LA NOTA CHAPINA

π™ΆπšžπšŠπšπšŽπš–πšŠπš•πšŠ πš›πšŽπšπš’πšœπšπš›πšŠ πš•πšŠ πš–πšŠπš’πš˜πš› πš•πšŽπšπšŠπš•πš’πšπšŠπš πšŽπš— πš•πšŠ πš›πšŽπšπš’πš˜Μπš— πšŒπšŽπš—πšπš›πš˜πšŠπš–πšŽπš›πš’πšŒπšŠπš—πšŠ 𝚒 πšœπš’πš— πšŽπš–πš‹πšŠπš›πšπš˜ πšŽπš• π™²πšŠπšŒπš’πš πš˜πš›πšπšŽπš—πš˜Μ 𝚚𝚞𝚎 𝚜𝚎 πš›πšŽπšŠπš‹πš›πš’πšŽπš›πšŠ πš•πšŠ πšŽπšŒπš˜πš—πš˜πš–πš’ΜπšŠ πšπšžπšŠπšπšŽπš–πšŠπš•πšπšŽπšŒπšŠ, πš™πš˜πš›πššπšžπšŽ 𝚜𝚞 πšŒπšžΜπš™πšžπš•πšŠ πšŽπšœπšπšŠπš‹πšŠ πš™πšŽπš›πšπš’πšŽπš—πšπš˜ πš–πšžπšŒπš‘πš˜ πšπš’πš—πšŽπš›πš˜

COVI

 

 

CHAPLlevar de forma tardΓ­a a los enfermos al hospital o la falta de espacios en los centros de atenciΓ³n podrΓ­an ser los factores que inciden en la gravedad de la salud de los pacientes por COVID-19.

Por: Rony RΓ­os

 

Cerca de alcanzar los 2 mil fallecidos por COVID-19, Guatemala es el paΓ­s en CentroamΓ©rica donde mΓ‘s personas mueren a causa de la enfermedad. Casi cuatro de cada cien personas infectadas han fallecido por coronavirus.

SegΓΊn los datos reportados por las secretarΓ­as y ministerios de Salud de los paΓ­ses centroamericanos, aunque PanamΓ‘ tiene el mayor registro de casos de la regiΓ³n, la tasa de letalidad es mΓ‘s alta en Guatemala, Nicaragua y Honduras.

El presidente Alejandro Giammattei constantemente realiza el llamado a la poblaciΓ³n para que se acerque a los centros de atenciΓ³n cuando comiencen los sΓ­ntomas de COVID-19 y asΓ­ evitar que el estado de salud de los pacientes se deteriore.

Sin embargo, los directivos de hospitales especializados para atención de pacientes con COVID-19 han informado sobre el colapso y saturación de algunos centros de atención y según el experto en salud pública e investigación, Ángel SÑnchez, ese sería uno de los factores por los que se complica la salud de los pacientes.

SΓ‘nchez seΓ±alΓ³ que muchos de los pacientes fallecen porque son llevados al hospital hasta que su estado de salud es grave y que, en algunos casos, los centros asistenciales ya no cuentan con espacios en las unidades de cuidados intensivos para ingresar mΓ‘s enfermos.

Letalidad o mortalidad

La tasa de letalidad se determina por la cantidad de enfermos de COVID-19 que fallecen, por lo que aunque en Nicaragua existan 116 fallecidos, esa cifra representa el 3.8 por ciento de letalidad –la segunda mΓ‘s alta en CentroamΓ©rica- y que en proporciΓ³n se asemeja a las estadΓ­sticas de Guatemala.

Mientras que cuando se hace referencia a la tasa de mortalidad se relacionan datos de personas fallecidas del total de habitantes del paΓ­s. Regularmente, para estandarizar el cΓ‘lculo, se utilizan mediciones por cada 1,000, 10 mil o 100 mil habitantes.

A pesar de que Guatemala tiene la mayor cantidad de fallecidos, es la tercera tasa mΓ‘s alta de mortalidad por cada 100 mil habitantes. Casi 12 de cada 100 mil personas han muerto por COVID-19.

MΓ‘s recuperados

Los nuevos parΓ‘metros para determinar la recuperaciΓ³n de un paciente con COVID-19 determinado por nΓΊmero de dΓ­as enfermo, favorecen a las estadΓ­sticas del paΓ­s. Guatemala recupera al 74 por ciento de sus enfermos, superando por bastante las cifras reportadas por El Salvador o PanamΓ‘, que se encuentran por debajo del 55 por ciento.

EL PERIΓ“DICO