LA NOTA ECONÓMICA

𝟷 𝚊ñ𝚘 𝚍𝚎 𝚌𝚘𝚛𝚘𝚗𝚊𝚟𝚒𝚛𝚞𝚜: 𝙰𝚋𝚛𝚒ó 𝚎𝚕 𝚊𝚎𝚛𝚘𝚙𝚞𝚎𝚛𝚝𝚘, 𝚙𝚎𝚛𝚘 𝚕𝚊 𝚌𝚘𝚗𝚎𝚌𝚝𝚒𝚟𝚒𝚍𝚊𝚍 𝚊𝚎́𝚛𝚎𝚊 𝚜𝚒𝚐𝚞𝚎 𝚛𝚘𝚝𝚊

A la fecha, la industria aérea ha reflejado una drástica caída desde marzo del 2020, por esa decisión, y de la cual tarda en levantarse.

Por Rosa María Bolaños

Del 17 de marzo al 17 de septiembre del 2020 estuvo cerrado el Aeropuerto La Aurora para vuelos comerciales de pasajeros. Solo operaba de carga o los denominados humanitarios. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).Del 17 de marzo al 17 de septiembre del 2020 estuvo cerrado el Aeropuerto La Aurora para vuelos comerciales de pasajeros. Solo operaba de carga o los denominados humanitarios. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

🅓ebido a la expansión del coronavirus en el mundo, y para evitar contagios en el país, el gobierno anunció la restricción de ingreso de pasajeros desde toda Europa el 11 de marzo del 2020, aunque horas después estableció que esta se aplicaba a pasajeros desde España, Alemania, Italia, Corea, China Irán y Francia.

 

Iberia fue la primera línea aérea que suspendió sus vuelos a Guatemala temporalmente a partir del 12 de ese mes, debido a esas restricciones, seguida de tres líneas estadounidenses que anunciaron el 15, la suspensión de sus vuelos a partir del 17 de marzo.

Sin embargo, aumentando las medidas contra el covid-19 el gobierno cerró las fronteras terrestres y prohibió vuelos a partir del 17 de ese mes.

Tras caer casi 92.7% en el punto más grave de la pandemia, Centroamérica evidenció un decrecimiento del 60% en el número de vuelos en el cierre del 2020 comparado con el 2019, según datos de IATA.

Conectividad rota

La conectividad en el país pasó de 44 a 5 vuelos al día y aún no se ha recuperado totalmente.

Antes de la pandemia Guatemala tenía 43 o 44 vuelos diarios, según datos de Agla y del Inguat. Durante las restricciones estuvieron volando algunas aerolíneas, pero solo los denominados vuelos humanitarios o de rescate cuando las personas deseaban regresar a Estados Unidos o viajar por alguna emergencia.

El aeropuerto La Aurora operó solo al 25% de su capacidad, principalmente para vuelos de carga, durante seis meses. Y el número de viajeros pasó de 130 mil en enero a 54 mil en marzo, y 701 en abril. Entre mayo y agosto estuvo entre 900 y mil 700 al mes, refiere información del Instituto Guatemalteco de Migración (IGM).

En medio de confusión y expectativa, y cambios de última hora en los protocolos para viajeros, se abrió el Aeropuerto La Aurora ese día, pero se inició la conectividad solo con 5 vuelos diarios.

El número de vuelos y de pasajeros empezó a subir de forma paulatina cada mes. En diciembre se registró el número más alto de ingresos de pasajeros con 69 mil 240, la cifra más alta después de la reapertura, aunque en enero y febrero del 2021 volvió a bajar, según el IGM. Respecto a egresos hubo 43 mil 042 en diciembre, mientras que en enero hubo 56 mil 994 viajeros, pero en febrero bajó en alrededor de 20 mil 300.

Recuperación tarda en llegar

Motty Rodas, directora ejecutiva de la Asociación Guatemalteca de Líneas Aéreas (Agla) dijo que luego del cierre y reapertura del aeropuerto, en los mejores momentos se ha llegado a tener 25 vuelos al día, pero febrero volvió a bajar y lo que se proyecta para marzo es bastante bajo a pesar que a finales de este mes es la Semana Santa.

