LA NOTA DE MUNDO

Dudas y críticas en EE.UU. por la muerte de niños guatemaltecos

MUNDO

  • Por Jessica Gramajo
Felipe Alonzo Gómez, de 8 años, y Jakelin Amei Rosmery Caal, de 7, fallecieron en manos de la Patrulla Fronteriza. (Foto: Archivo/Soy502)

Felipe Alonzo Gómez, de 8 años, y Jakelin Amei Rosmery Caal, de 7, fallecieron en manos de la Patrulla Fronteriza. (Foto: Archivo/Soy502)

El presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes de Estados Unidos (EE.UU.), Bennie Thompson, manifestó su preocupación y rechazo por la investigación “pobre” que habría llevado a cabo la Oficina del Inspector General de Seguridad Nacional acerca de la muerte de dos niños migrantes de Guatemala.

Jakeline Caal, de 7 años; y Felipe Alonzo Gómez, de 8, fallecieron en diciembre del año pasado, en diferentes fechas, pero en manos de la Patrulla Fronteriza, hecho que provocó críticas y generó una investigación que, según Thompson, no fue exhaustiva ni revela las condiciones en que los menores guatemaltecos estuvieron las últimas horas de su vida.

La carta, que fue publicada por el medio estadounidense El Paso Matters, está dirigida al Inspector General del Homeland Security (OIG), Joseph Cuffari, quien según el político demócrata, se ha negado a presentarse a las citaciones de la Cámara de Representantes y en su lugar, pretendió enviar a un encargado. Hecho que le fue negado y por el que ahora deberá presentar un informe y responder varias preguntas.

“Si bien los agentes de la Patrulla Fronteriza que cuidaron a ambos niños mostraron una gran preocupación por su bienestar, el trabajo de la (OIG) después de las muertes es llevar a cabo una revisión exhaustiva de todos los hechos y circunstancias para determinar si la política de la agencia debe revisarse de alguna manera para garantizar que esas muertes no vuelvan a ocurrir. Los informes de investigación producidos por la OIG no cumplieron con ninguna de las responsabilidades”, lamentó en la misiva.

Thompson asegura que el informe “de una página” y que fue resumido a media página para publicarlo, “excluye detalles tan cruciales que la información es inexacta y engañosa”. Incluso, hay contradicciones, ya que la OIG revela que “el informe de la autopsia encontró que el niño (Felipe) murió de sepsis causada por la bacteria Staphylococcus aerous“, pero la Oficina del Investigador Médico de Nuevo México advirtió que la causa se debió a complicaciones de la infección por la Influenza B, hecho que no fue mencionado en el resumen presentado.

SOY 502