LA NOTA CHAPINA

Coronavirus: “Si como médicos nos enfermamos, ¿quién atenderá a la población?”

coro

CHAPINA

El riesgo de contagio para el personal de salud es mayor, por lo que médicos piden que se les proporcione equipo de bioseguridad para librar la batalla contra el nuevo coronavirus en el país.

El personal de Salud debe contar con el equipo de seguridad para protegerlos del contagio contra el covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)El personal de Salud debe contar con el equipo de seguridad para protegerlos del contagio contra el covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La primera línea de atención a los casos sospechosos de covid-19 es el personal de salud. En Estados Unidos el número de médicos, enfermeras y asistentes que están en cuarenta por la exposición al virus suman más de 200, y no se descarta el aumento. La situación es similar en Italia y España, donde los sistemas de salud están desbordados por la cantidad de pacientes infectados que atienden.

En Guatemala ya se reportan 13 personas contagiadas, una de ellas fallecidas. El número de casos, según el comportamiento que el virus ha tenido en otros países, crecerán. Las medidas de aislamiento social y cierre de fronteras son positivas para frenar al covid-19, pero hay otro frente que debe cubrirse: equipar al personal de salud con los insumos necesarios para atender a los enfermos.

“El riesgo que se corre es que los médicos, enfermeras y paramédicos se convierta en pacientes al estar en constante contacto con el virus. Si nos enfermamos ¿quién va a atender a la población?”, reflexiona el médico Jorge Luis Ranero Meneses, presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala.

Guantes, mascarillas, lentes de seguridad, batas, delantales son parte del equipo que el personal médico requiere para atender esta emergencia, además de jabón y soluciones desinfectantes. Todos los niveles de salud deberían ser cubiertos.

Lo que pasa en Estados Unidos, Italia y España alarma a los profesionales de salud y a población, ya que en las redes sociales se difunden mensajes advirtiendo que se tomen acciones para protegerlos del contagio.

En Nentón, Huehuetenango, médicos señalan que carecen de equipo de bioseguridad para hacer frente a esta crisis, en medio de un Sistema de Salud débil como el guatemalteco que podría disparar las cifras de infectados.

Un residente del Hospital San de Dios, que pidió el anonimato, explica que al personal médico no les han dado guantes, ni mascarillas, ni alcohol en gel para prevenir el contagio del nuevo coronavirus.

Aunque las autoridades afirman que los insumos médicos están en las bodegas, pero estos no han sido repartidos. “Tuvimos una asamblea con las autoridades y esperamos que resuelvan esta situación en los próximos días”, añadió el estudiante.

Además, indicó que llegaron a un consenso para acondicionar un área para que los estudiantes y el personal médico se cambien de ropa antes de salir del hospital para evitar el contagio en el exterior.

Sergio Alvarado, médico del Hospital de Amatitlán e integrante del Sindicato de Médicos, explicó que el personal del centro hospitalario ha recibido por pequeñas cantidades el equipo de bioseguridad que necesitan y no son los adecuados, ya que las mascarillas no tienen respirador con partículas, como la N95.

Hasta ahora todo el personal médico está concentrado en el hospital, lo que afirma es un riesgo. “Nosotros pensamos que debe ser por turnos, porque si alguien se infecta hay más personal disponible para atender la emergencia. Si se infectan un médico, se infectan todos, en cualquier parte del mundo se hacen turnos”, advirtió.

Médicos piden apoyo

El Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala solicita al Ministerio de Salud, al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y a las clínicas privadas poner énfasis en equipar al personal de salud.

También pide establecer protocolos de acción para atender los casos considerados sospechosos o confirmados, y además proveer los suministros necesarios para su atención.

La crisis mundial y la histeria de la población llevó al desabastecimiento de esos suministros que son necesarios para el personal de salud. Ranero menciona que debido a ello, el país ha estado un paso atrás en adquirir el equipo, pero las autoridades de gobierno se esfuerzan por adquirirlo.

“Se tiene (el equipo) pero no el suficiente. Gracias a Dios ahorita no es tan necesarios, pero en el momento de mayor crisis tenemos que estar preparados para proteger no solo a los médicos si no al personal de enfermería, servicios varios, mantenimiento, toda la gente que trabajamos en los hospitales”, agrega el presidente del Colegio de Médicos.

Priorizan protección

Según Ranero, el equipo de protección debe enfocarse principalmente en el personal que está directamente involucrado con los casos de posible contagio, como en salas de emergencia, en puestos de clasificación, en áreas de hospitalización de pacientes con covid-19 y en las de terapia intensiva, donde se atienden los casos severos de neumonía por el virus.

En el Hospital Roosevelt por el momento se clasifica al personal que más necesita utilizar el equipo. “A los médicos, enfermería y todas las personas que están en contacto con posibles casos sospechosos se les da un equipo especial, que ya no es únicamente mascarilla y una bata, sino uno especial para todo el cuerpo para que realicen sus labores sin riesgo de contaminación”, dice el médico Hugo Alvarado, coordinador de la Sala de Emergencia del centro asistencial

Para no exponer a todo el personal, en el Hospital Roosevelt se habilitarán áreas de aislamiento para atender específicamente los casos potencialmente sospechosos.

“Hay que enfocarse en contener el virus, que se infecte la menor cantidad de gente posible, porque no tenemos sistemas hospitalarios como de primer mundo para enfrentar la crisis. Lo que se está haciendo (las restricciones impuestas por el gobierno) es lo que hay que hacer, contener el virus antes de pensar en tratar complicaciones”, señala el representante del gremio médico.

El Colegio de Médicos prepara material para informar a la población y a los profesionales de la salud con las medidas de protección ante el covid-19.

PRENSA LIBRE