LA NOTA CHAPINA

π™³πš’πšŽπš£ 𝚍𝚎 𝟷𝟼 πšŠπšŽπš›πš˜πš—πšŠπšŸπšŽπšœ πš’πš•πšŽπšπšŠπš•πšŽπšœ πšπšžπšŽπš›πš˜πš— πš•πš˜πšŒπšŠπš•πš’πš£πšŠπšπšŠπšœ πšŽπš— π™ΏπšŽπšΓ©πš—

CHAPEl trasiego de cocaΓ­na desde SudamΓ©rica continΓΊa activo pese a la pandemia.

Por: Evelyn Boche

La madrugada del sΓ‘bado 22 de junio, las fuerzas antinarcΓ³ticas casi interceptan una aeronave ilegal en PetΓ©n que se venΓ­a persiguiendo con apoyo de la Fuerza AΓ©rea Colombiana. Al entrar a espacio guatemalteco siguieron en los monitores del radar el avance de la aeronave, que quedΓ³ abandonada en el norte de PetΓ©n, con varios impactos de arma de fuego que la misma tripulaciΓ³n habrΓ­a disparado para incendiarla. Algunos kilos de cocaΓ­na quedaron tirados en la escena a la que llegaron las fuerzas combinadas del EjΓ©rcito y la PolicΓ­a Nacional Civil (PNC).

Esa fue una de las 16 avionetas que han aterrizado de forma ilegal en el paΓ­s, segΓΊn el registro de la SubdirecciΓ³n General de AnΓ‘lisis e InformaciΓ³n AntinarcΓ³tica (SGAIA). Diez de las aeronaves fueron localizadas en PetΓ©n. En todo 2019, la unidad antinarcΓ³tica reportΓ³ el hallazgo de 40 aeronaves.

Carencia de equipo

De acuerdo con la FiscalΓ­a contra la Narcoactividad, para interceptar aquella y otras aeronaves hizo falta capacidad tΓ©cnica local, aviones para perseguirlos y el despliegue para obligar un aterrizaje forzoso, detener a la tripulaciΓ³n e incautar la droga. A las unidades terrestres les toma dos horas llegar a algunos lugares, mientras que a los traficantes les lleva apenas diez minutos.

Ronaldo Leiva, asesor en seguridad y defensa del CIEN, opina que para obligar el descenso de las aeronaves ilegales, el paΓ­s necesita aviones o jets iguales o mΓ‘s veloces y con mayor capacidad de maniobra, que los que utilizan las bandas de traficantes.

Como complemento, tambiΓ©n se necesitan helicΓ³pteros para coadyuvar en tareas como el traslado de detenidos o el alijo, expone Leiva. Durante varios gobiernos se ha tratado de comprar aviones para ese propΓ³sito, pero los procesos se interrumpen por seΓ±alamientos de corrupciΓ³n.

En ese contexto, Leiva considera que se deben asegurar procesos de adquisiciΓ³n mΓ‘s claros y apegados a la ley. Mientras, los investigadores relatan que a los traficantes no les importa incendiar las aeronaves para inutilizarlas y borrar evidencias.

ContinΓΊa el trasiego

A las organizaciones criminales, la pandemia no les pone lΓ­mite, indicΓ³ la jefa de la SGAIA, Yodzaida GarcΓ­a. El trasiego continΓΊa, la ΓΊnica puerta que se cerrΓ³ es la del traslado hormiga de cocaΓ­na, que las personas llevan oculta en sus cuerpos o como parte de su equipaje.

EL PERIΓ“DICO