LA NOTA ECONÓMICA

Alimentos para población vulnerable todavía no llegan

ECONÓMICA

La disminución de remesas desde EE. UU. y los altos precios de granos básicos incrementan riesgos para las familias más necesitadas.

 La precariedad generará que las personas salgan de sus hogares y eso aumenta el riesgo de contagio del COVID-19, señala un representante de Oxfam.

Por: Ferdy MontepequeEl plan de respuesta del gobierno para atender a 2.3 millones de personas afectadas por la inseguridad alimentaria está en análisis; mientras que las entregas de alimentos y transferencias monetarias se encuentran suspendidas, en tanto se diseña un mecanismo para trasladar la ayuda sin que haya más riesgos de contagios del COVID-19.

Maritza Méndez, titular de la Secretaría Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan), aseguró que la emergencia del coronavirus podría aumentar el número de personas sin acceso físico ni económico a suficiente alimento.

También representaría un incremento en los casos de desnutrición aguda infantil, debido a que muchos campesinos que trabajan por jornal reducirán sus ingresos, además de la baja en las remesas y los altos precios en los productos básicos.

La funcionaria señaló que, en los últimos años, la inseguridad alimentaria se ha incrementado a casi todo el país y que no es exclusiva de los municipios del Corredor Seco. El problema se ha extendido a más comunidades de Huehuetenango, Quiché, San Marcos, Suchitepéquez, Baja Verapaz, Quetzaltenango y Chimaltenango, indicó Méndez.

A pesar de que el Congreso recién aprobó una asignación de Q700 millones para los ministerios de Agricultura y de Desarrollo Social, para un Programa de Apoyo Alimentario, este aún no se ha definido. Eduardo Rodas, viceministro de Seguridad Alimentaria del MAGA, indicó que aún está por decidirse cómo serán trasladadas las raciones y que la utilización de cupones no sería factible por los señalamientos a ese método.

No solo alimentos

A decir de Iván Aguilar, coordinador de Programa Humanitario de Oxfam, la atención por parte del gobierno a las comunidades en condiciones vulnerables debe incluir otras acciones además de la entrega de alimentos, pues deben garantizarse otros servicios como el acceso a agua y fuentes de ingreso.

El plan de respuesta debe ser sostenible e integral, agregó Aguilar. Mientras más precariedad haya en las comunidades más necesitadas, las personas estarán obligadas a salir de su casa, lo cual incrementa el riesgo de que sean contagiadas con el COVID-19, agregó el representante de Oxfam.

Raciones por 15 días

El Ministerio de Educación anunció ayer la entrega de alimentos por medio de las Organizaciones de Padres de Familia (OPF), pero el traslado de fondos para dichas raciones solo se garantiza por 15 días. Cada ración incluye cuatro libras de frijol, una de avena, tres de harina de maíz y dos de arroz.

EL PERIÓDICO