LA NOTA ESPECIAL

πš„πš— πšŠπš›πšπš’πšœπšπšŠ 𝚒 πšžπš— πšŠπšœπš’πšœπšπšŽπš—πšπšŽ 𝚍𝚎 πšŒπš˜πšŒπš’πš—πšŽπš›πš˜ πš™πš’πšπšŽπš— 𝚊𝚒𝚞𝚍𝚊 πšŽπš— πšŽπš• π™²πšŽπš—πšπš›πš˜ π™·πš’πšœπšΓ³πš›πš’πšŒπš˜ 𝚍𝚎 π™²π™³π™Άπšƒ…πš€πšžπš’πšŽπš—πšŽπšœ πš™πšžπšŽπšπšŠπš— πšŒπš˜πš–πš™πš›πšŠπš› πš•πš˜πšœ πšπš’πš‹πšžπš“πš˜πšœ 𝚍𝚎 π™»πšžπš’πšœ π™΅πšŽπš›πš—πšŠπš—πšπš˜ πš™πšžπšŽπšπšŽπš— πš‹πšžπšœπšŒπšŠπš› πšŠπš• πšŠπš›πšπš’πšœπšπšŠ, 𝚍𝚎 𝟿:𝟢𝟢 𝚊 𝟷𝟸:𝟢𝟢 πš‘πš˜πš›πšŠπšœ, πšπš›πšŽπš—πšπšŽ 𝚊 πš•πš˜πšœ π™²πš’πš—πšŽπšœ π™²πšŠπš™πš’πšπš˜πš•. 𝙰 π™ΎπšœπšŒπšŠπš› π™Ύπš›πš˜πš£πšŒπš˜ 𝚜𝚎 πš•πšŽ πš•πš˜πšŒπšŠπš•πš’πš£πšŠ πšŽπš— πšŽπš• π™ΏπšŠπšœπšŽπš˜ 𝚍𝚎 π™»πšŠ πš‚πšŽπš‘πšπšŠ, 𝚘 𝚜𝚎 πš•πšŽ πš™πšžπšŽπšπšŽ πšŽπš—πšŸπš’πšŠπš› πšžπš— πšŒπš˜πš›πš›πšŽπš˜ 𝚊 πšπšŽπšœπšŽπš–πš™πš•πšŽπš˜πšπšŽπš›πš’πšŠπšœπŸΌπŸΈ@πšπš–πšŠπš’πš•.πšŒπš˜πš–.

ESPECILos dos padres de familia ofrecen sus servicios en el Paseo de La Sexta.

F
Β Luis Fernando Barreda vende sus obras en el Paseo de la Sexta para llevar alimento a sus hijos.

Por: L. Paredes/C. RamΓ­rez/J. Alfonso elPeriΓ³dico

Luis Fernando Barreda, un artista, y Oscar Orozco, un asistente de cocinero, llegan todos los dΓ­as al Centro HistΓ³rico, zona 1, para intentar conseguir dinero para proveer a sus familias.

Barreda exhibe sus obras en la acera de la calle frente al Centro Comercial Los Capitol. Espera hasta el mediodΓ­a que alguno de los transeΓΊntes se interese por uno de sus dibujos, antes de ir a la casa de un familiar por sus dos hijos, uno de cinco aΓ±os y otro de siete. Su esposa falleciΓ³ el aΓ±o pasado.

Junto a sus cuadros, mantiene un libro sobre β€œla historia de Luis Fernando” que hizo un estudiante universitario sobre su trabajo. Barreda desarrollΓ³ su gusto por el arte desde que era un niΓ±o, ya que su madre fue escritora y su padre escultor. ViviΓ³ muchos aΓ±os en Estados Unidos donde estudiΓ³ en una escuela de topografΓ­a y comenzΓ³ a dibujar a lΓ‘piz.

Hace 20 aΓ±os fue deportado. Al regresar a Guatemala se dedicΓ³ a la pintura, el ΓΊnico medio que tiene para subsistir durante la pandemia.

Cuatro meses sin empleo

Oscar Orozco perdiΓ³ su empleo como ayudante de cocinero en un restaurante del Puerto San JosΓ© en marzo pasado.

Entre el 19 de marzo y el 24 de abril, permaneciΓ³ en confinamiento en su residencia en Escuintla, a la espera del reinicio de labores y sin poder salir de su departamento. Cuando se levantaron las restricciones de movilidad, viajΓ³ a la capital, junto a su esposa y sus dos hijos, para conseguir un trabajo o la ayuda del Gobierno. Cuatro meses despuΓ©s no ha obtenido ninguno de los dos.

Al iniciar agosto, Orozco considerΓ³ que podrΓ­a conseguir un empleo en la Feria de Jocotenango. Sin embargo, este aΓ±o las actividades para esta celebraciΓ³n se realizarΓ‘n de forma irregular. Orozco utiliza un bastΓ³n para caminar desde que fue arrollado por un vehΓ­culo. Su lesiΓ³n y su edad le dificultan conseguir un trabajo.

En las ΓΊltimas semanas ha pedido a conductores que lo lleven desde la colonia Primero de Julio hacia la zona 1, para pedir ayuda a los transeΓΊntes.

Ayuda

Quienes puedan comprar los dibujos de Luis Fernando pueden buscar al artista, de 9:00 a 12:00 horas, frente a los Cines Capitol. A Oscar Orozco se le localiza en el Paseo de La Sexta, o se le puede enviar un correo a desempleoferias62@gmail.com.

EL PERIΓ“DICO

 

CategorΓ­as:LA NOTA ESPECIAL