LA NOTA CHAPINA

Las imágenes de las penurias en la Torre de Tribunales

_____LA NOTA CHAPINA____

  • Por Evelyn De León

En la Torre de Tribunales hay diversas carencias. (Fotos: Wilder López/Soy502) 

En la Torre de Tribunales hay diversas carencias. (Fotos: Wilder López/Soy502) 

Hacinamiento, suciedad, deterioro o escasez son algunos adjetivos con los que se puede calificar las condiciones de trabajo en los juzgados de la Torre de Tribunales.

Mientras se intenta elegir a quiénes deben ser los próximos 13 magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), los empleados y usuarios soportan las penurias diarias. Incluso arriesgando su integridad física.PUBLICIDAD

Las sillas constantemente se quiebran en tribunales, diversos usuarios han sido afectados. (Foto: Evelyn de León/Soy502)

Las sillas constantemente se quiebran en tribunales, diversos usuarios han sido afectados. (Foto: Evelyn de León/Soy502)

Sin extintores

A diario abogados, fiscales, sindicados, familiares, jueces y personal de los juzgados recorren los pasillos y la prisa por llegar a tiempo a las audiencias desvía la atención de la ausencia de extintores, un aparato indispensable en cualquier edificio público o privado.

Se detectó que en algunos niveles de Tribunales no existen los extintores necesarios. Las cajas rojas que deben contener los cilindros están vacías en su mayoría.

Otros son utilizados para guardar objetos como sucedió en el nivel 13, donde una botella de agua pura está en lugar del extintor.

El lugar del extintor es ocupado por una botella de agua pura. (Foto: Wilder López/Soy502)

El lugar del extintor es ocupado por una botella de agua pura. (Foto: Wilder López/Soy502)

En el nivel 3 se localizó un extintor y una manguera, aunque el vidrio de la caja empotrable está quebrado.

Con la inhabilitación de algunos de los extintores, el Organismo Judicial incumple con la Norma de Reducción de Desastres número 2.

David de León, portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), declaró que desde 2010 están vigentes normas que son de cumplimiento obligatorio: “Deben de estar vigentes sin ningún tipo de excusa. Lo que se busca es tener un mecanismo de preservación de la vida e integridad de las personas” explicó.

Las cajas donde deben ir los extintores están vacíos. (Foto: Wilder López/Soy502)

Las cajas donde deben ir los extintores están vacíos. (Foto: Wilder López/Soy502)

Inservible detector de humo 

En la sala de audiencias del Tribunal Quinto de Sentencia es el único lugar donde se localizó un detector de humo. Pero se nos informó que no funciona.

(Foto: Wilder López/Soy502)

(Foto: Wilder López/Soy502)

Las sillas: un peligro

Algunas sillas que se encuentran en las salas de audiencias de tribunales representan un peligro para quien se sienta en una de ellas, algunas están en mal estado y se quiebran en el momento menos pensado. 

Abogados han caído en plena audiencia, pasando el bochorno y quedando adoloridos. 

Un caso que pudo ser documentado ocurrió durante la audiencia de primera declaración por el caso del edificio del Ministerio Público. 

El juez estaba a punto de iniciar la diligencia, cuando se escucha el ruido en la sala ubicada en la planta baja de la Torre de Tribunales y en cuestión de segundos tres personas del público cayeron de espaldas.

Una de las dos mujeres resultó más afectada y con dolor de cabeza. Todo pasó frente a la mirada del público. Los empleados del juzgado solo pudieron traer otros asientos.

La mujer reclamó: “Les pasaré la factura de mi tomografía”, mientras otra silla se desprendía de la base.

Alfombras desgastadas

Desde hace años las gradas de tribunales se cubren con una alfombra de color café. En algunos lugares ya se nota el deterioro que también representa peligro de tropiezo para algún usuario.

Trapeadores y escobas a la vista

La falta de espacio adecuado es evidente al ver las montañas de expedientes apilados en sillas, suelo o archivos improvisados.

Los encargados de los servicios al parecer no tienen lugar para guardar los trapeadores y escobas por lo que dejaban a la vista los implementos, causando sensación de abandono y desorden.

El descuido llega al punto de utilizar los detectores de metal para cubrir de las miradas los implementos de limpieza.

(Foto: Wilder López/Soy502)

(Foto: Wilder López/Soy502)

También se pudo comprobar la falta de higiene al encontrar residuos de desechos en un área que no corresponde a un basurero.

