LA NOTA CHAPINA

๐™ณ๐šŽ๐šœ๐š๐šŽ ๐š–๐šŠ๐šข๐š˜ ๐š—๐š˜ ๐š‘๐šŠ๐šข ๐š๐šŠ๐š๐š˜๐šœ ๐šœ๐š˜๐š‹๐š›๐šŽ ๐š•๐šŠ๐šœ ๐š™๐š›๐šž๐šŽ๐š‹๐šŠ๐šœ ๐š๐šŽ ๐™ฒ๐™พ๐š…๐™ธ๐™ณ-๐Ÿท๐Ÿฟ ๐šŠ ๐š–๐š’๐š๐š›๐šŠ๐š—๐š๐šŽ๐šœ

COVI

 

 

 

CHAPPara que continuaran los vuelos de deportados, Cancillerรญa pidiรณ al ICE certificar que los retornados eran negativo a COVID-19, ademรกs el MSPAS se comprometiรณ a aplicar a cada migrante la prueba para detectar este virus.

ย Salud indicรณ en mayo pasado que a todos los deportados se les realizarรญa la prueba de COVID-19.

Por: Cindy EspinaDesde el 14 de mayo al 10 de julio, la informaciรณn sobre las pruebas de COVID-19 y los resultados de estas, aplicadas a los guatemaltecos deportados desde Estados Unidos (EE. UU.), es casi nula, segรบn reporta el Ministerio de Salud Pรบblica y Asistencia Social (MSPAS) en un informe que fue presentado a la Comisiรณn de Relaciones Exteriores del Congreso.

La actual administraciรณn del Ministerio de Salud seรฑala que no hay evidencia de que haya existido una coordinaciรณn a nivel superior entre Hugo Monroy, exministro de Salud, y el director ejecutivo del Sistema Integral de Atenciรณn en Salud (SIAS), para obtener los resultados de estas pruebas.

Segรบn el MSPAS, no se tienen datos de los resultados de las pruebas que supuestamente se realizaron a todos los menores de edad no acompaรฑados que fueron retornados al paรญs durante todo mayo y junio. El Instituto Guatemalteco de Migraciรณn (IGM) reportรณ que durante esos meses 42 niรฑos y niรฑas fueron deportados a Guatemala desde EE. UU.

Un grupo sin control

En cuanto a los adultos, la situaciรณn denota un descontrol en el manejo de informaciรณn y monitoreo de este grupo de la poblaciรณn. El informe del MSPAS indica que no hay datos de los resultados de los cuatro vuelos de deportados, del Servicio de Inmigraciรณn y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE), que registrรณ el IGM durante la segunda quincena de mayo.

Esta misma situaciรณn se presenta en junio, ya que no se cuenta con los resultados de cuatro de los siete vuelos registrados por Migraciรณn durante ese mes.

De un total de 892 personas que regresaron al paรญs entre el 14 de mayo y el 10 de julio, solo se tiene registro que se aplicaron pruebas de COVID-19 a 237 personas, de las cuales el MSPAS solo dio el resultado de 98, en las que siete personas dieron positivo.

Pese a que en el informe del MSPAS se establece que no se conoce el resultado de las personas que vinieron al paรญs en ocho vuelos, el IGM indicรณ que las personas que salen del albergue u hoteles llevan un certificado que descarta que son portadores de COVID-19.

Andrea Villagrรกn, diputada de la bancada Bien e integrante de la Comisiรณn de Relaciones Exteriores, considera โ€œpreocupanteโ€ esta situaciรณn, porque se hicieron las pruebas de forma aleatoria y peor aรบn, es que no se cuentan con los resultados de estas. Con esto, se puso en riesgo la salud de los migrantes, su familia y comunidad, porque se comprueba que no hubo un monitoreo a este grupo vulnerable de la poblaciรณn guatemalteca.

Villagrรกn dijo que de forma inmediata el MSPAS debe aplicar un sistema de control y monitoreo a los migrantes retornados, ya que la mayorรญa de ellos pertenecen a municipios muy alejados del centro del paรญs.

Antecedente y procedimiento

El Gobierno de Guatemala suspendiรณ los vuelos de deportados en varias ocasiones por el incremento de casos de COVID-19. Entre el 13 de marzo al 13 de mayo se registraron 158 migrantes contagiados con ese virus, casi el 20 por ciento del total de contagiados en el paรญs en esa รฉpoca.

Debido a esto, en mayo, Cancillerรญa pidiรณ al ICE que certificar que la persona deportada era negativo a COVID-19.

EL PERIร“DICO