LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Narcolaboratorios encontrados en Izabal, son similares a los colombianos

Por: Cindy Espina

En un año y cuatro meses, la Subdirección General de Análisis de Información Antinarcótica (SGAIA) y el Ministerio Público (MP) han encontrado en Izabal y Alta Verapaz tres laboratorios de cocaína y siembras de plantas de coca. Estos hechos no tienen precedentes en el país, debido a que el territorio guatemalteco ha sido especialmente utilizado como área de tránsito durantes décadas por las redes del tráfico de cocaína.

Pese a estos hallazgos, el jefe de la Fiscalía Contra la Narcoactividad, Gersón Alegría, considera que “es muy temprano” para establecer que Guatemala se ha convertido en un productor de cocaína.

Alegría explicó que las redes de narcotráfico encontraron la forma de cultivar arbustos de coca en territorio guatemalteco, algo que antes se consideraba imposible, porque solo se daba en las zonas de las sierras más altas y frías de Colombia, Bolivia y Perú.

El primer laboratorio de cocaína y siembra de arbustos de coca ubicado en Guatemala se encontró el 28 de mayo de 2018 en un área montañosa de Cobán, Alta Verapaz. Los últimos dos laboratorios fueron ubicados la semana pasada en la Sierra Santa Cruz en Livingston y otro en Puerto Barrios, Izabal, departamento que se encuentra bajo Estado de Sitio desde hace 12 días.

Similares a los de Colombia

Sobre los dos laboratorios de cocaína encontrados en Izabal la semana pasada, cerca de las siembras de planta de coca, el fiscal Contra la Narcoactividad del MP indicó que la primera conclusión del análisis es que “son una copia” en capacidad y herramientas a los que utilizan los grandes carteles del narcotráfico en Colombia.

Alegría hizo una comparación entre el “narcolaboratorio” encontrado en Alta Verapaz, con los dos ubicados en Izabal. Según el fiscal del MP, los dos localizados recientemente estaban mejores equipados, ya que tenían una planta industrial de energía eléctrica y máquinas hidráulicas de mejor calidad.

El ex viceministro Antinarcóticos del Ministerio de Gobernación, Óscar Dávila, explicó que cuando se encontraron los cultivos de coca y laboratorios de cocaína en Alta Verapaz, se dedujo que se trataba de una especie de “prueba y error” de los carteles del narcotráfico. Dávila indicó que en esa ocasión se tuvo el apoyo de Colombia y Estados Unidos para hacer los análisis respectivos, y de nuevo se concluyó que las condiciones climáticas y de suelo no favorecen a la plantación masiva de coca en Guatemala.

En cuanto a los laboratorios y sembradíos de coca en Izabal, el ex Viceministro dijo que esto significa que las redes del narcotráfico continúan haciendo pruebas en el país.

EL PERIÓDICO

Anuncios