LA NOTA CHAPINA

Presidente del Colegio de Médicos habla de las pruebas y contención del COVID-19


coro

Bomberos utilizan equipo especial para evitar posibles contagios de COVID-19. Foto La Hora/Moises Castillo/AP

POR CRISTIAN VELIX
cvelix@lahora.com.gt

Según Luis Ranero, presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala (Colmedegua), no se puede decir si es correcta o no la posición del Gobierno de no masificar las pruebas para detectar el COVID-19, sino es “lo que se tiene y lo que se puede hacer”.

“Si hacemos lo que está escrito: hacer pruebas de forma masiva, vamos a acabarlas y, en un momento determinado, probablemente pacientes sintomáticos y demás no vamos a contar con ese recurso”, agregó el médico.

En esa línea, el doctor explicó que hacia esa situación podría estar orientada la conducta del Gobierno, además, de que por un lado está la situación ideal y por el otro está la situación nacional.

“Si miramos lo descrito en la literatura médica actual lo mejor es ampliar, abarcar grandes sectores poblacionales para encontrar casos, con el objetivo de encontrarlos tempranamente, contenerlos y evitar la propagación del virus”, manifestó Ranero.

No obstante, el profesional explicó que se debe reconocer que nuestro sistema de Salud es deficiente y se tienen limitaciones, lo que se suma a que el país se vio afectado por el coronavirus cuando otros países de Asia y Europa ya estaban en el apogeo de la enfermedad.

“Esto ha desabastecido totalmente el sistema de salud mundial en cuanto a equipo médico y las pruebas no son la excepción”, afirmó el entrevistado, al tiempo que añadió que si bien se poseen los recursos para comprar equipo para la pandemia, no los hay disponibles en las cantidades suficientes en el mercado mundial.

DESCENTRALIZACIÓN DE PRUEBAS

Por otra parte, el presidente del Colmedegua expuso que esta institución tiene contacto con las Facultades de Medicina y de Farmacia de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), esto para ampliar la posibilidad de hacer pruebas.

“Hay algunos laboratorios de biología molecular en el país privados que podrían realizar las pruebas y las personas que tengan los recursos podrían hacérselas por ahí, el problema, es que se estaría abriendo la puerta a un negocio”, comentó Ranero.

Un técnico trabaja con muestras usadas para detectar el coronavirus. Foto La Hora/John Minchillo/AP

De esa manera, el doctor dijo que se tienen que ser cuidadosos en el sentido de no abrir la puerta para beneficiar a negocios o que particulares se favorezcan a expensas de la población.

De momento, únicamente el Laboratorio Nacional de Salud y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) pueden hacer las pruebas del coronavirus, el cual hasta hoy ha contagiado a 50 personas.

MEDIDAS DE CONTENCIÓN

De igual manera, el médico señaló que el sistema nacional de salud no está preparado para una oleada de enfermos como está ocurriendo en otros países, por lo que los guatemaltecos tienen que actuar antes, contener el virus y “primero Dios no va a llegar a la magnitud a la que están llegando en otros países”.

“La ventaja de Guatemala es que ya tenemos la experiencia de otros naciones y podemos aprender de eso, esta contención no se hizo adecuadamente en ellas y llegaron a esas consecuencias”, mencionó el profesional.

Bajo ese contexto, el doctor expresó que la medida de contención del toque de queda es solo una pequeña parte de las precauciones que se deben tomar y que la petición de que se queden en casa las personas es importante.

“El ´quédate en tu casa’ es muy importante en este momento por la fase en la que nos encontramos de la enfermedad. La etapa en la que nos encontramos es de diseminación comunitaria; vamos a empezar a contagiarnos si estamos en la calle”, afirmó el entrevistado.

Calles del Centro Histórico tras el inicio del Toque de Queda. Foto. Christian Gutiérrez

Por último, el integrante del Colegio de Médicos manifestó que se “vienen cosas duras para el país” y que el comportamiento epidemiológico del virus, como se ha visto en otros países, es de propagación.

“La mejor forma de hacerle frente a esto es al contención, ya que cuando esté en los hospitales el sistema nacional va a colapsar, estamos hablando de salud pública, IGSS y práctica privada”, puntualizó el Ranero.

LA HORA