LA NOTA DE MUNDO

Llegan a Espaรฑa las guarderรญas y residencias que juntan a niรฑos y a mayores

Las apuestas por programas intergeneracionales cobran especial relevancia en el Dรญa de los Abuelos que se celebra hoy

Carlota Fominaya

Pese a su diagnรณstico de artrosis, Carmen (88 aรฑos) coge con sus manos las distintas lanas de colores para enhebrar en los cartuchos de cafรฉ usado y ayuda a Asier, de 4, a terminar su ยซatrapa sueรฑosยป, mientras este trepa al andador de la anciana y lo utiliza de silla. La escena tiene lugar en el รบltimo taller de la maรฑana del campamento intergeneracional que todos los veranos organiza la residencia de mayores Amavir Coslada (Madrid), en el que conviven menores desde los 6 hasta los 12 aรฑos y los residentes que asรญ lo deseen. Juntos disfrutan de diferentes actividades educativas y de ocio distribuidas a lo largo de la maรฑana, como desayunos y comidas, manualidades, gimnasia, gymkanas, bingos, y hasta excursiones… Los niรฑos llegan para iniciar su jornada a primera hora del dรญa, y permanecen en el centro hasta รบltima hora de la tarde. Los residentes les esperan con una mezcla de ilusiรณn y expectaciรณn y se asoman cada poco a la sala habilitada para preguntar si han llegado ya los chavales.

La teorรญa intergeneracional

Los beneficios son mutuos, asegura la psicรณloga del centro, Isabel Gรณmez de Salazar. ยซEstรก demostrado que las personas mayores implicadas en actividades intergeneracionales se sienten mรกs felices que otros de su misma edad. Ademรกs, compartir con los mรกs pequeรฑos ciertas horas al dรญa incrementa su actividad fรญsica, cognitiva y social. La interacciรณn es real. Florece su memoria, aparece la concentraciรณn, la atenciรณn… y hasta dejan de tener dolor. Es increรญble. Es el caso concreto de Carmen, que pese a esa limitaciรณn tan importante que tiene en las manos, que le hace necesitar un mango engrosado para los ejercicios de motricidad fina, se olvida de todo para ayudar al pequeรฑo Asier en el taller de la maรฑana. Asรญ que, que duda cabe. Los pequeรฑos les hacen sentirse รบtiles. ยซNosotros como profesionales que estamos acostumbrados a trabajar con ellos vemos cรณmo hay una distancia profesional que no tienen con los niรฑos. Y todo esto promueve sin lugar a dudas un envejecimiento activo y saludableยป, concluye esta psicรณloga.

Para los menores que participan en la actividad โ€“principalmente hijos de trabajadores y nietos o familiares de residentes, aunque estรก abierto a todo el que quieraโ€“, ยซno hay duda de que estas actividades son tambiรฉn una lecciรณn de vida para los pequeรฑos, de la que aprenden las experiencias e historias de juventud de sus mayoresยป. De hecho a los niรฑos este tipo de encuentros, relata esta experta, ยซles hace pensar, fijarse y, en definitiva, crecerยป.

Intercambio real

Los horarios de los residentes, muchos de ellos con limitaciones, son respetados en todo momento para su descanso y normalidad. Sin embargo, aclara Magdalena รlvarez Expรณsito, terapeuta ocupacional del centro, ยซno hay mรกs que ver la alegrรญa con la que los mayores participan en las actividades conjuntas, y la admiraciรณn con la que los pequeรฑos escuchan y aprenden. Su presencia en el centro durante unos dรญas es maravillosa y sรบper efectiva, y en ese tiempo se realiza un intercambio real de afecto._De hecho los pequeรฑos preguntan por los mayores con los que trabajaron el primer dรญa para seguir haciendo equipo e, incluso, se refieren a alguno de los residentes como sus segundos abuelosยป.

