LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: Mineduc pide Q180 millones para adquirir seguro médico de estudiantes

El proyecto de Presupuesto para el 2020 incluye Q180 millones para contratar a una empresa privada que ofrezca cobertura médica a los cerca de 2 millones 500 mil estudiantes del sector público.

En el proyecto de Presupuesto del 2020 se contempla un seguro escolar para brindar atención médica a estudiantes de preprimaria y primaria, para lo que las nuevas autoridades piden Q180 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)En el proyecto de Presupuesto del 2020 se contempla un seguro escolar para brindar atención médica a estudiantes de preprimaria y primaria, para lo que las nuevas autoridades piden Q180 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

La iniciativa está liderada por el gobierno entrante, a través de la ministra de Educación electa, por lo que las actuales autoridades han marcado distancia sobre el proyecto que ya está contemplado en el plan de gastos que debe aprobar el Congreso.

El seguro escolar que se plantea consiste en una garantía de cobertura médica del sector privado que atendería urgencias médicas, pero también ofrecería atención primaria en salud. El proyecto ya genera críticas por los altos costos y la cobertura limitada a un segmento de la población, cuando la necesidad va más allá.

De aprobarse el proyecto de presupuesto como lo solicita el Ejecutivo, el próximo año los estudiantes de preprimaria y primaria gozarán de este seguro escolar los estudiantes de preprimaria y primaria.

Claudia Patricia Ruíz, designada por el presidente electo Alejandro Giammattei como ministra de Educación, explica que el seguro permitirá atender emergencias y “tendrá una cobertura entre Q300 y Q400 para medicamentos”.

La atención estaría a cargo de aproximadamente 5 mil médicos contratados en el sector privado y, según explica la funcionaria electa, se trabajará en coordinación con el Ministerio de Salud.

Hugo Monroy, designado como ministro de Salud, menciona que además de cubrir las emergencias de los estudiantes, también se pretende garantizar la atención primaria en salud. “Incluso se llevará control peso talla edad” de los estudiantes, explica.

La atención primaria en salud sigue siendo una deuda pendiente del Estado con la población. Actualmente hay 1 mil 223 puestos de salud, cuando se requiere 5 mil, hay una brecha del 75 por ciento para cubrir las demandas mínimas de los guatemaltecos.

Cobertura actual

Héctor Canto, actual viceministro de Educación, desconoce la propuesta de las nuevas autoridades con relación al seguro escolar, y menciona que la cartera actualmente cuenta con uno para cubrir casos de emergencia en estudiantes que participan en actividades deportivas. Similar al plan que ya contratan en algunos colegios.

Reconoce que accidentes como golpes, lesiones leves y fracturas de algún miembro suelen ocurrir entre los estudiantes de establecimientos públicos. “Allí el seguro podría servir”, pero qué tanto será de utilidad en las áreas rurales donde no hay hospitales privados. “No estoy cuestionando la propuesta de las autoridades”, aclara.

El reto es la cobertura

Lucrecia Hernández Mack, ex ministra de Salud y diputada electa por el partido Semilla, no comparte que desde las instituciones públicas se lleve a cabo la contratación de servicios privados para la atención médica, en este caso de los estudiantes. “No puede uno dejar de pensar que esos recursos estarían mejor dirigidos a fortalecer lo público más que ser trasladado a manos privadas”, dice.

Señala, además, que la mayoría de los médicos están concentrados en las zonas urbanas, específicamente en los departamentos de Guatemala, Quetzaltenango y Sacatepéquez, y pretender que la atención llegue a las escuelas rurales más alejadas es poco probable.

A criterio de Mack esos Q180 millones sería mejor utilizarlos para crear un programa específico, desde el Ministerio de Salud, para la atención de emergencias de los escolares.

El analista Luis Linares ve esta propuesta como una “solución aparentemente buena”, pero es solo un paliativo temporal y costoso. En su lugar, se debería fortalecer los servicios de salud pública, que sería una estrategia más sostenido en el tiempo, y no solo permitiría atender a los estudiantes, sino al resto de la población.

La transparencia y malos manejos en el proceso de contratación del servicio de médicos privados son algunos riesgos que Linares menciona habría que tomar en cuenta.

“Hay que ver la capacidad de atención que tendrían con esos Q180 millones, en términos de cantidad de paciente atendidos, y de los medicamentos. Qué cubre el seguro, cómo se implementará, todos esos detalles”, agrega.

Asignación especial

El presupuesto solicitado para el Mineduc en 2020 es de Q17 mil 771 millones 26 mil 325, con lo que se tendría Q1 mil 10 millones 77 mil 984 más de lo asignado este año.

Según el ministro de Finanzas, Víctor Martínez, Giammattei solicitó varios ajustes en el Proyecto del Presupuesto para el 2020, que en total suman Q315 millones. Entre esos acomodamientos se pidió incluir la asignación especial para el seguro médico y las becas para los estudiantes.

El monto se incluyó en el plan de gastos del Mineduc antes de entregar el Proyecto de Presupuesto al Congreso de la República, el 2 de septiembre pasado. Ahora le corresponde a la Comisión de Finanzas del Legislativo analizarlo y “enterarse” de las asignaciones adicionales derivadas del proceso de transición de gobierno.

Kildare Enríquez, viceministro de Finanzas, encargado del área de Presupuesto, indica que las próximas autoridades tendrán que definir la metodología y mecánica de cómo funcionará, si se estructura con el Crédito Hipotecario Nacional o si se hará a través de una licitación. “Una vez definido todas sus etapas y su cobertura corresponderán hacer el aprovisionamiento de primas y ejecutar cuando los beneficiarios requieran utilizar el beneficio”, indica.

El plan de becas para básico y diversificado, que se cubriría con los Q30 millones adicionales, estarían dirigidos para ampliar la cobertura, que actualmente solo cubre en esos niveles a 424 mil 522 estudiantes, mientras existen más de 1.5 millones de niños y jóvenes fuera del sistema educativo, según un reciente estudio del Centro de Investigaciones Nacionales (CIEN).

PRENSA LIBRE

Anuncios