LA NOTA CHAPINA

Hospital General sin condiciones para atender enfermos de COVID-19


covi

CHAP

Ante la falta de espacio en los centros para atender a contagiados de coronavirus, los casos identificados en el San Juan de Dios ya no serán trasladados.

 Personal de la oficina del PDH confirmó que en el hospital permanecen 18 enfermos de COVID-19 y 18 más en cuarentena.

Por: Rony RíosTras las denuncias de varios médicos del Hospital General San Juan de Dios (HGSJD) la oficina del Procurador de los Derechos Humanos (PDH) realizó dos supervisiones que le permitieron verificar que en ese centro permanecen internos 18 pacientes con COVID-19 y 18 más que esperan los resultados de las pruebas.

La semana anterior, el presidente Alejandro Giammattei anunció que el Hospital General atendería las enfermedades comunes, emergencias y cualquier padecimiento que no estuviera relacionado al coronavirus para que el Hospital Roosevelt apoyara en la atención especializada a los centros de atención ubicados en Villa Nueva y el Parque de la Industria.

Sin embargo, desde la noche del jueves pasado, el Hospital General dio ingreso a pacientes que dieron positivo a la prueba de coronavirus porque ninguno de los otros tres hospitales autorizados para su atención quisieron recibirlos.

La defensora de Salud, Zulma Calderón, indicó que falta poco para que la red hospitalaria colapse y que por falta de espacios en los hospitales especializados y el Hospital Roosevelt, los pacientes del General ya no están siendo trasladados.

El Sindicato de Médicos del San Juan de Dios indicó que habilitaron un pequeño espacio para la atención de pacientes con COVID-19, pero que ante la negativa de aceptar el traslado a otros hospitales, esa área fue sobrepasada.

El miércoles pasado, en una citación en el Congreso, los directores de los hospitales de Villa Nueva y Parque de la Industria, confirmaron que “están limitados” a no recibir a más pacientes. La justificación de las autoridades es porque tienen problemas de falta de personal y existe lentitud en el traslado de recursos por parte del Ministerio de Salud.

Sin personal ni equipo“No contamos con las áreas para atender a pacientes de COVID-19. La parte de la emergencia se pasó a la consulta externa, un área que no es adecuada para tener encamamiento porque carece de lo más básico, como tomas de oxígeno”, indicaron médicos que pidieron no ser identificados.

“Así como los pacientes con cáncer, también esa área tuvo que ser adaptada y los están movilizando, entonces los ponemos en riesgo a ellos. Estamos denunciando que no podemos ser hospital COVID porque el área pequeña que se habilitó no es suficiente para lo que vemos día a día. Normalmente vemos diabéticos, hipertensos, cáncer, accidentes y esa población se queda sin la atención debida si estamos viendo pacientes COVID, los ponemos en riesgo y están vulnerables de ser contagiados”, enfatizaron los médicos.

Los integrantes del Sindicato denunciaron que no cuentan con el personal médico completo, ya que los estudiantes de Medicina no están apoyando -por los protocolos de seguridad-, hay doctores en cuarentena y tres de ellos están infectados con el virus.

Otro de los médicos consultados señaló que lo normal era contar con entre seis y siete residentes en cada área, pero por la cuarentena que guardan algunos de sus compañeros y las suspensiones de otros –por enfermedades crónicas, edad, embarazos u otros- ahora hay áreas con un médico residente.

“Nos niegan mascarillas y lentes porque solo les dan a los que cubren el área de Capere –Centro de Atención de Pacientes con Enfermedades Respiratorios- y ahora que estamos en la fase de mitigación cualquier paciente que entre es sospechoso de coronavirus. Sentimos que no hemos sido apoyados por la dirección del hospital y del MSPAS”, indicaron.

Además, aseguraron que no cuentan con el abastecimiento de medicamentos –aproximadamente 70 por ciento- o materiales quirúrgicos. “La mayoría de los médicos compran su propio equipo, que como mínimo es una mascarilla N95 y lentes de protección”, señalaron los médicos.

Con ventilación mecánica

La oficina del Procurador de los Derechos Humanos (PDH) realizó una supervisión en la que localizó que dos pacientes con COVID-19 se encuentran en condición crítica por lo que requirieron ventilación mecánica  –asistencia para respirar–.

EL PERIÓDICO