LA NOTA CHAPINA

¿𝙳𝚎𝚜𝚙𝚎𝚛𝚝𝚘́ 𝙶𝚞𝚊𝚝𝚎𝚕? 𝙾𝚙𝚎𝚛𝚊𝚍𝚘𝚛 𝚎𝚜𝚝𝚊𝚝𝚊𝚕 𝚋𝚞𝚜𝚌𝚊 𝚀𝟼𝟶 𝚖𝚒𝚕𝚕𝚘𝚗𝚎𝚜 𝚙𝚊𝚛𝚊 𝚊𝚖𝚋𝚒𝚌𝚒𝚘𝚜𝚘 𝚊𝚗𝚒𝚕𝚕𝚘 𝚒𝚗𝚊𝚕á𝚖𝚋𝚛𝚒𝚌𝚘

🅛a Empresa Guatemalteca de Telecomunicaciones (Guatel), busca una capitalización de al menos Q60 millones para ampliar los servicios de suministro de internet a las entidades públicas, con la justificación de generar un autosostenimiento financiero.

Por Urías Gamaro

Al final de la avenida Bolívar y 40 calle zona 3 está ubicada una torre de Guatel. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila) Al final de la avenida Bolívar y 40 calle zona 3 está ubicada una torre de Guatel. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

El giro de negocio de la empresa estatal es ser el proveedor de los servicios de internet y transmisión de datos a las instituciones públicas y, más adelante, operar un datacenter -centro de almacenamiento de datos- para el sector público.

Sin embargo, expertos en la industria dudan sobre sus capacidades técnico-administrativas para poder enfrentar estos nuevos lineamientos de prestación.

Solicitud de inyección

Guatel genera fondos privativos por los servicios que presta en la actualidad a varias instituciones estatales de internet, pero pretende activar un circuito de enlaces de punto a punto –conocido como enlaces de datos para ampliar la cobertura en la provincia–, y así lograr su expansión a más instituciones.

La empresa pública de telecomunicaciones busca una inyección de unos Q60 millones para poner a funcionar los proyectos, requerimiento que se realizó al Ministerio de Finanzas.

El primer tramo se destinará para el remozamiento de infraestructura ya existente por Q30 millones, y el segundo, para la construcción de un anillo de fibra en el área metropolitana con una estimación de inversión similar.

Programa de reactivación

Víctor Manuel Esquivel Figueroa, gerente de Guatel, argumentó que la entidad es propietaria de 37 torres de transmisión a nivel nacional, de las cuales no cuentan con el mantenimiento desde hace dos décadas, por lo que requieren hacer una inversión para volver a reactivar.

Desde su óptica, uno de los objetivos es permitir el crecimiento de la red para la prestación de los servicios de internet y transmisión a otras instituciones que requieren los servicios de radiocomunicación y que son a los usuarios a los cuales se les pretende llegar con el pago de una renta.

El directivo explicó que esas torres se utilizarían para brindar un espacio compartido para los ministerios de Gobernación, y de la Defensa para sus sistemas internos de radiocomunicación –repetidoras–, así como a la Radio Nacional TGW, adscrita al Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV).https://00fc03d8b424c34058720147c3979ff8.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

También crearían un anillo inalámbrico para enviar señal de internet, telefonía y otros servicios.

Las torres conforman un anillo que inicia desde El Trébol –zona 8 de la capital–, hacia la parte suroccidente hasta Huehuetenango, regresando a Ixcán, Quiché, y subiendo a Sayaxché, Petén.

Estaría pendiente la conexión de Petén con el oriente donde no existen infraestructura, para cerrar la conexión.

“El remozamiento de las torres necesita Q30 millones, las cuales serán autosostenibles financieramente con la renta que se realice a otras entidades públicas”, enfatizó Esquivel al consultarle sobre la viabilidad y el retorno financiero de la inversión como fondo extraordinario por el Gobierno Central.

Explicó que los trabajos consistirán en el análisis estructural como la fuerza energía y protección eléctrica -calibraciones-; seguridad perimetral como muros y herrería, y el tercero un circuito eléctrico de la instalación como sistema de tierra, baliza, y pintura.

Guatel brinda servicio de internet a los hospitales covid-19 y a otras dependencias estatales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Proyecto maestro

El otro plan contempla la construcción de un anillo de fibra metropolitana, a la cual se le denomina la Red de Gobierno, para brindar todos los servicios gubernamentales de internet y datos. En la actualidad, según el funcionario, Guatel carece de esa infraestructura.

