LA NOTA CHAPINA

Graduandos no harán práctica supervisada y el seminario será individual


CHAP

Esta promoción de graduandos será atípica. La suspensión de clases por el covid-19 ha llevado a modificar algunos requisitos que los 168 mil 46 estudiantes inscritos en el último grado de diversificado deberán cumplir para recibir su título.

Este año, el Mineduc evalúa hacer las pruebas a los graduandos de manera virtual.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)Este año, el Mineduc evalúa hacer las pruebas a los graduandos de manera virtual. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El cierre de los establecimientos educativos se ha prolongado durante diez semanas, y aún no hay certeza de cuándo los estudiantes podrán volver a clases, pues los contagios de covid-19 siguen en ascenso en el país.

Esta promoción de graduados será diferente. La suspensión de clases por el covid-19 ha obligado a las autoridades de Educación a modificar algunos requisitos que los 168 mil estudiantes inscritos en el último grado de diversificado hasta el 1 de mayo debían cumplir para recibir el título correspondiente.

Son 4.1 millones de niños y jóvenes confinados, y alejados de las aulas continúan con la formación y desarrollo de competencias en sus hogares, en un esfuerzo por adaptarse a la actual situación causada por la pandemia.

La actual crisis ha obligado a hacer cambios en todos los niveles educativos, tales como el uso de guías de autoaprendizaje y lineamientos para el sector público, además de la puesta en marcha de aulas virtuales para el sector privado.

Este es un desafío que se hace mayor para quienes están por cerrar el ciclo diversificado, pues están en el último tramo para alcanzar las competencias y habilidades necesarias para enfrentarse el próximo año a un mercado laboral cada vez más exigente, o bien para emprender su preparación universitaria.

Sin prácticas

Entre los requisitos para optar al título de diversificado, los estudiantes deben cumplir con la fase de práctica supervisada, tiempo durante el cual muestran los conocimientos, habilidades y destrezas adquiridos sobre la carrera que eligieron.

Según el Acuerdo Ministerial 2940-2011, las prácticas de deben efectuar entre septiembre y octubre, en una empresa, taller o establecimiento educativo, según la carrera.

Pero la pandemia hizo que este año la situación cambiara y el viceministro técnico Héctor Cermeño indicó que, por seguridad de los estudiantes, el Mineduc no considera prudente que los jóvenes cumplan con la práctica supervisada.

En sustitución de esa etapa, personal del Ministerio trabaja en la elaboración de lineamientos para permitir que los graduandos puedan participar en otras actividades, como proyectos o estudio de casos, y que al final presenten un informe de los resultados.

Por ejemplo, quienes estudian una carrera relacionada con Magisterio podrían grabarse impartiendo una clase, presentar este material y un informe del trabajo desarrollado al maestro de práctica supervisada, a fin de que lo evalúe.

Tampoco habrá seminario

Para obtener el título de diversificado, el estudiante también debe recibir el curso de Seminario, el cual finaliza con una investigación grupal en una comunidad seleccionada.

Este año no será así. Cada alumno presentará su propio trabajo de investigación. El tema para este ciclo lectivo es Nutrición, en el marco de la Gran Cruzada Nacional por la Nutrición.

“Ellos tendrán que adecuarse a las condiciones que tienen en sus hogares, utilizar los recursos disponibles y la información que puedan obtener en la familia para poder desarrollar el tema”, explicó Cermeño.

No se sabe cómo evolucionará la propagación del covid-19 en el país, pero el viceministro adelantó que al final del año no habrá actos de graduación, a fin de evitar aglomeraciones y contagios del virus.

En Estados Unidos se optó por celebrar las graduaciones de secundaria y de la universidad de manera virtual, y la misma modalidad han adoptado países de Europa, como España. Lo mismo podría suceder en Guatemala, aunque aún no se ha definido.

Evaluación sigue en pie

Los graduandos también deben someterse a una prueba diagnóstica, y según el calendario escolar, está previsto que el ciclo comience el primer día de junio, pero la fecha puede cambiar, debido a las restricciones de movilidad dispuestas para contener el contagio del nuevo coronavirus.

El viceministro técnico de Educación señaló que esa prueba no se puede suspender porque es un indicador importante para buscar las mejoras en los procesos de enseñanza.

Mientras tanto, en la página de internet de la Dirección General de Evaluación e Investigación Educativa (Digeduca), ya se puede encontrar información dirigida a los graduandos que les servirá para someterse a la prueba.

“Los instrumentos contienen ítems que tienen relación con conceptos básicos que el estudiante debe dominar, y (la evaluación) se hará con la misma técnica como se ha aplicado en los años anteriores”, comentó Cermeño.

Desafío a distancia

El cierre de los establecimientos educativos se ha prolongado por 10 semanas y aún no se tiene certeza de cuándo los estudiantes podrán volver a clases, ya que los contagios de covid-19 siguen en ascenso en el país.

Si los estudiantes desarrollaron la comprensión lectora en sus más de 10 años de estudio, “ya están listos para la vida”, señaló María Ester Ortega, consultora y exviceministra de Calidad Educativa, pues afirma que para entonces el estudiante tendría la capacidad de aprender por sí mismo cualquier área de su interés.

En la evaluación diagnóstica del año pasado, solo tres de cada 10 estudiantes consiguieron un logro satisfactorio en Lectura, mientras que en Matemática la cifra se redujo a uno. Los resultados no han sido los esperados, aunque en el 2019 hubo una mejora de dos puntos porcentuales en comparación con el ciclo lectivo anterior.

A criterio de Ortega, la interrupción de las clases podría afectar los resultados, pues en casa la persona debe ser muy disciplinada y responsable para continuar su aprendizaje. Sin embargo, apuntó, esto no debe interrumpir la evaluación, ya que esta permite identificar las debilidades de los estudiantes y de la enseñanza.

PRENSA LIBRE