LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: El motín por el que pandilleros pasarán 291 años en la cárcel

  • Por Jessica Gramajo

38 pandilleros fueron condenados a 291 años de prisión por el asesinato de cuatro monitores en un motín que se llevó a cabo en 2017. (Foto: Archivo/Soy502)

38 pandilleros fueron condenados a 291 años de prisión por el asesinato de cuatro monitores en un motín que se llevó a cabo en 2017. (Foto: Archivo/Soy502)

Más de 45 elementos del equipo táctico de la Policía Nacional Civil (PNC) se requirió para detener un motín en el Centro Juvenil de Privación de Libertad para Varones Etapa II, en el que un grupo de jóvenes se amotinó y asesinaron a cuatro monitores, crímenes por los que ahora purgarán 291 años de cárcel.

Era la mañana del 19 de marzo de 2017. Todo avanzaba con normalidad, cuando de repente la calma se volvió en un caos, y desembocó en una tragedia, luego de que varios pandilleros de la Mara 18, recluidos en el centro correccional Etapa II, se amotinaran y tomaran de rehenes a los siete monitores del lugar.

El correccional, ubicado en San José Pinula, se convirtió en el escenario de una batalla campal. Los jóvenes destruyeron el lugar y tomaron como rehenes a sus monitores.

Exigían mejores tratos que incluían hasta visitas conyugales, pese a ser menores de edad. Las autoridades trataron de entablar un diálogo con los jóvenes, pero no querían escuchar. En su lugar, asesinaron a los guías. Medios nacionales e internacionales publicaban los sucedido.

Todo parecía irreal. Incluso, se logró captar a Aroldo Muñoz Torres, uno de los monitores asesinados, cuando se asomó a la ventana esposado para suplicar por ayuda.

El monitor Aroldo Muñoz Torres fue captado cuando se asomó a la ventana para suplicar ayuda de las autoridades, más tarde, fue una de las víctimas. (Foto: Archivo/Soy502)

El monitor Aroldo Muñoz Torres fue captado cuando se asomó a la ventana para suplicar ayuda de las autoridades, más tarde, fue una de las víctimas. (Foto: Archivo/Soy502)

Sin embargo, nada se pudo hacer. Muñoz Torres perdió la vida junto con otros tres de sus compañeros: Danny Gudiel Alexander Xitumul Coloch, Leonidas Picón Ramírez, y José Francisco Santos Vasquez.

Luego de no lograr resultados a través del diálogo, las autoridades decidieron ingresar. Utilizaron bombas lacrimógenas y equipo para dispersar a los manifestantes.

Por este caso, fue condenado a 234 años de prisión, José Andrés Galicia García, presunto responsable de asesinar a los monitores. La condena se dictaminó en octubre pasado.

Y este viernes, el Tribunal Quinto de Sentencia Penal condenó a 291 años de cárcel a 38 privados de libertad que colaboraron en el motín dentro del correccional, así como en el secuestro de los monitores, por lo que se les imputaron los delitos de plagio, secuestro y asesinato en grado de tentativa.

SOY 502

Categorías:LA NOTA CHAPINA