LA NOTA ECONร“MICA

“๐š‚๐š˜๐š•๐š˜ ๐šŒ๐š˜๐š–๐šŽ๐š–๐š˜๐šœ ๐š๐š›๐š’๐š“๐š˜๐š•๐šŽ๐šœ ๐š—๐šŽ๐š๐š›๐š˜๐šœ”

Los productores de cafรฉ de Guatemala estรกn sufriendo los bajos precios, el cambio climรกtico y la pandemia de la corona

  • Por Andreas Boueke
Guatemala: "Solo comemos frijoles negros"

Sixto Pรฉrez, un jornalero guatemalteco de casi 70 aรฑos, no puede esperar una jubilaciรณn segura. Al contrario, el hombre delgado tiene preocupaciones, preocupaciones existenciales. No sabe si รฉl y su familia podrรกn comer lo suficiente en los prรณximos dรญas. Hace tiempo que conoce la sensaciรณn de hambre persistente. Pero hace solo unos aรฑos, no podรญa imaginar que llegarรญa a esto. En ese momento todavรญa tenรญa un ingreso decente porque era dueรฑo de una pequeรฑa propiedad con mรกs de mil plantas de cafรฉ. โ€œCrecรญ rodeado de cafetosโ€, dice. โ€œNo solรญa haber fertilizantes quรญmicos. El cafรฉ creciรณ con el poder de la tierra, buen cafรฉ. Pero luego vinieron las enfermedades y tuvimos que fumigar con pesticidas. Todo ha cambiado, especialmente el clima. A veces ya no llueve. En lo que va de aรฑo, solo ha habido dos tormentas elรฉctricas y algunas lloviznas. Ni siquiera mojaron el suelo “.

Sixto Pรฉrez creciรณ en Santa Rosa. En esta provincia sureรฑa del paรญs centroamericano Guatemala, mรกs del 20 por ciento de la producciรณn nacional de valioso cafรฉ de las tierras altas se ha cosechado durante dรฉcadas. El anciano se casรณ tarde. Su esposa รngela, casi 30 aรฑos menor que รฉl, dio a luz a tres hijas. No puede ocultar su decepciรณn: โ€œCuando nos casamos, el precio del cafรฉ aรบn era bueno y las plantas no tenรญan estas terribles enfermedades. Desde entonces solo ha ido cuesta abajo. Ahora ya no podemos comprar nada. No hay dinero. Solo comemos frijoles negros “.

nd compacto

La gran mayorรญa de las 270.000 hectรกreas de tierra en las que se cultiva cafรฉ en Guatemala hoy estรก afectada por la roya del cafรฉ.ย Este hongo sobrevive a los perรญodos secos y puede extenderse rรกpidamente a otras plantas a travรฉs de lluvias cortas.ย Por eso una gran proporciรณn de las cerezas en los campos de Santa Rosa son pequeรฑas y arrugadas.ย Aunque estos granos de cafรฉ tambiรฉn encuentran compradores en el mercado nacional, el precio no es ni una dรฉcima parte de lo que cuestan las hermosas cerezas rojas, que cumplen con los requisitos del mercado internacional de cafรฉ de calidad.

Plantas enfermas

Don Sixto estรก de pie en un cafetal cuyas plantas no se ven particularmente frescas. โ€œCuando la roya del cafรฉ llegรณ a esta regiรณn hace unos diez aรฑos, comenzรณ la gran crisis de los caficultoresโ€, explica. โ€œEl hongo destruyรณ muchas plantas. Solรญa โ€‹โ€‹tener un acre de tierra en el que podรญa cosechar 150 sacos de cafรฉ. Hoy solo recojo cuatro o cinco capturas en campos como este. Muchos de los grandes terratenientes tambiรฉn han dejado de cuidar sus plantaciones “.

Don Sixto tuvo que vender su propiedad. Desde entonces trabaja como jornalero junto a su esposa. En unas semanas estarรกn recogiendo cerezas de plantas de dos metros y medio de altura en los campos de sus vecinos cuyas hojas verdes tienen manchas amarillas y huecos con bordes marrones, sรญntomas de la roya del cafรฉ. Doรฑa รngela sabe que su esposo solo podrรก trabajar unos aรฑos mรกs, si es que lo harรก. Tiene miedo de los pensamientos sobre el futuro. โ€œLe pregunto: ‘ยฟQuรฉ pasarรก cuando ya no puedas trabajar y los dos seamos viejos?’ Cada uno puede ganar unos 40 quetzales al dรญa. ยซDoรฑa รngela no puede comprar mucho con poco menos de cinco euros. Todavรญa puede recordar cรณmo el sol a menudo se veรญa oscurecido por espesos campos de niebla durante dรญas. Hoy en dรญa, las nubes de niebla rara vez se mueven por los valles.

