LA NOTA CHAPINA

𝚂𝚎𝚌𝚛𝚎𝚝𝚒𝚜𝚖𝚘 𝚜𝚒𝚐𝚞𝚎 𝚖𝚊𝚛𝚌𝚊𝚗𝚍𝚘 𝚎𝚕 𝚛𝚒𝚝𝚖𝚘 𝚍𝚎 𝚕𝚊 𝚊𝚕𝚒𝚊𝚗𝚣𝚊 𝚘𝚏𝚒𝚌𝚒𝚊𝚕 𝚎𝚗 𝚎𝚕 𝙲𝚘𝚗𝚐𝚛𝚎𝚜𝚘…

…Mientras la embajada de EEUU, no les retira la visa, ¿Les tienen miedo?

🅛a Junta Directiva del Congreso anunció en plena madrugada de lunes la suspensión del trámite del presupuesto 2021, tras concluir una reunión con diputados afines al oficialismo. El encuentro no fue informado a medios de comunicación hasta minutos antes de una cadena nacional.

Por Douglas Cuevas

Diputados de las bancadas de oposición en el Congreso manifestaron en contra de la Junta Directiva, señalan que no están actuando de manera transparente. Fotografía: Bloque UNE. Diputados de las bancadas de oposición en el Congreso manifestaron en contra de la Junta Directiva, señalan que no están actuando de manera transparente. Fotografía: Bloque UNE.

Por segunda ocasión y en menos de una semana los diputados del Congreso utilizaron la noche, y madrugada, para resolver temas relacionados al presupuesto general de la nación del próximo año.

Según explicó el presidente del Legislativo, el diputado oficialista Allan Rodríguez, se decidió con algunos jefes de bloque frenar el trámite del decreto ley 33 – 2020, que da vida legal a la aprobación del presupuesto 2021.

El anunció del Congreso surge casi dos días después que un grupo de supuestos manifestantes incendió parte del palacio legislativo, durante una jornada de protestas ciudadanas que comenzaron el pasado fin de semana en contra de la aprobación del plan de gastos del próximo año.

Durante su intervención Rodríguez defendió el cuestionado presupuesto, afirmando que se dieron a conocer datos falsos que generaron desinformación, y que la aprobación presupuestaria fue tomada como pretexto para una jornada de protestas que venían pensadas tiempo atrás.

Pero a pesar de asegurar que el trabajo de su Junta Directiva y de las bancadas aliadas fue optimo y transparente, el presidente del Congreso comunicó que no van a trasladar la ley al presidente Alejandro Giammattei para garantizar la gobernabilidad.

“Pese a que hemos cumplido con nuestra función Constitucional, con la finalidad de mantener la gobernabilidad del país y la paz social hemos acordado suspender el trámite del presupuesto de ingresos y egresos del Estado y del Organismo Legislativo para el periodo 2021, en consecuencia dicho decreto no será remitido al Organismo Ejecutivo”, señaló.

En el video no se apreció a un grupo grande de diputados, es más, las bancadas de oposición no estaban presentes. El diputado Armando Castillo, tercer vicepresidente del Congreso y congresista de Visión con Valores (Viva), afirmó que él fue invitado por Rodríguez y que desconoce a quienes se convocó.

Como legislador, y no como integrante de la Directiva, declaró que espera una próxima convocatoria ante el Pleno, para que con la mayoría calificada el tema sea expuesto y aprobado tras una ronda de votación.

“No es que aquí se haya tomado ya una decisión porque hay que llevarlo al Pleno, esto es un acuerdo político, que creo, es oportuno porque esto hay que desactivarlo cuando antes. Hay personas heridas, no vale la pena la muerte de un solo guatemalteco mantener una posición y por eso apoye el hecho que no siga su trámite el decreto que respalda la aprobación del presupuesto”, refirió.

