LA NOTA ECONÓMICA

LA NOTA ECONÓMICA: Ingreso de divisas por remesas familiares deberían financiar proyectos

Guatemala debe crear las condiciones y reglas para garantizar inversiones, y los envíos de dinero podrían financiar proyectos, sobre todo de infraestructura, señala banquero.

El flujo de remesas familiares que se reciben en Guatemala puede financiar infraestructura aeroportuaria bajo un esquema de alianza público privado, según banquero. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)El flujo de remesas familiares que se reciben en Guatemala puede financiar infraestructura aeroportuaria bajo un esquema de alianza público privado, según banquero. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Luis Fernando Samayoa Delgado, director de la Asociación Bancaria de Guatemala (ABG), analizó el cierre del año y la llegada de un nuevo Gobierno en enero próximo que puede sentar las bases para lograr un mejor desempeño de la economía.

Reiteró que Guatemala necesita enviar  mensajes de estabilidad y fijar  reglas claras para atraer mayores flujos de inversión extranjera, incluidas las remesas familiares que  dinamizan el consumo interno y a la vez a la economía.

Al 30 de noviembre último las divisas por remesas sumaban US$9 mil 567 millones (Q73 mil millones), cifra que superó  la  recibida en todo 2018.

¿Cómo observa el flujo de remesas este año?

Siempre hay un incremento en esta época navideña, así como en el Día de la Madre, en mayo.

El incremento tiene su lógica por estas fechas en Guatemala y este año se van a recibir más remesas que en otros períodos, pero es natural que el número esté en crecimiento, dado las personas que están en el exterior, y, esto, a pesar de la gran cantidad de personas que son deportadas.

El migrante, entre otras cosas, se siente inseguro en Estados Unidos, sobre todo aquel que no ha regulado su situación y procede a enviar las remesas.

El dato no lo veo extraordinario sino razonable, dentro de las proyecciones que se podrían hacer con base a la experiencia pasada.

Los datos de remesas están creciendo, pero no aceleradamente, en una forma que esta ajustada a la proyección (US$10 mil 500 millones).

Luis Fernando Samayoa Delgado, directivo de ABG, afirmó que hay expectativas en la economía con la entrada de nuevas autoridades en enero. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

¿Qué se puede esperar a futuro sobre ese flujo, sobre este comportamiento?

Depende de muchos factores actuales y futuros.

Pero en realidad lo que Guatemala necesita, y parezco disco rayado, son las reglas claras de inversión y apego a las leyes para los inversionistas para atraer capitales.

¿Qué se necesita para lograr esa atracción de capitales?

Ordenar una normativa para los inversionistas —que podrían ser incluso quienes reciben remesas— para que se les brinden las reglas claras.

Por ejemplo, no se tuvieran esos problemas que se autorizan  proyectos como las mineras y luego se paralizan o las hidroeléctricas, que luego las someten a consultas.

Esas son condiciones que desatraen inversión.

El flujo de las remeses que es tan grande se puede hacer una contrapartida para hacer esas inversiones, porque ingresan esos flujos, generan demanda interna y parte se utiliza para hacer las importaciones y son un motor importante para la economía.

Pero hay capacidad de hacer inversiones de gran magnitud y es lamentable que no se hayan aprobado proyectos de alianza público privado, porque eso sería un modelo de crecimiento en infraestructura, en carreteras, puertos y aeropuertos.

¿Qué esperan del nuevo Gobierno?

Cómo sector bancario, y otros sectores,  con el presidente electo Alejandro Giammattei Falla y el vicepresidente César Guillermo Castillo Reyes se tiene muy claro que se debe de trabajar en mejorar  la economía.

Ojalá cuente con el  apoyo del Congreso, para definir procedimientos, reglas y mejorar todos los aspectos que ahora están en contra viento y que la inversión mejore. También hay retos que hacer en el sector justicia.

Nuevos vientos

Con la llegada de las nuevas autoridades de Gobierno, que asumirán el 14 de enero, se tiene la esperanza de nuevos vientos y que, en los siguientes cuatro años se pueda mejorar los resultados en la economía, dijo Samayoa Delgado, quien agregó que los agentes económicos mantienen grandes expectativas para la producción.

PRENSA LIBRE