LA NOTA CHAPINA

β€œπš…πšŽπš›πšŽπš–πš˜πšœ πšžπš— πšŠπšžπš–πšŽπš—πšπš˜ πšŒπš›Γ­πšπš’πšŒπš˜β€: π™²πš˜πš—πšœπšŽπšŒπšžπšŽπš—πšŒπš’πšŠπšœ 𝚍𝚎 πšŠπšπš•πš˜πš–πšŽπš›πšŠπšŒπš’πš˜πš—πšŽπšœ πšŽπš— πš‚πšŽπš–πšŠπš—πšŠ πš‚πšŠπš—πšπšŠ 𝚜𝚎 πšŸπšŽπš›Γ‘πš— πšŽπš— πš•πš˜πšœ πš™πš›Γ³πš‘πš’πš–πš˜πšœ 𝚍í𝚊𝚜, πšπš’πšŒπšŽπš— πšŽπš‘πš™πšŽπš›πšπš˜πšœ…

Expertos aseguran que en las siguientes semanas habrΓ‘ un β€œaumento crΓ­tico” en el nΓΊmero de casos y hospitalizaciones, debido a las actividades masivas de Semana Santa.

Por José Pablo Del Águila

Playas en Guatemala Semana SantaCientos de personas acudieron a las playas durante Semana Santa. En la fotografΓ­a se aprecia la playa de Champerico, en Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Victoria Ruiz)

πŸ…Ÿor tercera vez consecutiva, el semΓ‘foro de coronavirus muestra unΒ aumento de los municipios con alerta roja. Esta tendencia de incremento de casos de coronavirus iniciΓ³ desde antes de Semana Santa, pero la situaciΓ³n podrΓ­a agravarse tras las aglomeraciones ocurridas en la ΓΊltima semana.

La ΓΊltima actualizaciΓ³n del semΓ‘foro, que abarca del 19 de marzo al 1 de abril, refleja 110 municipios en rojo. Este nΓΊmero se ha incrementado de forma consecutiva desde la actualizaciΓ³n del 6 de marzo, cuando se reportaban 68 municipios en rojo.

Alicia Chang, infectΓ³loga de la AsociaciΓ³n Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas (Agei), enfatiza que el incremento de casos se empezΓ³ observar dΓ­as antes de las vacaciones de Semana Santa. β€œHay una transmisiΓ³n diseminada del virus. Esto ya se veΓ­a ven porque las personas abandonaron las medidas de precauciΓ³n”, explica la salubrista.

Chang considera que a finales de esta semana y en el transcurso de la siguiente podrΓ­a reflejarse un aumento crΓ­tico en el nΓΊmero de casos y, por ende, en el nΓΊmero de fallecidos.

β€œDe aquΓ­ a un par de semanas, las personas que regresan de Semana Santa y se hayan contagiado desarrollarΓ‘n sΓ­ntomas. En las siguientes semanas veremos un aumento crΓ­tico en el nΓΊmero de casos y hospitalizaciones que es una consecuencia natural de las aglomeraciones”, dijo Chang.

Durante la semana pasada se observaron eventos masivos y aglomeraciones en las playas del paΓ­s.  En TotonicapΓ‘n, por ejemplo, las autoridades municipales anunciaron que suspenderΓ­an la tradicional pelea de Chivarreto, pero un grupo de vecinos organizΓ³ su propia ronda de peleas mientras la policΓ­a no los observaba y sin el consentimiento de las autoridades comunitarias.

Por su parte, Karin Slowing, experta en salud pΓΊblica, seΓ±ala que desde antes de Semana Santa hubo varios dΓ­as consecutivos donde habΓ­an mΓ‘s de 900 casos diarios, con un Γ­ndice de positividad que tendΓ­a a incrementar. De tal cuenta, es previsible que muchas personas infectadas hayan salido de vacaciones y hayan transmitido de forma masiva el virus.

Asimismo, Slowing dijo que el Ministerio de Salud desde hace varios dΓ­as debiΓ³ incrementar la cantidad de camas, cuya reserva se empezΓ³ a disminuir a partir de diciembre.

β€œCuando los porcentajes de ocupaciΓ³n estΓ‘n arriba del 85 por ciento, el Ministerio de Salud tiene que ver cΓ³mo incrementa la disponibilidad de camas. No se debe esperar a tener ocupaciones de 130 por ciento porque entonces no puede satisfacer la demanda o lo harΓ‘ sacrificando otros servicios de salud”, afirma la experta.

Crisis de vacunaciΓ³n

Desde el MiΓ©rcoles Santo, adultos mayores de 70 aΓ±os se acercaron a los puestos de vacunaciΓ³n en la capital y realizaron largas filas por lapsos de hasta ocho horas, segΓΊn las denuncias en redes sociales.

El jueves, ante la continua llegada de mΓ‘s adultos mayores, el MSPAS publicΓ³ un comunicado en el que aseguraba que la fase dos del plan de vacunaciΓ³n, donde se encuentran los adultos mayores, no ha comenzado oficialmente, pero que de igual manera se accediΓ³ a vacunar a la poblaciΓ³n clave.

Chang, de la Agei, considera que el caos generado refleja la poca experiencia que tiene la cartera de salud vacunando a personas adultas. Si bien sΓ­ cuenta con experiencia vacunando a la niΓ±ez, las necesidades de las personas mayores son distintas.

β€œEsas personas (mayores de 70 aΓ±os) tienen necesidades diferentes. Un niΓ±o llega al puesto de vacunaciΓ³n con su mamΓ‘, pero cuando se trata de adultos vemos que muchos de ellos llegan en sillas de ruedas y no pueden estar parados mucho tiempo. TambiΓ©n necesitan usar el baΓ±o porque suelen tener problemas con el tracto urinario. Las personas no sabΓ­an que iban a esperar mucho tiempo, posiblemente muchas de ellas ni sus medicinas llevaron”, dijo Chang.

PRENSA LIBRE

CategorΓ­as:LA NOTA CHAPINA