La cancelación de actividades como las procesiones, las restricciones que aún hay y el temor de las personas para viajar influyen en ese panorama no muy alentador.

“Las condiciones aún no han hecho que las líneas aéreas empiecen el camino de la recuperación, algunas compañías han sumado frecuencias para motivar al mercado, pero no significa que sus vuelos hayan sido rentables”, agregó Rodas al comentar que una aerolínea les indicó que el incremento de pasajeros ha sido del 1%, respecto de septiembre, cuando se reabrió el aeropuerto.

Hablar de 18 a 20 vuelos al día en los últimos dos meses, es bastante bajo en comparación con el 2019, además el 2020 venía en pleno crecimiento, pero se perdieron esas posibilidades, añadió la ejecutiva.

“No sabemos cómo va a estar abril, la primera semana es Semana Santa, pero no creemos que vaya a levantar mucho”, expresó al comentar que regularmente para la promoción en el extranjero una de las atracciones más fuertes son las procesiones, que han quedado suspendidas por segundo año consecutivo.

“Hay otras actividades para esta época, se necesita una promoción fuerte enfocada en esas actividades adicionales, promover la seguridad del país para que el turista sepa que vienen a un país que cumple con las medidas que establece la OMS y puedan estar tranquilos”, dijo Rodas.

En Guatemala operaban 11 aerolíneas comerciales, solo 10 de ellas retomaron sus vuelos:

  • Aeroméxico
  • American Airlines
  • Avianca
  • Copa Airlines
  • Delta Airlines
  • Iberia
  • Spirit
  • TAG
  • United Airlines
  • Volaris

Interjet no ha retomado sus vuelos, mientras que las autoridades han anunciado que en abril del 2021 iniciarán sus operaciones en el país las compañías Frontier y JetBlue con vuelos desde Estados Unidos.

Rodas dijo que las líneas aéreas mantienen suspensión de contratos o reducción de planilla respecto de las condiciones de la prepandemia, aunque no sabe con exactitud cuántos empleos se perdieron, mencionó que dos aerolíneas les dieron a conocer que cancelaron o suspendieron a 40% de su personal.

Restricciones para viajeros

Las restricciones para viajeros e indicaciones para que las aerolíneas aéreas cumplan han sido cambiadas constantemente.

La posibilidad de reapertura de los aeropuertos se aplazó tres veces, luego se anunció que sería el 18 de septiembre, sin embargo, la incertidumbre aún imperaba no solo por las fechas, sino que hasta un día antes se dieron a conocer los protocolos y requisitos de ingreso y esa misma noche las volvieron a cambiar.

Se estableció que ningún viajero podía ingresar al país si no traía el resultado de la prueba PCR negativo de covid-19, efectuada no más de 72 horas previas al vuelo. Además del distanciamiento, uso de mascarilla, e identificar casos sospechosos (igual o mayor a 38°C o sintomáticos respiratorios), entre otros detalles. Una semana después se agregó la posibilidad de presentar pruebas de antígeno efectuada hasta con el mismo plazo máximo de la PCR.

Las compañías aéreas y turísticas pedían que se eliminara el requisito de las pruebas ya que generaba más costos a los pasajeros y había laboratorios que no entregaban a tiempo los resultados.


El Ministerio de Salud adecuó su centro de salud para hacer pruebas a quienes no las presentaban, se tenían duda, o presentaban algún síntomas. A inicios de enero, la DGAC firmó contrato con el laboratorio privado San Lorenzo el cual ofrece el servicio para realizarse las pruebas en el Aeropuerto La Aurora.

Luego de varios cambios en el transcurso de los meses, en febrero se estableció que quienes ya tuvieran las dos dosis de vacuna contra el covid-19, un certificado médico de estar sano luego de haber padecido la enfermedad, o no trajera su prueba, debe tomársele una prueba en el centro de salud del Ministerio o en el laboratorio privado.

IATA y Agla han pedido que el personal de líneas aéreas sean considerados dentro de las fases de vacunación que han establecido por sectores prioritarios debido a los servicios que prestan.

Además, Rodas indico que trasladaron al Ministerio de Salud, una consulta acerca de casos como los pasajeros de negocios o personal de las líneas aéreas cuyos viajes son de un día, para que se les pueda aceptar la misma prueba PCR  o antígeno que presentaron para salir del país, debido a que el plazo entre un viaje y otro no supera 72 horas, si embargo a la fecha no han respondido.

El panorama según IATA

Para el 2021, en Centroamérica se espera un incremento en la demanda cercana al 28% en relación con el crecimiento del año pasado y también se estima un incremento en la demanda en Guatemala superior al evidenciado en la región, ubicándose cerca al 30%, refirió recientemente David Hernández, Gerente de Área para Centroamérica, Ecuador y Venezuela en IATA.

El impacto a nivel mundial ha sido devastador, agregó Hernández. En el 2019 la industria aérea aportaba en Latinoamérica alrededor de US$156 mil millones al PIB de esta región, generando alrededor de 7.2 millones de empleos, pero debido a la crisis, en el 2020 se estima que la región perdió alrededor de US$98 mil millones de contribución al PIB, y se puso en riesgo unos 4.1 millones de empleos.

En cifras:

  • Según datos de IATA, la industria genera US$1 mil 100 millones para el PIB de Guatemala, y ahora el sector dejarán de aportar US$600 millones.
  • La caía del sector en Guatemala es de alrededor del 60% y durante los meses de cierre de aeropuertos solo operaron el 6% de vuelos, con los vuelos humanitarios.
  • IATA reporta que la conectividad aérea genera un derrame de US$777 millones sobre el sector turismo.
  • Además, genera unos 75 mil 900 empleos en el país, de los cuales 16 mil 400 son directos a la industria y 59 mil 500 al sector turismo, sin embargo, con el impacto actual se estima que hay 43 mil 170 puestos de trabajo en riesgo, agregó.

Cuándo y cómo sería la recuperación

Las estimaciones de recuperación en los países de la región Latinoamericana han variado a medida que evoluciona la pandemia, añade el directivo de IATA. Comentó que existe un alto riesgo de incertidumbre relacionado con el comportamiento del virus, las decisiones gubernamentales, la disponibilidad de las vacunas, y otras variables que pueden afectar significativamente los pronósticos. Y, por ello existe un rango de incertidumbre en los pronósticos dependiendo de los escenarios, tanto positivos como negativos.

El escenario base estima que los niveles de tráfico de 2019 no se alcanzarán hasta 2024, sin embargo, la recuperación podría ser más rápida o lenta dependiendo del desarrollo de la crisis, por lo tanto, el resultado del 2021 para la industria dependerá significativamente del desempeño de la economía, los procesos de vacunación en los diferentes países y las restricciones de movilidad impuestas por los gobiernos, dijo el directivo de IATA para la región.

La recuperación de la industria a nivel mundial se estancó durante los últimos meses del año principalmente debido al cierre de los mercados europeos tras el verano. Sin embargo, algunos mercados de la región como Brasil y México no detuvieron sus operaciones, y posteriormente entre junio y septiembre, países como Ecuador, Perú y Colombia abrieron sus mercados; estos últimos evidenciaron un crecimiento rápido y significativo.

La región ha experimentado la tendencia internacional en la cual la recuperación es liderada por los mercados domésticos, razón por la cual países que cuentan con mercados domésticos grandes y desarrollados, muestran un proceso de recuperación más acelerado al no depender únicamente del tráfico internacional.

Por su lado, los países de Centroamérica han tenido un crecimiento sostenido desde la apertura de los mercados hacia los meses de agosto y septiembre, liderados principalmente por Guatemala y El Salvador, los cuales habían logrado para diciembre de 2020 recuperar cerca del 60% de los vuelos de 2019, explicó Hernández.

PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA ECONÓMICA