LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Este es el motivo por el que trabajaba como ayudante de microbΓΊs el niΓ±o que lucha por su vida en un hospital

Familiares y amigos del menor comentan que en la zona 18 β€œtodos los ruteros son extorsionados” y piden a las autoridades que detengan al responsable de balear al menor.

PorΒ La RedacciΓ³n

Momento del ataque armado contra el menor en la colonia ParaΓ­so 2, zona 18. (Foto Prensa Libre: CortesΓ­a).

Momento del ataque armado contra el menor en la colonia ParaΓ­so 2, zona 18. (Foto Prensa Libre: CortesΓ­a).

Un dΓ­a antes del ataque, el 6 de noviembre pasado, los familiares observaron al niΓ±o cuando contaba el dinero que ha ahorrado en su trabajo como ayudante de microbΓΊs. β€œLo vi contando los billetes, porque querΓ­a comprarse sus tenis”, manifestΓ³ el pariente.

 

De acuerdo con testimonios de familiares y amigos del niΓ±o, ofrecidos a Prensa Libre, este ganaba Q80 diarios, β€œlos que para Γ©l era mucho, porque no tiene responsabilidades de nada”.

Los parientes esperan que las autoridades encuentren al responsable del ataque, sobre todo porque hay imΓ‘genes del momento del ataque que han circulado en las redes sociales.

β€œLo malo es que hay evidencias, hay indicios, en Facebook estΓ‘ el video, y a veces las autoridades, aunque los agarren, los sueltan, ojalΓ‘ que ahora no pase eso”, expresΓ³ otro pariente.

El menor terminΓ³ la primaria la semana pasada, cuando participΓ³ en un acto de graduaciΓ³n, y es muy querido en la colonia -ParaΓ­so 2, zona 18, donde ocurriΓ³ el ataque-. β€œEl no se mete con nadie, es muy conocido y querido y no es justo lo que le hicieron”, expresΓ³ uno de los familiares.

El niΓ±o trabajΓ³ antes como ayudante de ruta con uno de sus hermanos y nunca le habΓ­a pasado nada, comentaron. Y aunque no dieron detalles, los familiares indicaron que hace tres aΓ±os muriΓ³ el padre del niΓ±o.

El departamento de ComunicaciΓ³n del Hospital General San Juan de Dios se limitΓ³ a decir que el estado de salud del menor es reservado.

PRENSA LIBRE

CategorΓ­as:LA NOTA CHAPINA