Baños en malas condiciones

En la mayoría de niveles los baños no funcionan al cien por ciento. No siempre hay agua, está deteriora la bomba del sanitario o la llave de agua del lavamanos o el mingitorio, son los problemas más frecuentes.

Los accesorios de los baños son tan antiguos que la suciedad ya está impregnada.

Cada usuario debe llevar su papel a la Torre de Tribunales.

En el sanitario de hombres del primer nivel se colocó, en una ocasión, un recipiente con jabón para lavar trastos en lugar del jabón de manos.

Mientras en la Torre de Tribunales es evidente la carencia, en otra sede del Organismos Judicial, la unidad de compras con sede en Quetzaltenango sí pudo adquirir a través de compra directa 280 cajas de toallas de papel para secar manos por un costo de 87 mil 400 quetzales.

La requisición menciona que se distribuirán en todos los centros de ese departamento.

Juzgado sin cortinas

En la sede del juzgado Undécimo de Primera Instancia Penal se han llevado a cabo audiencias de casos de alto impacto como Transurbano, el de la compra del edificio del MP en la zona 5 y en 2015 cuando la jueza Martha Sierra de Stalling quedó ligada a proceso por la investigación denominada “Bufete de la Impunidad”.

Aunque diversos rostros han sido retratados, ha pasado desapercibido que los vidrios de la sede de la sala de audiencias están cubiertos con cartulinas celestes y verdes ante la falta de cortinas.

Así ha lucido durante años la sala de audiencias del Juzgado Undécimo de Primera Instancia Penal. (Foto: Wilder López/Soy502)

Así ha lucido durante años la sala de audiencias del Juzgado Undécimo de Primera Instancia Penal. (Foto: Wilder López/Soy502)

Según el personal, se han realizado los requerimientos pero no han sido respondidos por la oficina encargada. En ese lugar tampoco hay dispensadores de agua pura.

Lo que acaba de llegar son sillas para uso del personal.

Jueces consentidos

Contrario a la falta de cortinas en la sede del juzgado Undécimo y la carencia en otros juzgados, donde los techos están a punto de colapsar y cae el polvo de ellos, o las paredes están sucias y despintadas, en otros juzgados las remodelaciones sí han llegado.

Paredes sucias en la sede del Juzgado Sexto de Primera Instancia Penal.

Paredes sucias en la sede del Juzgado Sexto de Primera Instancia Penal.

En el Juzgado Quinto de Primera Instancia Penal se colocó una pantalla para que el pública observar la información del horario de las audiencias.

Un juez de otra judicatura explicó, pero con la reserva de su nombre, que solicitó que le colocaran a su juzgado también pantallas para uso del público. Nunca obtuvo respuesta.

El otro juzgado que fue remodelado es el de Victor Cruz. El juez Décimo de Primera Instancia Penal que le giró la primer orden de captura a Thelma Aldana.

Fue imposible ingresar a la sala de audiencias debido a que el acceso es restringido para la prensa, a pesar que las audiencias judiciales son públicas a excepción de las que tienen reserva. Solo se pudo captar por afuera el remozamiento. Esto contrasta con otros juzgados que no son remodelados. 

Ingreso al Juzgado Décimo de Primera Instancia Penal.

Ingreso al Juzgado Décimo de Primera Instancia Penal.

Otro juez, quien también pidió resguadar su nombre, mencionó sobre las penurias que viven a diario: “Se han preocupado (las autoridades del OJ ) en cuidarse y han brindado lo necesario para dar la imagen que todo está bien”.“Han dado lo elemental para mantener el silencio”Juez

Denuncia

El sindicato de trabajadores también denunció la carencia de insumos considerando la situación como “caos y deficiencia administrativa”.

El portavoz del OJ, Mario Siekavizza, respondió a la denuncia del sindicado declarando que todas las solicitudes de requisición de cualquier insumo deben realizarse a través de formularios especiales y si no se hace de esa manera no pueden tomarse en cuenta y adquirirse. Por el momento dijo que no existen requisiciones pendientes.

A esto también se suma el mal funcionamiento de los elevadores. Una de las peores crisis fue cuando usuarios de tribunales debieron esperar entre 30 y 40 minutos para subir debido a que solo funcionaba uno.

Los más atléticos podrían subir hasta el nivel 15, pero para personas mayores o con problemas de salud la situación no es tan fácil.

En más de una ocasión se han suspendido audiencias debido a que las personas no pueden llegar a tiempo por la demanda para subirse a los elevadores.

A todo esto se agrega la escasez de papel, toner e implementos básicos de oficina. 

SOY 502

Categorías:LA NOTA CHAPINA