

Pero a pesar de tener este nuevo lote de vacunas adquirido por el mecanismo Covax, el país sigue estando rezagado entre los países vecinos en cuanto al avance de la vacunación.

En dos meses, el gobierno de Guatemala ha vacunado únicamente a 166 mil 469 personas y solo 1 mil 898 han recibido su segunda dosis.

Durante este tiempo, se han evidenciado las grandes falencias en la planificación de las autoridades de Salud y cómo fue un “error” confiar plenamente en un mecanismo que también ha fallado a nivel mundial.

Asimismo, empiezan a surgir dudas sobre las vacunas Sputnik que el gobierno va a adquirir de Rusia. El gobierno de Guatemala reclamó el desembolso de los Q614,5 millones que hicieron al Fondo Ruso de Inversión Directa, que representa el 50 por ciento del costo total para las 16 millones de dosis que Guatemala piensa recibir pero que aún no tiene.

Covax no es confiable

Desde meses atrás, el gobierno de Guatemala confió plenamente en el mecanismo Covax para la adquisición de las vacunas contra el covid-19. Este mecanismo es una iniciativa global encabezada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Alianza Mundial Gavi para las Vacunas y la Inmunización y la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante las Pandemias.

Este mecanismo le permitiría a los pequeños países asegurarse de tener el 20 por ciento de vacunas necesarias para la inmunización de su población. El Salvador y Costa Rica son uno de los países que están dentro del mecanismo Covax, aún así, iniciaron negociaciones con diferentes farmacéuticas para adquirir tener otras vías de acceso.

Guatemala no lo hizo así y aunque el paso 30 de enero el presidente Alejandro Giammatte anunció como una “gran noticia” la llegada del primer lote de 800 mil dosis, a las pocas semanas empezó a hacer público su molestia porque “Covax no ha cumplido”.

El doctor Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la salud (OPS), reconoció esta semana que Covax ha tenido deficiencias que se originan con los países de producción.

“El mecanismo Covax tiene la producción de Astrazeneca que tiene dos sitios de producción en el mundo, uno de ellos es India que tiene un problema para autorizar las exportaciones, entonces todas las vacunas de Astrazenca producidas por India para Marzo y Abril no tuvieron autorización del gobierno de India para exportar”, dijo en la conferencia de prensa semanal que da la OPS a los medios de comunicación.

Barbosa explicó que la OPS está en negociaciones con el gobierno de India para lograr un acuerdo y que permita las exportaciones de la vacuna, mientras anunció que si no logran resolver esto, habrán dificultades para los próximos dos meses.

¿La venta privada de vacunas es una opción?

Ante el atraso en el plan de vacunación en Guatemala, ha surgido el debate de si el sector privado podría tener mejores capacidades de distribución de la vacuna. La Fundación para el Desarrollo (Fundesa) empezó a apoyar a al ministerio de Salud en la habilitación de centros de vacunación, sin embargo, la venta de las vacunas no es opción hasta el momento.

Las farmacéuticas Astrazeneca, Pfizer y Sinovac ya informaron que la distribución de las vacunas será exclusivamente a los gobiernos. Cerrando la posibilidad de las empresas a poder tener acceso a ellas.

Ante esta realidad, el Comité Gremial de Productos Farmacéuticos (Cogrefarma), indicó que en lo único que podrían apoyar a las autoridades de Salud es en la instalación de cámaras de frío para apoyar la ejecución del plan vacunas.

“Lo que podemos hacer es apoyar con la experiencia que se tiene es asegurar la cadena de frío, aprovechando la experiencia y el conocimiento de las empresas y ponerlo a disposición del gobierno y así respaldar una buena ejecución dentro del plan de vacunación”, respondió Rubén Morales, director de Cogrefarma.

Personas llegaron a centros como el polideportivo del Barrio Gerona, zona 1, en búsqueda de la aplicación de la dosis de la vacuna contra el covid-19. Foto: Cortesía
Personas llegaron a centros como el polideportivo del Barrio Gerona, zona 1, en búsqueda de la aplicación de la dosis de la vacuna contra el covid-19. Foto: Cortesía

Un plan de vacunación deficiente

Para el mes de marzo, Guatemala apenas había vacunado al 0.13 por ciento de su población. Aunque los datos están sujetos a cambios cada día, la población ha resentido el rezago de este plan mientras los contagios y las muertes por covid-19 aumentan.

Karin Slowing, ex secretaria de Planificación Social de la Presidencia y colaboradora del Laboratorio de Datos, criticó a las autoridades de Salud por no haber planificado la necesidad de tener más personal y recursos para lograr la meta.

“El plan que hicieron es una especie de instrumento macro general que tiene algunas cosas buenas como que definieron prioridades por edad y la cadena de frío, pero todo el resto que es el plan operativo no lo tomaron en cuenta”, explicó.

Slowing menciona que no es justificable que en tres meses se haya logrado poner 166 mil dosis y aunque sean más, agregó que no hay suficiente personal para agilizar la vacunación.

Mientras tanto, el doctor y epidemiólogo Edwin Calgua indicó que el plan de vacunación no se ha respetado como debe ser y se ha “improvisado”.

“La debilidad más fuerte ha sido el registro de las personas que deben ser vacunadas, ahí está el talón de Aquiles, así que si se quiere fortalecer el plan se debe fortalecer este error porque ya iniciamos con un proceso masivo y que requiere una logística sumamente cuidadosa”, dijo Calgua.

A decir del médico, la fase 2 que está a punto de iniciar también tiene un reto que es la inclusión de los maestros del sistema púbica y privado, algo que no estaba contemplado en el plan.

FUENTE: PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA