LA NOTA CHAPINA

𝚃𝚂𝙴 𝚙𝚊𝚐𝚊 𝚍𝚒𝚎𝚝𝚊𝚜 𝚍𝚎 𝚀𝟷,𝟶𝟶𝟶 𝚊 𝚍𝚎𝚕𝚎𝚐𝚊𝚍𝚘𝚜 𝚍𝚎 𝚙𝚊𝚛𝚝𝚒𝚍𝚘𝚜 𝚙𝚘𝚛 𝚛𝚎𝚞𝚗𝚒𝚘𝚗𝚎𝚜 𝚟𝚒𝚛𝚝𝚞𝚊𝚕𝚎𝚜

Por: Ferdy Montepeque/elPeriódico 

🅔l Tribunal aprobó un acuerdo el año pasado, con el que incrementó de Q150 a Q1,000 las dietas para los representantes de partidos políticos.

foto-articulo-Nacionales

“El alto costo de la vida”, ese es el principal argumento por el que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) autorizó, desde junio del año pasado, pagar Q1,000 a los representantes de los 20 partidos políticos en concepto de dietas por cada sesión con los magistrados del Tribunal. El pago de las retribuciones se autorizó, a pesar de que varios de los delegados de partidos a la vez son diputados o asesores en el Congreso, donde a estos últimos les pagan no menos de Q18 mil mensuales por sus servicios.

Las nuevas dietas para los fiscales de organizaciones políticas se aprobaron con el Acuerdo 216-2020 aprobado el 10 de junio del año pasado. El documento refiere que en 2008 se acordó pagar Q150 a cada comisionado, pero la actual magistratura del TSE decidió ampliar a Q1,000 las dietas tras una petición hecha por los representantes en la sesión del 26 de marzo de 2020.

Pedro Pablo Catalán Montúfar, representante del partido Avanza, es uno de los delegados que se reúnen con los magistrados del Tribunal (por lo general cada mes) para abordar asuntos administrativos de las organizaciones.

Catalán indicó que el pago de dietas es “justo” porque los fiscales incurren en gastos como parqueo y comida al momento de acudir a la sede del TSE. Sin embargo, admitió que debido a la pandemia del COVID-19, las reuniones se han celebrado vía electrónica, por las que él ha cobrado la misma cantidad. El partido Avanza fue cancelado por no alcanzar el mínimo de votos en los comicios de 2019, pero un amparo que el mismo órgano electoral no ha resuelto, mantiene con vida a esa organización.

Ligia Hernández, diputada y representante ante el TSE del Partido Semilla, dijo que hasta la semana pasada se enteró que el Tribunal aumentó las dietas, a pesar de que a los partidos se les notifican cuando se aprueban los acuerdos.

Hernández aseguró que no ha cobrado esa cantidad en dietas porque con los actuales magistrados solo se ha celebrado una sesión presencial y todas las demás han sido virtuales. La legisladora dijo que el incremento es innecesario, pero no precisó si pedirá que se deje sin efecto.

El caso de Sabrina Véliz

Sabrina María Véliz Castañeda es una de las representantes que recibe dietas del TSE, a pesar de contar con otros cargos en el Estado. Hasta el año pasado el Congreso le pagaba Q18 mil mensuales por una asesoría al bloque Prosperidad Ciudadana (PC) y al mismo tiempo contaba con un contrato de Q15 mil al mes en el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh). Las contrataciones de este año aún no han sido actualizadas.

Véliz, además, recibe Q3 mil por cada sesión semanal que sostiene en el Consejo Consultivo del Registro Nacional de las Personas (Renap) como representante de los secretarios generales de los partidos políticos. Véliz junto con el diputado Jorge García fue denunciada en 2020 por abuso de autoridad, asociación ilícita, fraude y tráfico de influencias, por supuestamente operar para obtener contratos por Q22 millones en el Insivumeh, a favor de Outsourcing Total, S.A.

El diputado Rudy González, de la bancada Viva, indicó que el año pasado recibió dos dietas de Q1,000 en el TSE, pero que este año cedió la representación del partido a otro integrante. González indicó que desconoce si Viva impugnará el acuerdo que aumenta las dietas.

“Está en ley”

El Departamento de Comunicación del TSE indicó que el aumento a las dietas que reciben los representantes de los partidos políticos está contemplado en la Ley Electoral y que desde que se aprobó el incremento, el Tribunal ha celebrado siete sesiones, entre estas algunas por videoconferencias. El órgano electoral informó que todos los fiscales han recibido el pago de las dietas. Manfredo Marroquín, consultor sobre transparencia, señaló que esta es una forma de “despilfarrar” los recursos públicos, porque los partidos ya reciben financiamiento estatal.

EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA