LA NOTA ECONÓMICA

𝙾𝚙𝚊𝚌𝚒𝚍𝚊𝚍 𝚎𝚗 𝚙𝚛𝚎𝚜𝚞𝚙𝚞𝚎𝚜𝚝𝚘 𝚝𝚛𝚊𝚎𝚛á 𝚛𝚎𝚝𝚛𝚘𝚌𝚎𝚜𝚘𝚜 𝚎𝚗 𝚌𝚘𝚖𝚙𝚎𝚝𝚒𝚝𝚒𝚟𝚒𝚍𝚊𝚍 𝚢 𝚌𝚕𝚒𝚖𝚊 𝚍𝚎 𝚗𝚎𝚐𝚘𝚌𝚒𝚘𝚜

Por: Lorena Álvarez / elPeriódico 

El Ejecutivo ignoró las demandas sociales de transparencia y continúa prefiriendo renglones que no son prioritarios y han sido fuente de corrupción.

foto-articulo-Nacionales

🅛os índices internacionales de transparencia, presupuesto abierto, clima de negocios y la información que reciben los inversionistas se verán afectados por las incongruencias del Ejecutivo por mantener un techo de gasto de Q107.5 millardos y esperar una ejecución de Q94.3 millardos. 

“Pueden existir retrocesos fuertes en percepción de la corrupción, la transparencia presupuestaria y el clima para hacer negocios”, explicó Edie Cux, director ejecutivo de Acción Ciudadana (AC) que además ve la posibilidad de que las movilizaciones sociales resurjan debido a que “se quiere hacer una piñata con los recursos públicos”. 

No se tiene la mínima claridad de cuánto es el presupuesto que invierte el Estado y ese es un mensaje que tiene impacto en la competitividad y las inversiones, debido a que con la grave situación es difícil lograr la confianza para las inversiones que se quieren atraer, comentó el economista Juan José Narciso. 

El presidente Alejandro Giammattei dejó burlados a los centros de análisis que participaron en las mesas de diálogo para replantear el presupuesto, y sigue mintiendo porque debería proponer las modificaciones  al Congreso ya que tiene la mayoría para lograr la aprobación, agregó Narciso, al rechazar que por “buena fe” se cumplirá con la reducción del gasto.

El presupuesto que debería estar vigente es el aprobado para 2020 sin las ampliaciones, es decir un techo de Q87.7 millardos, ya que los incrementos se dieron en el contexto de atender la emergencia por el COVID-19 y el escenario de 2021 es distinto por lo que  el Ministerio de Finanzas debe presentar los programas, prioridades y la asignación de recursos, coinciden los expertos. 

Aplicar ajustes

El Ejecutivo descuidó las sugerencias de la población para disminuir los gastos superfluos y dentro de las relevancias del Ejecutivo no se incluye la transparencia, dijo Cux. 

La preferencia del mandatario es continuar con las bolsas de recursos que se prestan para la corrupción y asignar recursos al Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), al Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y a los Consejos de Desarrollo que son rubros utilizados para aceitar la maquinaria de la corrupción en las alcaldías y con algunos diputados, agregó el director de AC. 

Cux afirmó que hay necesidad de mejorar la infraestructura, pero en ese Ministerio se asignan obras a proveedores cuestionados y el gobernante mantuvo a las autoridades que acumulan varios señalamientos.

El gasto debería disminuirse hasta lograr un déficit fiscal cercano al dos por ciento, explicó Narciso, al señalar renglones como personal, bienes y servicios, asignaciones a las oenegés que se pueden reducir. 

El director de AC añade además algunas de las asignaciones a los Consejos Departamentales de Desarrollo y eliminar las plazas fantasmas en las entidades estatales, incluido el Congreso, que actualmente está contratando personal sin ningún mecanismo de transparencia.  

El Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF) se pronunció esta semana a favor del recorte y de la aprobación en el Congreso del presupuesto para 2021. “Debe enviarse un apropiado mensaje de certeza a los mercados financieros nacionales e internacionales y a la población en general” a fin de un clima favorable a la inversión y generar empleo, resaltó el empresariado.

Álvaro González Ricci declaró ayer que sí conocía de las reuniones del mandatario con los ministros para revisar el presupuesto y que se le trasladaba la información de la mesa técnica. Pero la semana pasada los asistentes a las reuniones técnicas afirmaron desconocer las cifras que presentó Giammattei.

EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA ECONÓMICA