LA NOTA CHAPINA

𝚂𝙰𝙰𝚂: 𝙴𝚗𝚝𝚛𝚎 𝚌𝚎𝚛𝚛𝚊𝚛 𝚢 𝚍𝚎𝚟𝚘𝚕𝚟𝚎𝚛 𝚏𝚞𝚗𝚌𝚒𝚘𝚗𝚎𝚜 𝚊𝚕 𝙴𝚓é𝚛𝚌𝚒𝚝𝚘, 𝚘 𝚛𝚎𝚏𝚘𝚛𝚖𝚊𝚛𝚕𝚊

  • Por Evelyn De León

La SAAS fue creada en 2003 para sustituir al Estado Mayor Presidencial y ha actuado en conjunto con la Guardia Presidencial. (Foto: archivo/Soy502) 

La SAAS fue creada en 2003 para sustituir al Estado Mayor Presidencial y ha actuado en conjunto con la Guardia Presidencial. (Foto: archivo/Soy502) 

🅔l presidente Alejandro Giammattei estaría impulsando devolverle al Ejército de Guatemala las funciones de la seguridad presidencial, en una especie de reconstitución del desaparecido Estado Mayor Presidencial (EMP), entidad a la que se le atribuyen graves violaciones a los Derechos Humanos.

Giammattei prometió en campaña desaparecer a la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), pero esa decisión no está en sus manos, le corresponde al Congreso de la República. Por eso, envió una iniciativa de ley, que se registró con el número 5694.

El proyecto, además de ser firmado por Giammattei, lo apoyó el primer ministro de Gobernación de su gestión, Edgar Leonel Godoy Samayoa, un militar retirado que fue subjefe del EMP entre 1993 y 1995.Edgar Leonel Godoy Samayoa, el primer ministro de Gobernación en la gestión de Giammattei firmó el oficio donde se envió el proyecto de ley al Congreso.

Edgar Leonel Godoy Samayoa, el primer ministro de Gobernación en la gestión de Giammattei firmó el oficio donde se envió el proyecto de ley al Congreso.

El mandatario plantea la disolución y liquidación de la SAAS por la “mala utilización del presupuesto”, sin embargo, deja un vació legal al no proponer en la iniciativa de ley, qué entidad se encargará de las funciones de la seguridad presidencial.

Aunque en la iniciativa no lo dice, Giammattei se estaría preparando para trasladar las funciones a la Guardia Presidencial, un comando especial a cargo del Ejército que ya opera en conjunto con la SAAS.

Fuentes del Gobierno declararon que al desaparecer la SAAS, las funciones “podrían trasladarse a la Guardia Presidencial, ya que se trata de una fuerza élite que, actualmente, participa en la seguridad perimetral del mandatario y tiene como misión proporcionar seguridad al Presidente y Vicepresidente y sus familias”.La Guarida Presidencial desarrolla ocho misiones de seguridad presidencial y vicepresidencial. 
Tres de ellas se muestran en la imagen. (Foto: captura de pantalla www.guardiapresidencial)

La Guarida Presidencial desarrolla ocho misiones de seguridad presidencial y vicepresidencial. Tres de ellas se muestran en la imagen. (Foto: captura de pantalla http://www.guardiapresidencial)

Si ocurre la disolución de la SAAS, se emitiría un acuerdo gubernativo para el traslado de funciones. Algo que “debe refrendar” el Congreso, señalaron.

Congreso no lo discute

En el Congreso de la República la iniciativa de ley 5694 se encuentra en la Comisión de Gobernación, que debe emitir un dictamen. El plazo de 45 días para entregarlo al pleno venció desde el 2 de abril del año pasado y, en una de las reuniones, se discutió solicitar una prórroga.

En la comisión, la mayoría de diputados no está de acuerdo con la eliminación de la Secretaría, y han planteado de manera no formal hacer cambios a la ley para evitar los gastos excesivos.

Al respecto, el diputado César Bernardo Arévalo, de la bancada Semilla, declaró: “La Comisión no ha entrado a discutir ningún dictamen”, y expuso que la postura de su partido es reorganizar la SAAS y realizar una auditoría.

La Guardia Presidencial en tareas de reconocimientos llamados puntos críticos. (Foto: captura de pantalla www.guardiapresidencial)

La Guardia Presidencial en tareas de reconocimientos llamados puntos críticos. (Foto: captura de pantalla http://www.guardiapresidencial)

No se trata solo de disolverla

Carmen Rosa De León, directora del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible (Iepades), hace ver que algún ente tiene que manejar la administración de gastos de la Presidencia. “No es solo de decir la voy a cancelar, es parte de varias leyes como Ley Marco del Sistema Nacional de Seguridad”, explicó. 

Recordó que en los Acuerdos de Paz se planteó la desaparición del EMP por las ejecuciones extrajudiciales e investigaciones ilegales que se le atribuyen. “En lugar de un EMP, que controlaba la inteligencia, se planteó la creación de una Secretaría de Análisis Estratégico (ahora la SIE), y una entidad que diera seguridad al Presidente de la República y es cuando surgió la SAAS”. 

De León afirma que es mejor que se quede esta Secretaría, y no la propuesta que presentó Giammattei en su campaña, con la intención de disolverla y que todo pase a la Guardia Presidencial.

“Si la SAAS se elimina, perderíamos el acceso a la información de cómo se manejan los fondos de la Presidencia. Si se pasa a la Guardia Presidencial, la opacidad es permanente”, declaró la analista.

Propuesta olvidada

Este no es el primer intento por modificar la ley que creó la SAAS. En 2018, la entonces diputada, Nineth Montenegro, presentó un proyecto que no tuvo apoyo.

La excongresista recordó que se planteó una reforma donde la función exclusiva de la SAAS “fuera garantizar la seguridad del Presidente y Vicepresidente, y se le retiraran responsabilidades que no le corresponden, como hacer la compra de alimentos, compra de accesorios, vitaminas, implementos deportivos, relojes, entre otros”.

Montenegro dice que “eliminar la SAAS es complejo”, pero deben realizarse evaluaciones de desempeño.

La SAAS sustituyó al EMP

La SAAS se creó en 2003, en el gobierno de Alfonso Portillo, quien prometió en su campaña electoral la disolución del Estado Mayor Presidencial, por ser un compromiso de los Acuerdos de Paz.

Pero, el gobierno de Portillo enfrentó duras críticas al principio, al continuar trabajando con el EMP, y al verse salpicado por escándalos de corrupción. 

El Estado Mayor Presidencial fue una unidad del Ejército que se encargó de la seguridad del Presidente y Vicepresidente, además del apoyo logístico, técnico y de inteligencia para las labores del mandatario.

A la entidad se le cuestiona que, en sus labores de inteligencia, coordinó acciones contrainsurgentes, asesinatos y desapariciones forzadas. 

Los dos casos más recordados, en los que existe implicación de agentes del EMP, son los asesinatos de Monseñor Juan José Gerardi, el 26 de abril de 1998, y el de la antropóloga Myrna Mack, el 11 de septiembre de 1990.

SOY 502

Categorías:LA NOTA CHAPINA