Guatemala: "Solo comemos frijoles negros"

Historia de un buen vivir

La historia de la exportaciรณn de cafรฉ de Santa Rosa comenzรณ hace 120 aรฑos cuando la familia Lehnhoff se apoderรณ de la tierra. Los inmigrantes alemanes fundaron la primera gran finca cafetera en la zona de los indรญgenas de los Xinca. Desde entonces, la exportaciรณn de frijoles pardos ha asegurado un buen sustento durante varias generaciones. El joven abogado Quelvin Jimรฉnez tambiรฉn ha heredado unas pocas hectรกreas de terreno. Sin embargo, sobre todo, se dedica a su trabajo para una comisiรณn de protecciรณn ambiental en Santa Rosa. โ€œEn el pasado, las familias podรญan ganar lo suficiente con una sola hectรกrea de tierra para vivir bien y enviar a sus hijos a la escuela. Podrรญas cosechar 100, 200 o incluso 300 sacos de cafรฉ. Hoy puede que ni siquiera llenen cinco sacos. La gente no tiene suficiente dinero para cuidar sus plantaciones y ofrecer a sus familias condiciones de vida dignas “.

Quelvin Jimรฉnez cree que el aumento de temperatura en Santa Rosa es definitivamente una consecuencia del cambio climรกtico: โ€œEn el pasado, nunca hubo tanto calor a gran altura. Hoy hace tanto calor a 1200 metros como a 100 metros sobre el nivel del mar. La roya del cafรฉ se ha extendido porque el hongo se encuentra en condiciones favorables en todas partes. No estรกbamos preparados para eso en absoluto “.

El activista ambiental ve el aumento de temperatura como un tema de derechos humanos porque se estรกn destruyendo los medios de vida de personas como Doรฑa รngela y Don Sixto. Quelvin Jimรฉnez estรก furioso porque algunos polรญticos poderosos estรกn negando esta conexiรณn.

Cada vez mรกs pequeรฑos agricultores en Santa Rosa estรกn vendiendo sus tierras para pagar deudas o para enviar a un miembro de la familia a los Estados Unidos. Los precios de la tierra en la regiรณn cafetera se han reducido drรกsticamente. Pero a Sixto Pรฉrez realmente no le importa, ya no es dueรฑo de ninguna tierra. Para รฉl y su familia, se trata de sobrevivir. โ€œCuando murieron mis padres, tuvimos que pagar el funeral. Por esto vendรญ el รบltimo terreno que heredรฉ. Desde entonces solo hemos estado endeudados. No tenemos mรกs remedio que trabajar por el salario de un dรญa. Pero no se puede cosechar mucho en la mayorรญa de las parcelas. Algunos propietarios invierten mucho dinero y sufren pรฉrdidas. El cultivo de cafรฉ se ha convertido en un negocio con pรฉrdidas. ยซLa crisis golpea dos veces a los pequeรฑos agricultores de Guatemala. Ademรกs de los problemas ambientales, tambiรฉn les preocupa el bajo precio del mercado mundial. Eso ha estado por debajo de sus costos de producciรณn durante aรฑos.

Guatemala: "Solo comemos frijoles negros"

En Guatemala, es comรบn que los jornaleros cosechen cafรฉ a intervalos durante semanas. Las cerezas inmaduras se pegan para que puedan madurar. Este trabajo manual conduce a una mejor calidad que cuando se utilizan cosechadoras como en las grandes fincas planas de Brasil. Pero es tedioso y caro, dice el abogado Quelvin Jimรฉnez: Todo esto llevรณ a una crisis. โ€œCada vez mรกs niรฑos estรกn desnutridos. La migraciรณn tambiรฉn ha aumentado. Familias enteras deciden ir a Estados Unidos. Quieren escapar de la crisis econรณmica y pagar sus deudas. Algunos venden su tierra a mal precio con la esperanza de que el dinero pueda pagar el viaje. Quieres empezar una nueva vida en Estados Unidos “.

Mientras que muchos de los ancianos quedan empobrecidos, cada vez mรกs jรณvenes se estรกn mudando de Santa Rosa. En algunos pueblos, la mayorรญa de las casas y cabaรฑas estรกn vacรญas. La migraciรณn interna tambiรฉn estรก aumentando. Los ex caficultores van a las ciudades y trabajan, por ejemplo, para servicios de seguridad privada que les pagan un salario. El desarrollo de las comunidades estรก estancado. Algunas familias no tienen mรกs remedio que talar sus arbustos de cafรฉ y cultivar maรญz y frijoles. Asรญ que al menos tienen algo de comer.

