LA NOTA CHAPINA

Escasean insumos para el personal médico que atiende la emergencia


coro

CHAPINA

La mascarilla N95 es uno de los artículos con más demanda y que ya se negocia en el mercado negro.

Las dependencias del Ministerio de Salud buscan adquirir mascarillas para atender a los contagiados, pero no hay disponibles.

Por: Evelyn Boche Desde hace varios días, las diferentes dependencias del Ministerio de Salud buscan abastecerse de mascarillas, las de uso quirúrgico cotidiano y las más especializadas, con respirador de partículas. Esta última, llamada N95 es la más buscada en el mundo desde el descubrimiento del COVID-19, porque su uso correcto impide la aspiración del virus.

Ayer, el Hospital Roosevelt declaró desierto un proceso para comprar 10 mil mascarillas N95, porque ningún proveedor tiene disponibilidad. Mientras, los médicos y enfermeras resienten la ausencia de insumos para hacer frente a la expansión del nuevo coronavirus.

Una médica, que pidió el anonimato, indicó que si encuentran mascarillas les toca pagarlas con su dinero. La demanda es tal, que se abrió el mercado negro en redes sociales y una mascarilla N95 que costaba unos Q10 ahora puede valer hasta Q100.

Los directivos del Hospital General San Juan de Dios se reunieron ayer con los residentes de ese centro y les garantizaron hacer lo posible por dotarlos del equipamiento necesario. Los médicos también piden capacitación sobre el nuevo coronavirus.

La demanda de mascarillas se disparó frente a la mirada de preocupación de los expertos en salubridad, ya que la falta de abastecimiento para el personal médico, los dejaría indefensos ante un posible contagio durante la atención de pacientes que desarrollaron la enfermedad.

La otra alarma es la falsa protección que causa en los ciudadanos que corrieron a comprar un respirador N95 pero no saben utilizarlo y creen que están protegidos. La mascarilla debe hacer un encaje hermético con el rostro y no debe tocarse por ningún motivo. Otra preocupación, es la forma de desecharlas. En los hospitales se van al bote de los desechos bioinfecciosos. Si no se trata con cuidado, la mascarilla puede ser un foco para el contagio, advierten expertos.

Sin herramientas

El presidente Alejandro Giammattei divulgó un mensaje en el que invita a médicos, enfermeras y “los que quieran apoyar, a unirse a las labores en el sistema de Salud durante la emergencia”, pero nada dijo de los insumos. Se consultó a la cartera de Salud, pero no respondieron a las consultas.

El Hospital de Villa Nueva —donde guardan cuarentena los pacientes con COVID-19— no logró comprar alcohol en gel, al igual que el área de salud de Quiché. El Hospital de Nebaj, Quiché, también declaró desierto el concurso para comprar insumos necesarios para atender la calamidad. Los proveedores no garantizan la entrega inmediata de los productos.

TRANSMISIÓN POR EL AIRE

Una nota del diario El País cita estudios en Estados Unidos que refieren el nuevo coronavirus permanece suspendido en el aire durante unas tres horas. Pero los expertos consideran que queda mucho por aprender del virus que se ha cobrado miles de vidas en el mundo.

EL PERIÓDICO