LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Presupuesto de Salud dejaría a más de un millón de usuarios sin cobertura

Programas de prevención a enfermedades serán los más afectados por bajas al presupuesto 2020, según organizaciones de sociedad civil.

 Fotografía: Walter Peña

Por: Claudia Ramírez elPeriódicoEl Foro Ciudadano por la Salud de los Pueblos, conformado por organizaciones que trabajan en todos los ámbitos que determinan el bienestar y una vida digna para las personas, manifestaron esta mañana su inconformidad por la reducción monetaria que el Ejecutivo hizo al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) en el Proyecto de Presupuesto 2020.

El Ministerio de Finanzas recomendó un presupuesto de Q8,198.36 millones para el próximo año, Q64.80 millones menos comparado con los Q8,263.16 millones obtenidos en 2019. Sin embargo, el Congreso de la República está dispuesto a darle al MSPAS Q7,935.39 millones, Q327.77 millones menos.

Los conferencistas indicaron que ninguna de las dos propuestas está orientada a fortalecer el sistema público de salud, mucho menos a avanzar hacia el cumplimiento del derecho humano a la salud de los guatemaltecos.

Programas como infraestructura en salud, recuperación de la salud, prevención de la mortalidad de la niñez y desnutrición crónica, prevención de la mortalidad materna y neonatal y la administración institucional podrían verse afectados ya que son algunos de los que se encuentran mencionados en el recorte de recursos de ambas propuestas.

Además, en el dictamen de los congresistas se agregan recortes al programa Prevención y control de la tuberculosis. Este hecho podría perjudicar a 1 millón 612 mil 233 de usuarios del sistema de salud pública proyectados y a 7 mil comunidades que se encuentran alejadas de un servicio público de salud.

Según Nuria Mejía, analista de la Coordinación de ONG y Cooperativas de Guatemala (Congcoop), las actividades que se están recortando son las que más fortalecimiento necesitan, “Programas como la prevención de la mortalidad materna y neonatal, prevención de enfermedades de transmisión sexual y prevención de la mortalidad de la niñez y de la desnutrición crónica van a verse afectados en lugar de fortalecerse”, comentó.

Asimismo, los representantes de las organizaciones propusieron un recorte de Q153.32 millones a partidas no asignables a programas. Evitando con ello seguir trasladando a la iniciativa privada funciones que le corresponden al ministerio de salud, sin control de calidad ni auditoría en el manejo de recursos.

Al finalizar, hicieron un llamado a los congresistas a “no seguir socavando al sistema público de salud y a cumplir con su deber de garantizar el derecho a la salud para toda la población guatemalteca”.

EL PERIÓDICO

Anuncios