LA NOTA CIENTÍFICA

Laboratorio chino prepara segunda fase de vacuna contra Covid-19


covi

CIENTI

  • Con información de South China Morning Post
El laboratorio CanSino y el Instituto Militar de Ciencias Médicas son los encargados de las pruebas (Fotografía: Freepik)

El laboratorio CanSino y el Instituto Militar de Ciencias Médicas son los encargados de las pruebas (Fotografía: Freepik)

El laboratorio chino “CanSino Biologics” ya ejecutó la primera etapa de los exámenes de la vacuna contra el coronavirus con éxito y se dispone a avanzar para encontrar el medicamento preventivo que podría acabar con la reciente cepa viral.

La empresa farmacológica está reclutando a más de 500 voluntarios que podrán participar en esta nueva etapa desde sus domicilios, informó este día el South China Morning Post.

Así fue la primera fase:

El primer grupo de voluntarios fue de 108 personas, todas residentes de Wuhan, con edades comprendidas entre los 18 y 60 años que no hubieran estado infectados de coronavirus. Ellos fueron divididos en tres conjuntos de examinados, quienes recibieron diferentes dosis de la nueva vacuna: alta, media y baja.

Uno de los grupos recibió una alta dosis y dentro de los efectos adversos presentaron temperaturas mayores a los 38 grados. En ellos, la fiebre irrumpía a partir de las 24 horas.

Los otros dos grupos, que fueron inyectados con dosis medias y bajas, no presentaron dificultades de ningún tipo, según información oficial reproducida por la revista Science. Los voluntarios fueron observados durante 14 días en una instalación construida especialmente para estos ensayos clínicos y el tratamiento de la primera fase concluyó el 2 de abril.

Así será la segunda fase

Los 500 voluntarios, en esta ocasión, no recibirán dosis altas de vacuna. La distribución sería de dosis media para 250 personas, dosis baja para 125 y un placebo para 125.

Los voluntarios serán controlados y monitoreados a distancia y los investigadores los visitarán el primer día, el día 14, el día 28 y el sexto mes después de la inyección. En cada uno de los encuentros se les extraerá sangre para realizar los debidos análisis.

El equipo a cargo

La droga fue desarrollada en un mes por un equipo de investigación liderado por la médica militar Chen Wei, reconocida por su estudios sobre los virus del SARS y del ébola. De hecho, parte del trabajo estuvo basado en el estudio de vacunas existentes contra esta última enfermedad.

La vacuna es el arma científica más poderosa para terminar con el coronavirus. Si China es el primer país en inventar un arma así y logramos nuestras patentes, eso demostrará el progreso de nuestra ciencia y la imagen de un país gigante.
Chen Wei, mayor general lider del proyecto.

Para esta segunda fase también participa el Instituto de Biotecnología de la Academia de Ciencias Médicas Militares después de que los datos preliminares de la primera etapa indicaron que era seguro proceder, de acuerdo a información de South China Morning Post.

SOY 502