LA NOTA CHAPINA

FECI: Exdiputados cobraron favores políticos con plazas


CHAPINA

El MP señaló a los congresistas de propiciar la contratación de 11 personas allegadas a ellos y la adjudicación de dos plazas fantasma en los hospitales nacionales.

 Aracely Chavarría y otros tres diputados pagaron facturas políticas con puestos en el Ministerio de Salud.

Por: Rony RíosLa jueza de Mayor Riesgo D, Erika Aifán, comenzó la audiencia de primera declaración contra cuatro exdiputados que supuestamente cobraron favores políticos y solicitaron plazas fantasma al exministro de Salud Jorge Villavicencio.

Según la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), los exdiputados Ronald Arango, Humberto Sosa, Aracely Chavarría (esposa del alcalde de Barberena, Santa Rosa) y Marco Antonio Lemus influyeron en la contratación de 13 personas en el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS). Por lo cual, la fiscalía les imputó el delito de tráfico de influencias.

Chavarría fue quien más plazas laborales en la cartera de Salud consiguió, ya que logró que sus hijas Alma Alejandra Recinos Chavarría y Ligia María Recinos fueran contratadas en el Hospital Regional de Cuilapa.

En uno de los casos, Chavarría solicitó que despidieran a Janeth Meléndez Estrada para nombrar a Ligia Recinos como gerente de Recursos Humanos; mientras que Alma fue nombrada como jefa de la Unidad de Compras.

Similar procedimiento fue ejecutado para favorecer a Sosa, ya que por solicitud del exdiputado fue destituido Julio David Lam Cifuentes, quien era el director del Hospital de Mazatenango. En su lugar fue nombrado Valerio Faustino de León López, quien fue designado para la plaza por el excongresista, aseguró la fiscalía.

Recinos logró que Villavicencio autorizara seis plazas más.

Lemus, exdiputado del Partido Patriota (PP), requirió dos plazas en el MSPAS, para Lesbia Elizabeth Maldonado de León y Efraín Vásquez.

Plazas fantasma

Carlos de León, de la FECI, señaló que el exdiputado Arango, del partido Todos, realizó negociaciones ilícitas para que le fueran adjudicadas dos plazas en el MSPAS, las cuales le fueron entregadas.

Las plazas a nombre de Odilia Esmeralda Ramírez Hernández y Mónica Raquel García López fueron asignadas por Villavicencio –sindicado dentro del mismo caso–, pero las dos abogadas nunca se presentaron a laborar.

Arango habría utilizado WhatsApp para organizar reuniones y solicitar el trámite de contratación.

Piden rebeldía de Galdámez

La FECI solicitó a la jueza de Mayor Riesgo D, Erika Aifán, que declare rebelde al exdiputado Estuardo Galdámez.

EL PERIÓDICO