La idea es ampliar a los sistemas de videoconferencias privadas, telefonía privada dentro de la red cifrada de gobierno para gobierno, así como transporte para la creación de un data center -centro de almacenamiento de datos- estatal.

Con esa infraestructura, se brindará el servicio a las escuelas y centros de salud del área metropolitana, y contar con la infraestructura para el Ministerio de Gobernación para colocar sus cámaras de seguridad de monitoreo.

En una escuela de la zona 3, por ejemplo, opera un modelo de servicio de internet, señal inalámbrica con control de contenidos priorizando los contenidos de la biblioteca virtual del Ministerio de Educación, y un sistema de administración de escritorios en una misma plataforma, y que el maestro controle lo que trabaja el estudiante y su contenido.

En el futuro, se enlazaría con las plataformas con el Ministerio Público y de Gobernación, y con el Ministerio de Desarrollo Social.

Un operador “dormido”

Ricardo Flores, experto en telecomunicaciones, expuso que el planteamiento de Guatel de ampliar operaciones y brindar servicios a entidades estales debe ser bien fundamentado para reactivarla y hacerla más competitiva.

Reconoció que el giro de negocio de Guatel “está dormido”, al no contar con un manejo comercial adecuado y movible.

Una ventaja es que le facilita hacer negocios de contratos, por ser una empresa estatal con otras entidades públicas, y lo hace atractivo al evitarse trámites en Guatecompras, y uno de los mejores clientes dentro del mercado de la telefonía es el mismo Estado con las empresas que prestan el servicio.

Consideró que las mismas ganancias que se generen puedan ser invertidas en el desarrollo tecnológico, e incluso de hablar una tarifa social, en cuanto al servicio de telecomunicaciones que Guatel lo puede brindar o subsidio a los usuarios, con el fin de incentivar el uso de la tecnología.

“Para los operadores actualmente Guatel no es una competencia como tal, pero al momento de crear una red propia con un servicio propio, puede serlo. En el mercado siempre se ha vivido con un tercer operador”, agregó.

En ese sentido, Flores dijo que Guatel puede aplicar al modelo de alianza público-privado, como lo hace el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) que brinda servicios de telecomunicaciones, pero que es un ente estatal y que compite con otros operadores privados.

La cartera de clientes de Guatel que presta servicios de internet es a los ministerios de Salud Pública, entre estos los servicios de los hospitales covid-19 a nivel nacional, unas áreas del Ministerio de Gobernación; Ministerio de Agricultura en la sede central y departamental, Ministerio de Relaciones Exteriores, vicepresidencia de la República, Secretaria de Asuntos Administrativos y de Seguridad y la Dirección General de Correos y Telégrafos.

Con el Ministerio de Cultura y Deportes, se brindará el servicio a los Parques Nacionales.

“Que no sea para hacer negocios”

Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana (AC), calificó que el proyecto puede ser positivo, pero a la vez puede generar dudas por la baja credibilidad del Ejecutivo, sobre todo por el manejo de la crisis sanitaria.

En el primer aspecto, consideró que es necesario invertir en empresas públicas como producto del proceso de privatización por las autoridades de Gobierno de 1995, pero se debe invertir en los temas de telecomunicaciones y poder coadyuvar al cierre de la brecha digital que persiste, y ahora con la pandemia afectó mucho el tema educativo por la falta conexión de internet y una buena parte de la población estudiante no cuenta con un acceso.

Desde esa óptica es positivo de continuar con el desarrollo y la tecnología, señaló.

Advirtió de que hay que tener cuidado en este tipo de proyectos, que no sean casuísticos, y deben contar coordinación con otras entidades de Estado, incluso con entes privados que aplican estas tecnologías, y coordinación con municipalidades por el impacto que tendrá en los municipios vecinos.

“Lo importante es que no sean proyectos casuísticos para hacer negocios con recursos públicos, porque cuando los proyectos nacen de un día para otro, de eso se tratan”, aseveró.

En este caso, resaltó Flores, hay que darle el seguimiento desde que inició la iniciativa para que no tenga una connotación de intenciones de negocios, y la justificación es evidente, pero ve un problema de credibilidad en la administración del gobierno central.

La Empresa Guatemalteca de Telecomunicaciones (Guatel) busca ampliar la atención del suministro de internet y datos a entidades públicas como a la población estudiantil del Ministerio de Educación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA