LA NOTA CHAPINA

SP acondiciona Fraijanes II para atender posibles casos de COVID-19


covi

CHAP

El Sistema Penitenciario trabajan en el análisis de al menos 1,500 expedientes de privados de libertad que solicitan la redención de pena.

 Foto: José Miguel Lam / elPeriódico.

Por: Luisa ParedesEl Director del Sistema Penitenciario (SP), Luis Rodolfo Escobar Ovalle, informó que realizaron el remozamiento del Centro de Detención para Hombres Fraijanes II, donde habilitarán un área para aislar a privados de libertad que den positivo por COVID-19.

En este espacio contarán con 350 camas. “Ya está listo, solo hace falta poner encamamiento mayor para esa cantidad de personas. Se está haciendo efectivo y se está coordinando con el departamento de infraestructura” dijo el funcionario en una conferencia de prensa.

También consideran habilitar la Escuela de Estudios Penitenciarios, ubicada en la zona 9 de la capital, para alojar a personal administrativo y operativo. Estiman que en este lugar pueden atender a 500 personas. “Vamos a lograr tener este espacio de encamamiento para que haya espacio para atender a pacientes”, agregó.

José Lam@jlam_elP

Director del Sistema Penitenciario, Luis Rodolfo Escobar Ovalle, brinda declaraciones a periodistas sobre acciones que el Sistema de Prisiones está tomando respecto de la pandemia del coronavirus COVID-19.

Embedded video

See José Lam’s other Tweets

Este viernes, se reportó un privado de libertad en un centro de Quetzaltenango que se contagió con el virus. Sin embargo, Escobar Ovalle dijo que esta persona se encontraba en las carceletas a cargo de la Policía Nacional Civil (PNC) por lo que el funcionario asegura que hasta la fecha no se reportan casos en las prisiones a cargo del SP, sin embargo, consideran que deben tener la infraestructura para no recargar los hospitales del Ministerio de Salud de llegarse a identificar portadores en las cárceles. La institución solicitará una ampliación presupuestaria para poder cubrir los gastos de la atención a la emergencia. Escobar Ovalle no especificó el monto que requerirán.

Un reporte presentado en marzo por la Oficina Nacional de Prevención de la Tortura, señala que se tiene el registro de 2 mil 200 privados de libertad que son considerados de alto riesgo si se contagian con el COVID-19. Entre ellos están 644 adultos mayores, 72 privadas de libertad embarazadas, 1,116 con enfermedades crónicas y 280 reos con discapacidades. El resto son personas mayores de 80 años. Según Escobar Ovalle, los grupos de riesgo no han sido aisladas porque el virus no ha ingresado a las prisiones, pero preparan los espacios necesarios.

El SP también trabajan con el Instituto de Defensa Público Penal para que se analicen al menos 1,500 expedientes de privados de libertad que solicitan la redención de pena.

 

EL PERIÓDICO