LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Sentencia para joven que asesinó a su jefe que le hacía bullying

  • Por Evelyn De León
Carlos Velásquez junto a su abogado defensor escucha la sentencia. 

Carlos Velásquez junto a su abogado defensor escucha la sentencia.

Carlos Velásquez Martínez tiene 22 años de edad y uno de estar privado de su libertad por haber matado a su jefe que le hacía bullying.

Carlos escuchó la sentencia por el juicio que se llevó a cabo en su contra. El juez del Tribunal Tercero de Sentencia, Saúl Álvarez, resolvió imponerle dos años de prisión pero conmutables.

El juez dijo que se trató de un homicidio en estado de emoción violenta debido a que el joven sufría de malos tratos de parte de su jefe: “En este caso considero que sí se ha dado por la constante provocación del señor”.

Carlos Velásquez escucha la sentencia del juez Saúl Álvarez. (Foto: Evelyn de León/Soy502)

Carlos Velásquez escucha la sentencia del juez Saúl Álvarez. (Foto: Evelyn de León/Soy502)

Mencionó que debía dictar una sentencia condenatoria “porque el acto no puede quedar impune”, pero analizó que la situación del joven se originó por la ira que le ocasionó la provocación.

El togado llegó a esa conclusión al escuchar durante el debate el testimonio de los compañeros de trabajo de Carlos, quienes declararon que el joven que tenía 18 años cuando ocurrió el crimen en 2015, era una persona tranquila y soportaba los malos tratos.

Ángel Felipe Encinas Silva alias “el Mexicano” era el jefe, una persona considerada de mal carácter y hasta abofeteaba a Carlos, dijeron los testigos.

Incluso el dueño del negocio donde trabajaban llegó a declarar que le había llamado la atención al “mexicano” por la forma de dirigirse a los empleados.

El crimen

El 22 de abril de 2015 a eso de las ocho de la mañana se disponían a desayunar los empleados. Ocurrió en el interior de la granja La Joya en San Miguel Petapa, un lugar donde destazan marranos.

Carlos colocó su plato de comida sobre una cubeta, tenía una botella de agua gaseosa. Su jefe Ángel pateó la cubeta, le tira la gaseosa y sigue su camino a rellenar chorizos.

Carlos en ese momento no hizo nada. Minutos después agarra el machete de 45 centímetros que le sirve para destazar a los cerdos y le da en la nuca a su jefe. Murió en el instante.

Un perito del Instituto Nacional de Ciencias Forenses declaró que la profundidad de la herida fue de 6 centímetros y cinco de ancho.

El juez Saúl Álvarez siguió explicando que la edad de Carlos también pudo haber influido, al ser muy joven no logró controlar su ira.

También se concluyó que Carlos no representa un peligro a la sociedad por la manera en que cometió este delito.

SOY 502

Anuncios