Cafรฉ en el mercado mundial

Hay una pequeรฑa iglesia en medio de grandes cafetales. El edificio de madera pintada de colores brillantes estรก rodeado por algunas casas con paredes hechas de bloques de arcilla y techos hechos de lรกminas de hierro corrugado oxidado. Uno de los predicadores laicos de la comunidad se llama Tereso Ramos, una campesina resuelta y de voz sonora. โ€œSi Jesรบs estuviera aquรญ, reaccionarรญa como lo hizo con su pueblo. Estoy seguro de que protestarรญa. Vio la injusticia y luchรณ contra ella. Tambiรฉn reconocerรญa hoy que se explota a los pobres, que se nos utiliza. No creo que รฉl aprobarรญa eso “.

Poco sospecha Tereso Ramos que el cafรฉ se ha convertido desde hace mucho tiempo en objeto de especulaciรณn. “Los agricultores somos los que menos ganamos, aunque conocemos mejor el producto”, se queja Tereso Ramos. โ€œTenemos que someternos a los dictados de precios de los ricos. Los hermanos de la congregaciรณn que poseen unos pocos cafetales tampoco pueden pagar a sus trabajadores. Usted mismo no obtiene un precio justo. Los poderosos tienen la culpa de esta injusticia “.

A principios del milenio, Guatemala seguรญa siendo uno de los cinco principales productores del mundo. Desde entonces, el paรญs ha caรญdo al dรฉcimo lugar. Este aรฑo es probable que la cosecha de cafรฉ empeore aรบn mรกs. La situaciรณn es completamente diferente en Vietnam, donde el cafรฉ solo se ha cultivado a gran escala durante 40 aรฑos. Hoy, el paรญs asiรกtico ocupa el segundo lugar entre los paรญses productores de cafรฉ, incluso si no se cultiva cafรฉ de calidad allรญ. La mayor parte del cafรฉ proviene de Brasil. Alrededor de una cuarta parte de las plantas de cafรฉ del mundo crecen allรญ.

Guatemala: "Solo comemos frijoles negros"

Mientras el precio del cafรฉ se defina en las bolsas de valores de los paรญses industrializados ricos, los costos y las dificultades de los productores de cafรฉ en Guatemala no influyen en el precio. Pero ni los pequeรฑos agricultores como Tereso Ramos ni los jornaleros tienen seguridad social. La crisis de la corona ha empeorado este problema. Cualquiera que se enferme o se lesione no recibe ayuda. Doรฑa รngela sabe que esto puede poner en peligro la vida. Hace un aรฑo se cortรณ violentamente con un machete. La herida se infectรณ, pero no tenรญa dinero para ir al hospital. โ€œNos endeudamos para alquilar un terreno y cultivar maรญz y frijoles. Luego tratรฉ la herida yo mismo con remedios caseros. Poco a poco fue mejorando, pero tomรณ dos meses. Tuve mucha fiebre pero seguรญ trabajando. Pensรฉ que iba a morir. “

La crisis del cafรฉ dificulta la supervivencia de las personas mayores y para los mรกs jรณvenes bloquea el futuro. Las generaciones anteriores lo tuvieron mรกs fรกcil. Los padres de Quelvin Jimรฉnez pudieron darle una educaciรณn universitaria gracias a su producciรณn de cafรฉ. “Los cambios sociales provocados por la crisis del cafรฉ son enormes”, dice el abogado. โ€œLos niรฑos solรญan poder ir a la escuela. Muchos incluso han asistido a escuelas secundarias privadas, que ofrecen una educaciรณn ligeramente mejor que las pรฉsimas escuelas pรบblicas. Hoy en dรญa, muchas familias ya ni siquiera logran que sus hijos pasen los seis aรฑos de la escuela primaria “.

Don Sixto estรก orgulloso de su hija mayor, que todavรญa iba a la escuela secundaria.ย โ€œSe graduรณ y luego se asociรณ con su esposo.ย Pude ayudarla porque todavรญa tenรญa los medios econรณmicos en ese entonces.ย Serรก mรกs difรญcil con mis hijas menores.ย Estรกn en la escuela primaria pero no creo que sigan estudiando despuรฉs de eso.ย Ya no podemos permitirnos la escuela secundaria.ย Las chicas tendrรกn un futuro diferente.ย No reciben la misma educaciรณn que solรญan tener “.

ND

Categorรญas:LA NOTA ECONร“MICA