LA NOTA CHAPINA

𝙲ó𝚖𝚘 𝚕𝚘𝚜 𝚌𝚊𝚖𝚋𝚒𝚘𝚜 𝚎𝚗 𝚕𝚊 𝙿𝙽𝙲 𝚌𝚛𝚎𝚊𝚛 𝚒𝚗𝚎𝚜𝚝𝚊𝚋𝚒𝚕𝚒𝚍𝚊𝚍 𝚎𝚗 𝚜𝚎𝚐𝚞𝚛𝚒𝚍𝚊𝚍 𝚌𝚒𝚞𝚍𝚊𝚍𝚊𝚗𝚊

Aún no nombran a funcionario en Antinarcóticos, las autoridades aseguran que aún analizan quién podría asumir el cargo en SGAIA.

Por Katerin Chumil

Analistas consideran que no se valoran los esfuerzos que efectúan los PNC para profesionalizarse. Foto Prensa Libre: Juan Diego González. Analistas consideran que no se valoran los esfuerzos que efectúan los PNC para profesionalizarse. Foto Prensa Libre: Juan Diego González.

🅛os cambios en la cúpula de la Policía Nacional Civil (PNC) no se detienen. Ocurrieron con frecuencia durante el gobierno de Jimmy Morales, y de enero a la fecha se removió a cuatro de los nueve subdirectores sin que la institución o la cartera de Gobernación explicaran las razones.

Estos son: Érick Tórtola, exsubdirector de Operaciones; Emerson Juc Mox, exjefe de la Subdirección General de Apoyo y Logística (SGAL); Ronaldo García, exsubdirector de Tecnología, y Yotzaida García Estacuy, exjefa de la Subdirección General de Análisis de Información Antinarcótica (SGAIA).

Los cuatro altos mandos tienen en común que fueron restituidos por orden del presidente Alejandro Giammattei, tras haber sido cesados por el exministro Enrique Degenhart.

La PNC tiene nueve subdirecciones, las cuales están a cargo de diferentes divisiones o secretarías técnicas como Investigación Criminal, la Policía Internacional y Departamento de Asuntos Administrativos, entre otros.

A la Subdirección General de Operaciones le corresponden las fuerzas especiales. La SGAL tiene bajo su mando el departamento de material y equipo de defensa.  La Subdirección de Tecnología de la Información y Comunicación está a cargo de operaciones de seguridad informática, entre otras unidades.

Por otro lado, la SGAIA comanda la fuerza de tarea de interdicción, aérea antinarcótica y antiterrorismo; el centro de información conjunta antidrogas del país, la Escuela Centroamericana de entrenamiento canino y la unidad de planificación y administración financiera.

Jorge Aguilar, portavoz de la PNC, informó que el comisario Néstor Diéguez es el nuevo jefe de Operaciones, Marlon Cardona  el nuevo subdirector de Apoyo y Logística, y Henry Arody López Fuentes el subdirector interino de Tecnología. Las autoridades continúan analizando quién podría ocupar la jefatura de SGAIA.

Impactos

Carlos Menocal, exministro de Gobernación, considera que la destitución de los cuatro ex altos mandos policiales, después de poco más de un año de haber sido restituidos, demuestra ausencia de un plan estratégico del gobierno de Giammattei, lo cual lleva a suponer que se está acomodando a jefes y subjefes en la PNC “por capricho”.

Organizaciones civiles señalan que estos exfuncionarios fueron removidos porque no se alinearon para entorpecer el trabajo que efectúa el Ministerio Público, pese a que  son conocidos por su nivel académico y experiencia en seguridad ciudadana.

Menocal advierte que los constantes cambios en los altos mandos de la PNC generan inestabilidad y afectan la seguridad ciudadana, porque el próximo funcionario, al desconocer cuánto tiempo permanecerá en el cargo, evitará asumir grandes responsabilidades.

Agrega que la profesionalización de un comisario lleva cinco años, por lo que estos cambios demuestran que no se valoran los esfuerzos de los oficiales y se pierden elementos valiosos con sólidos conocimientos en investigación criminal, que mantienen buenas relaciones  con agencias antinarcóticas y de seguridad internacionales y gozan de su confianza.

Otros cambios

En enero, la página web de la Secretaría General  publicó el nombramiento de Walter Alexander Levy Herrera como secretario de Inteligencia Estratégica del Estado, en sustitución de Marco Aurelio Pineda, y en febrero se juramentó a Héctor Ernesto Orellana García como coordinador de la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad.

En seguridad ciudadana, el Ministerio de Gobernación es de las carteras que más movimientos llevó a cabo durante el primer año del actual mandato.

Carmen Rosa de León, directora del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible, expresó que la desarticulación de la PNC durante la gestión de  Degenhart continúa en este gobierno, pese a que a  inicios del 2020 se pensó que con la decisión de restituir a los altos mandos citados se recuperaría la parte doctrinaria y el liderazgo de las fuerzas de seguridad.

Sin embargo, dice que cuando Gendri Reyes era viceministro de Seguridad se notó que se dedicó a socavar la confianza en el mando oficial hasta que lograron sacar a algunos, como al exdirector Ervin Mayén y el exdirector adjunto, Rony Espinoza.

“Ahora sacaron a los últimos del mando policial el cual tenía una trayectoria profesional y que se había logrado restituir al inicio de este gobierno. Aunado que hemos visto el deterioro de la Policía, de la academia, de la formación profesional de los policías, eso se evidenció en las manifestaciones de noviembre cuando no se siguieron los protocolos de manifestaciones”, puntualiza.

En diciembre pasado, el congresista estadounidense, Eliot L. Engel, presentó el informe de la Comisión de Política de Drogas del Hemisferio Occidental (WHDPC), en el cual se aborda la situación de Guatemala, El Salvador y Honduras.

En el reporte se resalta que el país ha avanzado en el fortalecimiento de la PNC y del sistema penal, pero aún persisten dudas sobre el compromiso que tienen los líderes de la élite política con un verdadero cambio. Destaca también los policías graduados en los últimos años están mejor formados y capacitados, además, tienen un mayor respeto para que se aplique la Ley, comparado con los agentes que iniciaron su carrera hace más de 25 años.

PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA