LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: San Marcos, el departamento en el olvido

Tras siete años del terremoto los daños  en edificios públicos y viviendas persisten. 

La sede de la Gobernación Departamental de San Marcos tiene los vidrios rotos por el terremoto de 2012. Foto cortesía. Por: Lucero Sapalú / elPeriódico

Las grietas en los muros y vidrios rotos en los edificios públicos muestran que persisten los daños provocados por el terremoto de 2012 que afectó al occidente del país.

El edificio de gobernación departamental,  la estación policial,   la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT),  el Organismo Judicial (OJ)   y algunos centros educativos en la cabecera departamental, en San  Pedro Sacatepéquez y Malacatán, presentan desgastes.

El gobernador de San Marcos, Wilber Ardiano  resaltó que  el departamento se sigue recuperando,  “Aún existen  daños en los edificios, poco a poco se va reparando, pero  con la población  estamos trabajando  sistemas de prevención para estar atentos ante los movimientos telúricos y de alguna manera reducir riesgos” concluyó.

Según la  Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) el 10 por ciento de viviendas y edificios presentan grietas que no fueron reparadas en siete años desde el incidente.

El pasado 7 de noviembre del 2012 a las 10:35 horas, un terremoto de 7.4 dejó múltiples daños en Quetzaltenango, Sololá, Totonicapán, Quiché, Huehuetenango, Retalhuleu y San Marcos.  Según el dato oficial murieron 44 personas y 175 resultaron heridos.

EL PERIÓDICO

Categorías:LA NOTA CHAPINA