LA NOTA ESPECIAL

Sulema y su hijo, encontraron trabajo y un nuevo hogar


ESPECI

  • Por Erivan Campos

Madre e hijo no tendrán por qué preocuparse ya por no tener un techo donde vivir. (Fotomontaje Erivan Campos)

Madre e hijo no tendrán por qué preocuparse ya por no tener un techo donde vivir. (Fotomontaje Erivan Campos)

La historia de Sulema Xicol de 19 años y su hijo, Geizer Alexander de diez meses, se hizo viral tras una publicación en redes sociales que denunciaba que la madre del menor fue expulsada del lugar donde laboraba como empleada doméstica, porque su bebé lloraba mucho.

La joven madre recibió tres llamadas ofreciéndole ayuda. Sin embargo, optó por irse a Mixco donde una mujer de nombre Dámaris ofreció darle techo y empleo para ella y su bebé.

El inspector William Lima Silva de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional Civil y el agente Julián Bautista llegaron a la mencionada dirección para verificar la historia y se encontraron con Sulema, Geizer y el joven que dio a conocer la historia.

Lima explica a Soy502: “Vi la publicación y me recordé de mi hijo. Tengo un niño de dos meses de diferencia y me puse a pensar ¿qué tanto podría pasarle al niño en esas condiciones? Me fui a ver qué pasaba con ella y efectivamente ahí estaba, con el mismo muchacho que había hecho la publicación. Seguía ahí cuidándola, llegue unos 20 minutos después de que se hiciera la publicación, Alrededor de las 18:30 horas”.

Una nueva oportunidad

“La llevamos donde más le convenía” sigue relatando Lima. “Su condición era de total abandono, no tenía absolutamente nada; no era indigente pero no tenía ni dónde pasar la noche”.

Más que un empleo, una familia

Al llegar al lugar, la joven y el pequeño fueron recibidos de forma emotiva. La nueva jefa de Sulema le contó a los agentes que tenía 4 hijos y que ella sería su quinta hija y el niño su nieto. Fue entonces que los policías se retiraron más confiados, pues estaban buscando un albergue para que ambos pasaran la noche.

El inspector Lima relató que el niño no lloró en ningún momento, durmió todo el tiempo.

SOY 502

Categorías:LA NOTA ESPECIAL