LA NOTA CHAPINA

𝙿𝙳𝙷 𝚢 𝙾𝚛𝚎𝚕𝚕𝚊𝚗𝚊 𝚟𝚎𝚗 𝚎𝚗 𝚒𝚗𝚏𝚘𝚛𝚖𝚎 𝚍𝚎 𝚕𝚊 𝙾𝙴𝙰 𝚞𝚗𝚊 𝚛𝚞𝚝𝚊 𝚍𝚎 𝚝𝚛𝚊𝚋𝚊𝚓𝚘

Por Adrián Soto

La OEA realizó una visita el año pasado a petición del presidente, Alejandro Giammattei. Foto La Hora

POR ADRIÁN SOTO
asoto@lahora.com.gt

🅣ras conocerse el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) de la visita de la Misión enviada después de las manifestaciones sociales de noviembre y luego de la invocación de la Carta Democrática Interamericana que hizo el presidente, Alejandro Giammattei, por supuestamente gestar un Golpe de Estado, las conclusiones de este han generado diversas reacciones.

El procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, expresó que el informe es realmente objetivo, refleja la realidad y descarta el temor del presidente, quien planteó un supuesto Golpe de Estado.

“Al leer el informe detenidamente, como dijéramos coloquialmente, “le salió el tiro por la culata”, porque no se dice nada de ese Golpe de Estado que alguien estaba fraguando y hace énfasis en las preocupaciones de la población por la escasa transparencia, los índices de corrupción, la elección de las Cortes que sigue siendo una asignatura pendiente por parte del Congreso de la República y también por el derecho a manifestar que fue vulnerado en noviembre”, resaltó.

Sin embargo, indicó que lo consignado por la OEA debiera ser una ruta de carácter urgente a tomar, por ejemplo, para la elección de las Cortes ya que “es una preocupación que ha trascendido fronteras porque estamos hablando de un derecho humano como es la justicia independiente y la no elección pues lógicamente le resta legitimidad a la actual Corte”.

También el tema de la transparencia y corrupción recordó que tiene efectos en la vida cotidiana y por ello, se debe tener la capacidad de analizar integralmente lo que sucede: “un reflejo de los efectos de la corrupción es la migración, porque a más corrupción, más migración”, agregó Rodas.

ORELLANA: REPRESENTA UN DIAGNÓSTICO DE LA REALIDAD

Mientras que el Constitucionalista, Gabriel Orellana, catalogó el informe como “bastante imparcial” y señaló que representa un buen diagnóstico de la realidad que “estamos viviendo en Guatemala”.

Además, mencionó que lleva un mensaje para todos los sectores involucrados en el qué hacer político de Guatemala y “podríamos decir que más o menos, de una manera gráfica, que prácticamente le está sirviendo una hoja de ruta al Gobierno de la República para poder continuar su tarea en el período que le resta de su administración”.

Señaló que hay una serie de temas que no necesariamente se refieren al Ejecutivo sino a otros Organismos del Estado. “Reduciéndolo a términos coloquiales guatemaltecos “se lo digo a Pedro para que lo entienda Juan, aquí cada uno debe hacer un análisis serio de conciencia de lo que a él se refiere, para luego ponerlo en práctica si es que queremos salir ya de este pantano en el que estamos metidos”, remarcó.

Respecto a la Carta Interamericana invocada por el presidente Giammattei, Orellana consideró que “este era un riesgo calculado, el Gobierno no se lanzó a ciegas a hacer este petitorio, ellos, por lo menos previsoramente, debían haber analizado las posibles funciones que tenían y que definitivamente una de ellas era esta y fue la que salió”.

https://lahora.gt/la-oea-destaca-corrupcion-y-represion-en-guatemala/

QUEZADA: SON RECOMENDACIONES GENERALES

Francisco Quezada, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, consideró en que el resultado de la misión “no se engancha a la coyuntura o en el objeto de la solicitud” sino se fundamentó en las entrevistas, “hace un diagnóstico y recomendaciones generales, no entra a pronunciar si hay amenaza o no hay amenaza”, mencionó al referirse al Golpe de Estado.

A decir de Quezada, en el lenguaje diplomático la OEA da un paso adelante y dicen “tienen desafíos que superar, no en período de Gobierno, sino que son desafíos acumulados a los cuales les tienen que poner atención”.

El analista enfatiza que en el informe no se señala nada en especial, “no califican la manifestación, no califican nada; a nada le ponen un calificativo sobre ello y exponen recomendaciones generales”.

De esa cuenta señala que las generalidades se enfocan en que “simplemente las manifestaciones se controlan con protocolos, las manifestaciones si son legítimas se respetan, si son ilegítimas se reprimen; el Congreso tiene que cumplir con su tarea de elegir Cortes, la Corte de Constitucionalidad tiene que ceñirse a la Constitución. Son recomendaciones muy generales sin señalar a nadie”.

“Aquí no hay señalamientos, ni hay malos ni buenos. Creo que debe ser una reflexión, ahí tenemos trazada una gran agenda que nos plantean ellos aunque sea de temas que manejamos de sobra todos los guatemaltecos, por lo que cada quien en su pedazo tiene que empezar a trabajar y todo tiene que empezar en una transformación personal para ya no aceptar como normales conductas que no solo están en estratos gubernamentales sino es un tema también en la sociedad porque los gobiernos los pone la sociedad”, remarcó.

Por último agregó que el informe se ve como un diagnóstico de alguien externo y que siempre es bueno tener una perspectiva de alguien sobre temas que probablemente todos conocemos, “porque todos conocemos la debilidad en la justicia, el tema de la corrupción y todos lo conocemos, pero necesitábamos que alguien de afuera nos lo recordara”, puntualizó.

El constitucionalista, Gabriel Orellan, cree que lo plasmado en el informe aplica no solo al Ejecutivo. Foto La Hora

LA MISIÓN DE LA OEA EN GUATEMALA
La Misión Especial en Guatemala de la Organización de Estados Americanos estuvo desde el 27 de noviembre al 2 de diciembre del 2020 en el país, para evaluar las actuaciones del Estado durante la manifestación que se dio el 21 de noviembre, en donde se registró un incendio en el Congreso de la República y otra concentración realizada posteriormente, el 28 de noviembre. Ambas enfocadas en pedir la renuncia del presidente, Alejandro Giammattei, así como la Junta Directiva del Congreso de la República.

Esta Misión fue enviada por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro Lemes, y encabezada por Fulvio Pompeo, exsecretario de Asuntos Estratégicos de Argentina, en respuesta a la solicitud formulada por el Gobierno de Guatemala presidido por el Doctor Alejandro Giammattei, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien invocó la Carta Democrática Interamericana “considerando la grave situación política de Guatemala y estableció su apertura al diálogo respetando la institucionalidad democrática, permitiendo que guatemaltecos y guatemaltecas resuelvan sus conflictos en paz, con pleno respeto a los derechos humanos”.

LA HORA

Categorías:LA NOTA CHAPINA