LA NOTA CHAPINA

𝙿𝚛𝚞𝚎𝚋𝚊𝚜 𝚎𝚗 𝚕𝚊𝚋𝚘𝚛𝚊𝚝𝚘𝚛𝚒𝚘𝚜 𝚙𝚛𝚒𝚟𝚊𝚍𝚘𝚜 𝚜𝚒𝚐𝚞𝚎𝚗 𝚜𝚒𝚗 𝚌𝚘𝚗𝚝𝚛𝚘𝚕 𝚍𝚎 𝚂𝚊𝚕𝚞𝚍…

…¿Por eso es que las autoridades manipulan las cifras al antojo del CACIF?

El 11 de marzo se cumple un año de que el brote del nuevo coronavirus fue declarado pandemia.

Por Mariajosé España

El MSPAS dice que no puede asegurar que todos los laboratorios privados estén reportando las pruebas de diagnóstico que realizan. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila)
Fotografia. Erick Avila:       05/02/2021El MSPAS dice que no puede asegurar que todos los laboratorios privados estén reportando las pruebas de diagnóstico que realizan. (Foto Prensa Libre: Erick Ávila) Fotografia. Erick Avila

🅔l 13 de marzo también se cumplirán 12 meses de que el covid-19 ingresó a Guatemala; sin embargo, las autoridades de Salud siguen sin tener un control del registro de pruebas que practican los hospitales y laboratorios privados.

El Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud señala que esto se debe a la falta de reportes en los casos de fallecidos por la enfermedad.

Según la cartera de Salud, se cambió la forma en que se registran las pruebas de diagnóstico por la brecha que existía en el reporte de los casos. Los datos se recolectaban antes a través del sistema informático de EpiWeb, y desde el 14 de septiembre del 2020 se cuenta con la plataforma de Sicovid.

Actualmente, el 37% de las pruebas en Guatemala se efectúan en el sector privado, y el 90% de los resultados se registran 24 horas después, indica Salud.

El número de pruebas que llevan a cabo los centros privados bajó, ya que en septiembre del 2020 se sabía que el 41% de los diagnósticos correspondían a este sector.

No obstante, la cartera reconoce que por el momento “es imposible determinar si toda la producción de pruebas covid-19 de los laboratorios privados acreditados son ingresadas al sistema”.

En torno a cómo puede verificar que todas las clínicas cumplen con los procesos de trasladar la información a tiempo, el ministerio dice que para ello se debe recurrir a auditorías legales.

La consecuencia de estas imprecisiones es que no estarían reportando los fallecidos por covid-19, una situación que ha sido detectada desde hace varias semanas.

Según se puede observar en la actualización de la información del tablero covid, los decesos que se reportan a diario no corresponden a los datos de las últimas 24 horas.

Dicha situación ocurre porque cuando una persona con síntomas de coronavirus fallece en un hospital público, la confirmación depende de que se haya practicado la prueba, pero si lo hizo en un laboratorio privado no se tiene el dato.

Los hospitales y laboratorios privados que practiquen este tipo de diagnóstico tienen la obligación de acreditarse en el Departamento de Regulación y Acreditación y Control de Establecimientos (Draces) para tener acceso al Sicovid, pero hay varios que no cumplen con este trámite. A ello se suma que otros   no registran las pruebas que dan negativo.

Más de antígeno

Los datos de Salud refieren que las pruebas que se realizan en el sector privado tienen un 18% de positividad, y según el Laboratorio de Datos el 63% son de antígeno.

“Me parece extraño que la positividad sea tan alta, porque en las clínicas privadas hacen más pruebas de antígeno y estas arrojan falsos negativos, pero también puede ser porque la gente que acude a estos lugares creen que están infectados porque tuvieron contacto con positivos o algunos   síntomas”, expuso Óscar Chávez, del Laboratorio de Datos.

El problema en el registro de los casos se ha venido arrastrando desde el inicio de la pandemia, hace 11 meses, señala.

“Si ellos dicen que deben hacer una auditoría legal, ¿por qué no la hacen? El Ministerio de Salud tiene la potestad para exigir a los laboratorios que reporten todas las pruebas que realicen. Además, también deben mejorar el proceso”, enfatizó.

El registro preciso de los casos, el desabastecimiento en medicamentos, la falta de personal y el incumplimiento de los pagos al personal salubrista son parte de los problemas que se reclaman al ministerio y que este no ha logrado solventar, añade Zulma Calderón, de la Defensoría de Salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

“Todas estas situaciones anómalas se dan porque el Ministerio de Salud, ni hoy ni nunca, ha tenido líneas de control de monitoreo y supervisión en ningún nivel”, subraya Calderón.

La defensora explicó que el problema en el registro de datos no ha sido solo con la pandemia, sino que esta falta de control se ha observado con otras enfermedades.

PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA