LA NOTA CHAPINA

El hospital del Parque de la Industria está al borde del colapso


CHAP

El intensivo dejó de operar porque un médico dio positivo para COVID-19 en actividades ajenas al servicio, según constató la PDH.

 Médicos del Parque de la Industria denunciaron falta salarios, contratos e insumos.

Por: E Boche/L ParedesNo han pasado siquiera dos meses desde que el presidente Alejandro Giammattei inauguró el Hospital Temporal del Parque de la Industria, el cual dijo que tendría la Unidad de Cuidados Intensivos más grande de Centroamérica, para 48 pacientes, y una capacidad instalada de 3 mil camas, sin embargo, actualmente solo hay 319.

El intensivo no está funcionando, según constató ayer la procuradora Adjunta de la PDH, Claudia Maselli, debido a que un médico dio positivo para COVID-19 en actividades ajenas al servicio. En prevención, todo el equipo del intensivo fue puesto en cuarentena, según Maselli.

Los salubristas operan al doble de su capacidad, puesto que de los 543 trabajadores del área asistencial –que comprende médicos generales, internistas, intensivistas, enfermeras, entre otros– Salud asegura haber contratado a 298, poco más de la mitad. Eso puede explicar el porqué la Unidad de Cuidados Intensivos quedó en la inoperancia cuando un grupo debió ir a cuarentena.

Calamidad

Salud mantiene abierta la convocatoria para contratar personal para los hospitales que atienden los casos de COVID-19. Sin embargo, desde el Parque de la Industria, los médicos confirmaron que solo unos 25 de 50 firmaron contratos, algunos hasta la semana pasada. Además, con casi dos meses de servicio, hasta ayer no les habían pagado.

Un médico puede ganar uno Q16 mil mensuales y un especialista entre Q18 mil y Q20 mil, pero los datos no fueron confirmados por Salud, pese a múltiples consultas.

Al tomar la plaza temporal para servir durante la pandemia, los médicos no solo asumen el riesgo de contagio –cuenta resuelto uno de los profesionales– sino de perder algún otro trabajo. Muchos de los que hacían turnos en hospitales privados, fueron despedidos, por la desconfianza de que vayan a llevar el virus, dijo el entrevistado, quien no da su nombre para evitar represalias.

Los médicos decidieron hablar con los periodistas un día después de un golpe para su dignidad, cuando en lugar del traje de protección les pidieron vestirse con bolsas para basura. Su reclamo, dijo una médica, lo hicieron en nombre de los profesionales de todos los hospitales públicos que carecen del equipo de protección, y sin el ánimo de confrontar ni señalar a nadie.

A la falta de certeza laboral, salarial y de protección se suman otros reclamos: hasta la semana pasada, cuando instalaron dos hornos de microondas, los médicos y los pacientes debían consumir los alimentos fríos, que muchas veces llegaron revueltos en la bandejas desechables.

Lo que no se había logrado en casi dos meses, se resolvió ayer en el Parque de la Industria: había mascarillas, overoles y mejor comida. Pero a Salud le quedan varias contrataciones pendientes, de lavado de ropa, compra de camas y de cunas, entre otros. Y sobre todo de personal médico.

Salud culpa a médicos

El viceministro de Hospitales, Germán Scheel, dijo que los médicos están creando conflictos para que no se pueda desarrollar adecuadamente el funcionamiento del hospital temporal del Parque de la Industria. El funcionario lamentó que durante la pandemia algunos colegas no estén apoyando a la cartera y hagan públicas quejas que se pueden solucionar con diálogo.

Según la directora del hospital temporal, Dania Hernández, el hospital tiene para protección de su personal 1,814 unidades de mascarillas N-95, 820 zapatones, 1,699 batas descartables, 197 mil 900 guantes desechables en tallas S, M y L, 382 caretas de protección, 20 mil mascarillas quirúrgicas 1,274 overoles, 900 lentes y 296 mil 596 mascarillas KN95.

La cartera también explicó que algunos médicos no han firmado un contrato o recibido su salario porque no han completado todos los requisitos legales. Rudy Ramírez, subdirectora de Recursos Humanos, dijo que 54 médicos generales, cuatro pediatras y un neumólogo fueron contratados bajo el renglón 182. Agregó que realizan las gestiones financieras para iniciar el proceso del pago de salarios.

Convocatoria abierta

El Colegio de Farmacéuticos y Químicos de Guatemala (Cofaqui), también acudió a la PDH para reclamar la falta de equipo de protección personal. “A estas alturas, no solo el personal que trata con pacientes enfermos necesita el equipo completo”, dijo la presidenta del Cofaqui, Elly Letona. “Nuestros agremiados hacen las pruebas, se encargan de los medicamentos y las nutricionistas que hacen trabajo comunitario, todos necesitan protección”, agregó.

298 salubristas ha contratado el Ministerio de Salud, sin embargo, su meta era de 543.

EL PERIÓDICO