LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Se salva de ser linchado luego de embestir un desfile con su auto

  • Por Erivan Campos
Incluso jΓ³venes con instrumentos en las manos le vapuleaban. (Fotos capturas de pantalla)

Incluso jΓ³venes con instrumentos en las manos le vapuleaban. (Fotos capturas de pantalla)

β€œΒ‘QuemΓ©moslo, hombre!, Β‘echΓ©mosle fuego!, Β‘traigan gasolina!”, gritaba la gente, mientras vapuleaba a dos hombres acusados de atropellar a varias personas que presenciaban un desfile en Escuintla.

Al final, uno de los hombres en especial quedΓ³ seriamente herido, aunque se salvΓ³ de morir linchado por los enardecidos vecinos que hicieron justicia por su propia mano.

SegΓΊn informan testigos presenciales, todo empezΓ³ cuando el piloto estuvo a punto de atropellarΒ con su vehΓ­culoΒ a dos personas que participaban en un concurrido desfile.

La turba estuvo a punto de matar a dos hombres. (Foto: Facebook)

La turba estuvo a punto de matar a dos hombres. (Foto: Facebook)

El hecho ocurriΓ³ frente a una famosa gasolinera y la escuela tipo FederaciΓ³n de la localidad.

Los vecinos rodearon el carro, quebraron vidrios y lo abollaron. Sacaron a dos de sus ocupantes y los golpearon hasta dejarlos sangrando sobre la cinta asfΓ‘ltica. De nada sirvieronΒ los gritos de la esposa que rogaba soltaran a su marido, que fue el mΓ‘s agredido.

Al lugar llegaron cuatro agentes de la PolicΓ­a Municipal deTrΓ‘nsito de Escuintla, quienes evitaron una tragedia mayor. Se informΓ³ que el responsable, aparentemente, conducΓ­a en estado de ebriedad.

  • Β MIRA EL VIDEO:

Un caso de referencia

Esta semana, la justicia guatemalteca condenΓ³ a Jabes Meda, a 26 aΓ±os y un mes de prisiΓ³n por atropellar a un grupo de estudiantes que manifestaba sobre la calzada San Juan, en la zona 7 capitalina, el 24 de abril de 2017. Por su acciΓ³n violenta en el trΓ‘nsito, una adolescente muriΓ³ y 12 quedaron heridos.

El Ministerio PΓΊblico (MP) pedΓ­a 90 aΓ±os de prisiΓ³n y que la condena impuesta se mucho mΓ‘s corta que eso, ha provocado descontento en un amplio sector de la poblaciΓ³n.

Dicho malestar podrΓ­a generar sucesos como el ocurrido en Escuintla, en los que las personas prefieren tomar la justicia por su manos, pero de igual manera, los linchamientos constituyen un delito.

SOY 502