LA NOTA CIENTÍFICA

πš…πšŠπšŒπšžπš—πšŠ πš›πšžπšœπšŠ: πš•πšŠπšœ πš™πš›πš’πš–πšŽπš›πšŠπšœ πšπš˜πšœπš’πšœ πš•πš•πšŽπšπšŠπš›Γ­πšŠπš— πšŽπš— πšπš’πšŒπš’πšŽπš–πš‹πš›πšŽ 𝚊 π™°πš–Γ©πš›πš’πšŒπšŠ π™»πšŠπšπš’πš—πšŠ…

…ΒΏGuatemala la adquirirΓ‘ o se dejarΓ‘ llevar por ideologΓ­as polΓ­ticas?

MartΓ­n De Ambrosiolanacion.com

La principal vacuna rusa en carrera contra el coronavirus, bautizada Sputnik V y desarrollada por el Centro de InvestigaciΓ³n Gamaleya de MoscΓΊ podrΓ­a tener sus primeras dosis en AmΓ©rica Latina hacia diciembre. AsΓ­ lo afirmΓ³ esta maΓ±ana Kirill Dmitriev, director general del Fondo Ruso de InversiΓ³n Directa, encargado de la financiaciΓ³n del proyecto, en una conferencia por Zoom titulada “Sputnik V. Ventajas de la vacuna rusa y perspectivas de cooperaciΓ³n con los paΓ­ses de AmΓ©rica Latina”, de la que participΓ³ LA NACION. Para el ΓΊltimo mes del aΓ±o esperan tener los primeros millones de dosis elaborados y “poder abastecer a esta regiΓ³n de manera mΓ‘s continua desde enero”. De todos modos, se ratificΓ³ que la prioridad de la producciΓ³n serΓ‘ para la poblaciΓ³n rusa.

Dmitriev agregΓ³ que estΓ‘ a punto de cerrar acuerdos con la Argentina y PerΓΊ para la provisiΓ³n de vacunas, como los que ya tiene firmados con MΓ©xico y Brasil, informaciΓ³n que desde el Ministerio de Salud de la NaciΓ³n confirmaron, aunque sin mayores detalles. En el paΓ­s gobernado por Jair Bolsonario, la empresa Union Chemical serΓ‘ la encargada de la producciΓ³n, segΓΊn se mencionΓ³.

No obstante, esa producciΓ³n sudamericana no estarΓ‘ disponible en el corto plazo. “ReciΓ©n comenzamos el proceso de transferencia tecnolΓ³gica, algo que llevarΓ‘ meses”, admitiΓ³ Dmitriev. AdemΓ‘s de Brasil, Sputnik V se producirΓ‘ en otros lugares del mundo como la India y Corea del Sur. “En general, son asuntos que llevan su tiempo, en promedio de cuatro a seis meses, pero intentaremos hacerlo mΓ‘s rΓ‘pido e iniciar todo en diciembre”, agregΓ³. A diferencia de las otras vacunas en carrera, que buscan alrededor de un 50% de efectividad, la de Gamaleya espera llegar al 70% u 80%.

AdemÑs de los 60.000 participantes de los ensayos en Rusia, Bielorrusia, Emiratos Árabes y Venezuela, entre otros, la Sputnik V se estÑ aplicando a grupos reducidos de trabajadores de la salud y personas de riesgo. Aunque se preguntó durante la conferencia, no se dieron datos precisos de a cuÑnta gente se estÑ aplicando sin la aprobación oficial ni el final de la fase III.

Las distintas estrategias

Dmitriev -que en estos dΓ­as desafiΓ³ al experto de Estados Unidos Anthony Fauci por sus dudas sobre el desarrollo- defendiΓ³ el uso de plataforma con adenovirus debido a que ya estΓ‘ probada desde hace aΓ±os y no es una tΓ©cnica nueva como la que usa el ARN mensajero (de las compaΓ±Γ­as norteamericanas Pfizer y Moderna y la alemana CureVac). “Usaremos dos dosis con distintos vectores virales en cada caso, lo que nos da la expectativa de tener una inmunidad de hasta dos aΓ±os”, dijo. Y agregΓ³ que hasta ahora el 10% de los participantes de los ensayos reportaron hipotermias y debilidad tras la inyecciΓ³n, “pero no tuvimos que suspender los ensayos como otras candidatas”, algo que ha sucedido con Johnson & Johnson y AstraZeneca (si bien se trata de eventos no necesariamente relacionados directamente con la vacuna, por protocolo es preciso hacer las verificaciones).

Del encuentro virtual tambiΓ©n participΓ³ Denis Logunov, director adjunto de Gamaleya, quien dio otros detalles tΓ©cnicos. Dijo que tienen previstas dos formulaciones, una de las cuales es mΓ‘s fΓ‘cil de transportar porque requiere menos frΓ­o. Consultado por las posibles desventajas de la Sputnik V, explicΓ³ que son “pocas”. “Entendemos que los humanos conforman un grupo mΓ‘s heterogΓ©neo que los animales (en los que se hacen las pruebas previas) y una posibilidad es que en el conjunto puedan aparecer imprevistos, por eso los ensayos se hacen con miles de personas”, seΓ±alΓ³ y agregΓ³ que hacia mediados de noviembre esperan tener gran cantidad de datos para compartir con colegas de todo el mundo.

Esas pocas semanas de recolecciΓ³n de datos fue criticada por algunos especialistas por ser un plazo demasiado exiguo. “Para algunos es poco, para otros es mucho”, se habΓ­a defendido Alexander Gintsburg, director general de Gamaleya, en entrevistas previas. “Esperamos una inmunidad duradera, pero dependerΓ‘ de lo que pasa con el resto de la sociedad, el nivel de circulaciΓ³n y demΓ‘s”, aΓ±adiΓ³ Logunov hoy.

LA NACIΓ“N/YAHOO NOTICIAS

Categorías:LA NOTA CIENTÍFICA