LA NOTA CHAPINA

PDH acciona para que servicios de salud privada puedan detectar COVID-19

CHAPINA

Del Twitter del pdh

Por Denis Aguilar
daguilar@lahora.com.gt

El Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas, presentó hoy un amparo ante la Corte de Constitucionalidad (CC), para que los servicios de salud privada, así como el Centro Médico Militar y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), puedan detectar casos de COVID-19.

El amparo se interpuso contra el Ministerio de Salud Pública y Asistencia (MSPAS), que ha reiterado en varias ocasiones que solo el Laboratorio Nacional de Salud (LNS), es la única entidad autorizada para realizar estas pruebas.

El amparo busca que se amplíe la capacidad del Ministerio de Salud para detectar esta enfermedad causada por un nuevo coronavirus, por el cual ya se registran 21 personas infectadas, donde se incluye una ya fallecida, además de más de un millar de personas en cuarentena.

“Es para descentralizar la prueba del coronavirus”, dijo Jordán Rodas sobre la acción de amparo. “Actualmente solo la hace el Ministerio de Salud y es importante, está demostrado en otros países, qué hay que masificar las pruebas”, añadió el magistrado de conciencia.

Asimismo, Rodas aseguró que el masificar y descentralizar la elaboración de las pruebas del COVID-19 se podrá tener datos más exactos sobre la realidad de este virus en el territorio guatemalteco.

“Esperamos que se resuelva cuanto antes porque es el derecho a la salud de los habitantes del territorio”, dijo Rodas, asegurando que es necesario que se puedan realizar más pruebas de esta enfermedad.

Ayer, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, afirmó que actualmente dispone de unas 3 mil pruebas para detectar el COVID-19, las cuales fueron donadas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

No al monopolio estatal para detectar el COVID-19

En Guatemala un laboratorio cuenta con 200 pruebas para detectar el COVID-19, importadas de Alemania, a un costo al cliente de Q1,250 y el paciente tendría la respuesta en dos días hábiles. Sin embargo, no podrá dar ese servicio porque el gobierno se lo ha prohibido.

El Ministerio de Salud insiste en que solo su  Laboratorio Nacional de Salud  se encuentra preparado para el procesamiento y la identificación del COVID-19 y dar respuesta con resultados confiables mediante los protocolos avalados por la OPS/OMS. En menos de una semana la demanda de acceso a las pruebas ha aumentado y  las personas se han comunicado a laboratorios privados para someterse al procedimiento y descartar un posible contagio.

El 7 de marzo pasado publiqué esta advertencia: Nada hace crecer al gobierno como una crisis. La gente se asusta, los políticos responden a ese miedo con promesas de que el estado intervendrá y mejorará todo, y el gobierno terminará siendo más grande y más poderoso. La pandemia del coronavirus COVID-19 amenaza una ola mundial de enfermedades, pero es lo más saludable que le puede pasar al poder del gobierno en mucho tiempo. Sin embargo, a medida que deja al gobierno con un brillo rosado, nuestra libertad terminará más demacrada que nuncaasí dice un artículo por J.D. Tucille, publicado en la revista Reason; y este curso de acción ya empezó en Guatemala

Por eso no estoy de acuerdo con que el gobierno (los políticos y burócratas) impongan y se atribuyan  el monopolio para realizar las pruebas para detectar la enfermedad y cierren las puertas a laboratorios, hospitales y centros médicos privados con la capacidad de llevarlas a cabo.

Es prudente que nos quedemos en casa (si podemos); y es prudente que nos aislemos socialmente.  Hoy por ejemplo, fue el cumpleaños 80 en familia lo celebramos por medio de una App. Nos quedamos en casa para protegerla y para protegernos; y para proteger a los policías, al ejército, a los médicos, enfermeros y a todos los profesionales y trabajadores de los sistemas de salud estatal y privado, a los agricultores, comerciantes, al personal de abarroterías, supermercados, gasolineras y farmacias, a los repartidores, a los miembros de medios de comunicación, a quienes hacen posible que tengamos agua, luz, teléfonos e Internet, al personal de condominios, con quienes uno no puede estar sino profundamente agradecido.

En ese contexto, gracias, también a Grupo Solid, McDonalds, Campero, Cementos Progreso, Cervecería Centroamericana, Pantaleón, Dómino´s cuyas donaciones y acciones han sido ejemplares –

Dicho lo anterior, es peligroso que los politicos y burócratas crean que tienen facultades para establecer un monopolio de pruebas, cerrar empresas, o prohibirle a la gente que tome decisiones de acuerdo con su mejor juicio.  Sin descontar que soy de la opinión de que esta administración -en general- está haciendo un buen trabajo frente a esta crisis.  Compáralo con lo que ocurre en países vecinos y vas a darte cuenta. Empero, los políticos son seres humanos y están sujetos al temor, incluido el miedo a ser rechazados por electores afectados por el pánico y que buscan que los funcionarios “hagan algo”. Por lo tanto, su instinto de explotar una crisis complementa su inclinación a calmar a los temerosos haciendo esfuerzos, incluso contraproducentes, para asegurar al público que todo estará bien, dice J. D. Tucille.

El monopolio de las pruebas es un ejemplo clarísimo de ese hacer algo que es inaceptable.

 

LA HORA/https://luisfi61.com/