LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: PDH podría cerrar por falta de recursos en octubre

Luego que el Congreso aprobara un Acuerdo Gubernativo que modifica el presupuesto de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), el magistrado de conciencia, Jordán Rodas, anunció que ya no tienen recursos para funcionar durante los próximos tres meses.

En noviembre de 2018 los diputados aprobaron un presupuesto de 130 millones de quetzales para la PDH en el Decreto 25-2018 que estableció los ingresos y gastos del Estado para este año.

Sin embargo, en el Acuerdo Legislativo que acompaña el presupuesto para el Congreso y el de la PDH, se modificó el de este último y se dejó en 100 millones de quetzales. Fue un error que le costó 30 millones de quetzales a la entidad encargada de velar por los derechos humanos de los guatemaltecos.

Desde ese momento Rodas inició una lucha, primero en el Congreso y luego con el Ejecutivo, pero no tuvo resultados positivos, por lo que acudió a las cortes. En junio pasado la Corte de Constitucionalidad (CC) le negó un amparo, pero en el mismo fallo, los magistrados hacen ver que el Decreto tiene supremacía al Acuerdo Legislativo, lo que significa que la PDH tiene asignados 130 millones de quetzales, según el magistrado de conciencia.

No obstante, el Ejecutivo no lo ve así. En un comunicado de prensa el Ministerio de Finanzas Públicas (MFP) asegura que “ha cumplido a cabalidad con el traslado oportuno de los recursos”.

Mientras que el jefe de esa cartera, Víctor Martínez, dice que la PDH depende del Congreso, Organismo que decidió reducirle los ingresos como ente autónomo. “Finanzas ha cumplido con el traslado oportuno y la falta de recursos obedece a la decisión de los diputados”, por lo que Jordán debe de acudir al Legislativo.

Represalias

Para Rodas, el argumento de Finanzas no es coherente. “La CC nos denegó el amparo en junio, pero porque consideró que no había materia, pues hay supremacía del Decreto sobre un Acuerdo y el Decreto dice 130 millones de quetzales para la PDH”, dijo.

Además, el magistrado de conciencia consideró que se trata de una “venganza” por parte de algunos diputados que se han “sentido ofendidos” por la labor que ha cumplido en defensa de la CICIG y “ahora nos están asfixiando”.

“A partir de octubre ya no tenemos para pagar salarios, aguinaldos, y no se trata solo de salarios, hay compromisos de servicios mínimos que hay que cumplir, no tenemos recursos para funcionar”, aseguró el Ombudsman.

De acuerdo con el titular de la PDH, ya tiene un amparo solicitado en la Corte Suprema de Justicia, que si no prospera, acudirá a instancia internacionales, informando que “el Congreso está asfixiando a la entidad que defiende los derechos humanos de los guatemaltecos, eso sería una vergüenza”, indicó.

“El problema es que hay algunos que quieren un PDH dócil, quieren un adorno y yo no voy a ser así. A veces hay que hacer el trabajo incómodo para algunos, pero es más importante la independencia”, condenó.

SOY 502

 

Anuncios