LA NOTA CHAPINA

Coronavirus: Guatemala entra a fase de mitigación y crece el riesgo de contagio


covi

CHAP

Dos meses después del primer caso de covid-19 en Guatemala y de que se registrara el día con el mayor número de casos positivos, 143, el presidente Alejandro Giammattei oficializa que el país ingresa a la fase de mitigación, mientras que endurece las medidas de restricción y anuncia nuevas suspensiones de actividades económicas y sociales

En la fase de mitigación todas las personas son sospechosas de tener el covid-19, la transmisión en esta etapa es local. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)En la fase de mitigación todas las personas son sospechosas de tener el covid-19, la transmisión en esta etapa es local. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Pero ¿qué significa que hayamos entrado a esta nueva fase de la pandemia? La mitigación no se refiere a que la presencia del nuevo coronavirus se haya atenuado en suelo guatemalteco, sino que ahora hay que tratar de mitigar el aumento desmedido de casos que se avecina en los próximos días.

Ahora el virus se concentra en mayor proporción en la comunidad. En esta fase ya se ha perdido el nexo epidemiológico en el 10% de infectados, o quizá más. Es decir, que no se sabe dónde fue que la persona adquirió el covid-19.

Contrario a la fase de contención, donde había una relación de la transmisión con un viaje o con alguien que viajó al exterior, y las acciones van en limitar la entrada al país de casos importados para impedir que gente de la comunidad se infecte, acá no se puede establecer una conexión o relación del contacto directo para el contagio del virus. Los esfuerzos se concentran en atender a las personas con coronavirus confirmados, y la red de servicios de salud se dedica a esa atención, menciona el médico epidemiólogo Arturo Sánchez López.

En este punto cualquiera es sospechoso de tener la enfermedad, aún si está en etapa asintomática. Cabe recordar que desde tres días antes de iniciarse los síntomas de la enfermedad, la persona puede trasmitirla.

“La fase de mitigación va a depender exclusivamente del comportamiento de las personas, ahora no es momento de discutir modelos matemáticos sobre cómo se va a comportar la curva, porque muchas personas no entienden que la cantidad calculada de contagios de infecciones severas o de mortalidad va a estar dada por el comportamiento que tengan las personas siguiendo las instrucciones del gobierno”, dice el médico Roger Gil, jefe del Departamento de Infectología del Hospital General de Enfermedades del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Según la infectóloga Nancy Sandoval, presidenta de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas (AGEI), lo que cambia para los ciudadanos en la fase de mitigación comparado con la de contención, es que el virus circula de forma local.

“Es importante mencionar que las fases no se elaboraron como una predicción epidemiológica, sino para orientar a los países en la ejecución de actividades. Si bien las fases posteriores pueden correlacionarse en términos generales con el aumento del nivel de riesgo de la pandemia, el hecho es que en las tres primeras fases se desconoce dicho riesgo”, resalta Sandoval.

Más casos

Durante los últimos días la duplicidad de casos positivos de covid-19 se ha dado a más corto tiempo, y en la etapa de mitigación la tendencia continúa.

Sandoval dice que en base a la evidencia se puede establecer que el país está en una fase de aceleración temprana y en donde se acumula “gran números” de contagios y entre los que requerirán más hospitalizaciones, por lo que según las lecciones de otros países también se desbordan los sistemas de salud mejor preparados y más fortalecidos que el de Guatemala.

“Habrá más casos leves respiratorios, ellos serán los que más fácilmente contagiarán a otras personas, y comenzará la relación proporcional entre los casos leves respiratorios y los casos críticos”, argumenta Gil.

Con esto quiere decir, que hasta ahora los hospitales están llenos con casos leves a moderados, pero en la etapa de mitigación habrá una alta cantidad de pacientes en estado crítico, en terapia intensiva, que no podrían ser atendidos por la saturación de pacientes en los centros asistenciales.

Según los expertos, las medidas de distanciamiento social y de restricciones de movilidad impuestas por el gobierno deben ser atendidas con diligencia y responsabilidad, para evitar más contagios. Toda población está en riesgo, pero principalmente las personas con sistema inmunológico débiles y mayores de 60 años.

“Acá ya no depende únicamente del Gobierno, aquí depende de nuestro propio comportamiento como personas. De cómo nos comportemos, dependerá de que esta fase sea un éxito, porque acá estamos hablando de que podríamos estar en esta fase crítica por lo menos unas ocho semanas”, dice Gil.

Si se continúa con el distanciamiento social, el uso de mascarilla y con las medidas de higiene, ese tiempo podría reducirse y se lograría disminuir la curva de contagios y que la tasa de mortalidad no sea alta, menciona el infectólogo.

A lo que Sanchéz López agrega que deben mantenerse las medidas establecidas durante la fase de contención, como la restricción de ingreso de personas al país, principalmente por el tema de pacientes asintomáticos. La contención se debe continuar a nivel de la familia, de las empresas y de cada comunidad.

Hay que seguir con las acciones limpieza y desinfección de áreas y superficies, lavado de manos, mantener la distancia más de un metro entre personas. “Estas medidas cortan la cadena de transmisión”, indica el epidemiólogo.

Vidas humanas

El infectólogo Julio César Argueta señaló que el activo más grande de un país es su población por lo que debe mantenerse saludable y son las autoridades quienes tienen que definir las acciones para salvaguardar sus vidas.

El médico recordó cómo avanza la situación de los contagios en Brasil y las decisiones contradictorias que ha tomado dicho gobierno para evitar la propagación del virus.

“Afortunadamente, las autoridades aquí en Guatemala están intentando, sin ninguna experiencia previa porque ningún país la tiene, tomar acciones justas y oportunas para que la situación mejore”, resaltó.

Asimismo, explicó que con el endurecimiento de las medidas anunciadas por el gobierno de Giammattei buscan limitar los casos, porque entre menos contagios, menor necesidad de casos en intensivo, menor necesidad de utilizar camas en hospitales y menor mortalidad.

Este podría ser el panorama en Guatemala si no se obedecen las restricciones presidenciales…No habría economía que aguante esto

 

 

PRENSA LIBRE