Jefes de bloques afines al oficialismo respaldan al presidente Allan Rodríguez, luego de una reunión privada en el Ministerio de Defensa la noche del domingo 22 de noviembre. (foto Prensa Libre: Congreso)

Rechazan a Junta Directiva

Los bloques de oposición aseguran que no es la primera reunión en la que no son tomados en cuenta, pero en esta oportunidad consideran acciones legales si se pretende violar los procesos de ley, ya que frenar el trámite de una norma, aseguran, es algo que compete al Pleno y no solo a la Junta Directiva y sus bancadas aliadas.

“Estamos para que ese decreto aberrante que es inoportuno, que atenta contra el interés nacional y normas constitucionales sea archivado pero de acuerdo al procedimiento que enmarca la ley de reunirnos en el Pleno ¿Cuál es el miedo? Nosotros los diputados vamos a acudir a donde nos convoquen, si no se tuvo miedo para la aprobación de ese decreto por qué se tiene miedo hoy”, cuestionó Edwin Lux, diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Movimiento Semilla durante una rueda de prensa solicitó públicamente la renuncia de la Directiva parlamentaria, “ya solo el hecho de que se esté tomando una discusión de ese calibre en ausencia de las bancadas de la oposición, en horas de la noche…la Junta Directiva no se ha dado cuenta que precisamente un gran detonante de malestar social ha sido esa forma de actuar, opaca y turbia, ahora que se busca saber cómo salimos de la crisis que ellos mismos hicieron, continúan con los mismos mecanismos”, citó Bernardo Arévalo, jefe de la bancada.

También Sonia Gutiérrez, jefa de bancada de Winaq, se opone a la forma en que se tomó la decisión, “atenta contra el estado de Derecho en nuestro país, sería inconcebible  ese autoritarismo de la Junta Directiva y sus aliados, sería un precedente nefasto para el país, es decir, si mañana se aprueba una ley y si no les gusta pues la suspenden (…) vemos una forma perversa de actuar de la Junta Directiva, si ellos lo que quieren es apaciguar el sentir ciudadano que se manifestó, creemos que no es una acción de forma incorrecta, el malestar no es solo por el presupuesto, es un cumulo de decisiones que había venido tomando el Congreso”.

Quien de la misma forma es Walter Félix, jefe de bloque de Urng – Maíz, quien tampoco fue convocado para la reunión, “están actuando con arrogancia, con prepotencia, es una actitud dictatorial, ellos impulsan e imponen y se acabó, entonces las consecuencias son estas. Ellos están actuando mal, están envalentonados, piensan que como sacaron a la Cicig no hay quien los vaya a fiscalizar, piensan que no hay quien los esté viendo y por eso hacen lo que se les da la gana, el presupuesto es la gota que rebalsó el vaso, pero hay todo un mar de fondo”.

Que decida Giammattei

Aunque exista un acuerdo político la ley no permite frenar el trámite de una norma, según la percepción de Roberto Alejos, Constituyente y expresidente del Congreso.

“No se puede. El Congreso de la República no puede parar el trámite de una ley aprobada. En el 2017 se utilizó un precedente pero yo creo que estuvo mal usado porque la ley del Organismo Legislativo en su artículo quinto dice que este precedente es para el debate, no para el trámite de la ley (…) se usó para aquellas leyes por las que se ganaron el apodo del Pacto de Corruptos y por eso nadie dijo nada”, señaló.

Puede que en esta oportunidad ocurra lo mismo a criterio de Alejos, por haber un rechazo generalizado a la ley se suspenderá el trámite, pero asegura que no es lo correcta porque permite una interpretación errónea de la ley.

Añade que lo mejor es pasarle el documento al presidente Alejandro Giammattei, para que el decida el futuro de la norma, que si llega a ser contrario a lo que ya acordaron diputados, ellos pueden de igual manera archivarlo sin violar ninguna ley.

“La ley fue aprobada y tiene que llegar al presidente para que la vete o la publique,  si la veta ahí queda ahora si la pública el Congreso puede derogarla o modificarla pero ahora es un trámite administrativo que no tiene un trámite legal para pararse”, precisó.

PRENSA LIBRE

Categorías:LA NOTA CHAPINA