A finales de agosto, este centro madrileรฑo repite ediciรณn y tambiรฉn lo harรกn las residencias Amavir de Navarra โ€“con una dilatada experiencia en campamentos de este tipoโ€“ y Amavir Teiรก (Barcelona). Pero no son las รบnicas iniciativas de este tipo que tienen lugar en Espaรฑa. Macrosad, una cooperativa andaluza especializada en la educaciรณn de los menores y el cuidado y bienestar de las personas mayores, inagura en septiembre en la ciudad de Albolote (Granada) la primera escuela infantil y centro de dรญa de la regiรณn.

ยซSabemos que 13 de cada 100 personas de 65 aรฑos o mรกs no tiene relaciรณn alguna con sus familiares mรกs jรณvenes con los que no conviveยป, especifica Andrรฉs Rodrรญguez, director general de Macrosad, y ยซsabemos tambiรฉn que las situaciones de aislamiento social son predictores de muerte, igual que el colesterol otras enfermedades crรณnicasยป. Por contra, prosigue, ยซhay estudios que hablan de que se pueden ganar hasta 7 aรฑos de vida en las personas adultas gracias al marco de relaciones entre polos generacionales. Estrategias positivas como estas sirven para que las personas mayores ganen calidad de vida en estos aรฑos. Es curioso, pero en los paรญses orientales las personas mayores son veneradas, y se les considera sabias. Ese poso le aporta al menor un aprendizaje, una manera de entender la vida… Al mayor se le olvida incluso el dolor. Se llama inter-generoterapia. Nosotros apostamos por eso. Es una manera de entender la vida y de enriquecimiento mutuo, tanto a nivel grupal como individualยป.

El futuro ya estรก aquรญ

Es verdad, prosigue Rodrรญguez, ยซque no hemos descubierto los beneficios de la intergeneracionalidad. En nuestro paรญs se llevan desarrollando iniciativas aisladas y pequeรฑas en este sentido cerca de treinta aรฑos. Pero que en Espaรฑa no se alimente eso, que no trabajemos en un sentido claro, es un sin sentido en una sociedad tan generosa y tan solidaria como la espaรฑola, no es fรกcil de entenderยป.

Por este motivo, Macrosad y la Universidad de Granada (UGR) acaban de unir sus fuerzas para impulsar una cรกtedra pionera sobre estudios intergeneracionales. ยซNecesitamos evolucionar en este รกmbito, y mรกs teniendo en cuenta que cada vez vivimos mรกs y que estas experiencias nos ofrecen elementos y pautas de trabajo que permiten generar estrategias positivas para que las personas ganen calidad de vida en los รบltimos aรฑos de su vidaยป.

Mรบltiples beneficios para ambos polos generacionales

Para los mayores:

โ€”Efectivo intercambio de afecto. Estas experiencias placenteras hacen que mejoren su autoimagen, su identidad y que se incremente su sensaciรณn de sentirse รบtiles.

โ€”Mejora en la salud. El incremento de la actividad fรญsica, cognitiva y social que se obtiene a partir de los programas intergeneracionales puede ayudar a mejorar la salud de la poblaciรณn que envejece.

โ€”Menos sintomatologรญa depresiva. Las personas mayores que participan en estas actividades, incluso las dependientes, aumentan su movilidad, la interacciรณn social y reducen los tiempos de sueรฑo o somnolencia. En definitiva, se sienten mรกs felices que otros mayores de su misma edad y condiciones de salud.

Para los niรฑos:

โ€”Conexiรณn fluida. Comparten cariรฑo, forjan lazos de amistad y crean equipo de forma natural.

โ€”Reducen sus prejuicios hacia la vejez. Aprenden, desde una edad muy temprana, sobre el proceso de envejecimiento. la finitud de la vida y a respetar a los mayores.

โ€”Mayor perspectiva del ciclo de la vida. Se benefician de los conocimientos de las personas mayores porque conectan el pasado con el futuro.

โ€”Mejoran sus habilidades sociales. Mejoran su empatรญa y la tolerancia hacia las diferencias, obtienen mejores resultados acadรฉmicos y en el futuro presentan menos riesgo de participar en comportamientos de riesgo social.

ABC.ES

Categorรญas:LA NOTA DE MUNDO