Sin categoría

TU VOTO SE NOTA: Nueve departamentos le dieron la espalda a Sandra Torres

En la primera vuelta electoral, Sandra Torres, candidata de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), resultó ganadora en 17 departamentos, pero en el balotaje que se realizó el domingo, perdió ese primer lugar en nueve departamentos.

La UNE no logró mantener la ventaja que logró en la primera vuelta electoral y perdió ante el partido Vamos. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)La UNE no logró mantener la ventaja que logró en la primera vuelta electoral y perdió ante el partido Vamos. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)

En esos departamentos: Baja Verapaz, El Progreso, Jutiapa, Quetzaltenango, Retalhuleu, San Marcos, Santa Rosa, Suchitepéquez y Zacapa, la mayoría de pobladores decidió respaldar a Alejandro Giammattei, candidato del partido Vamos por una Guatemala Diferentes (Vamos).

En contraste, Giammattei logró mantener la ventaja en los dos departamentos que ganó en la primera vuelta —Guatemala y Sacatepéquez— y además de los que le ganó directamente a la UNE, logró capitalizar los que el Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP) había ganado el pasado 16 de junio —Chimaltenango, Sololá y Totonicapán—.

Con esto el partido Vamos ganó en 14 de los 22 departamentos del país, lo que significa que revirtió los papeles en 12 departamentos en donde anteriormente fue segundo lugar—cuatro ocasiones—  o tercer lugar —ocho veces—.

La UNE mantuvo el apoyo que logró en la primera vuelta únicamente en ocho departamentos: Alta Verapaz, Chiquimula, Escuintla, Huehuetenango, Izabal, Jalapa, Petén y Quiché, sin embargo, en ninguno logro ventajas amplias, pues solamente en dos de esos departamentos logró superar la barrara del 60 por ciento de los votos válidos.

Departamentos determinantes

Con el 99.50 por ciento de las mesas escrutadas el partido vamos logró obtuvo 1 millón 901 mil 950 votos, es decir el 57.93 por ciento, mientras que la UNE recibió 1 millón 381 mil 35, que representan el 42.07 por ciento.

En datos fríos, para resultar presidente electo, Alejandro Giammatei obtuvo una diferencia de 520 mil 915 votos. Es decir una diferencia de 15.87 puntos porcentuales.

Cuatro departamentos fueron vitales para conseguir esa diferencia de votos: Chimaltenango, Guatemala, Quetzaltenango y Sacatepéquez, en ellos Vamos obtuvo una ventaja de 390 mil 828 votos, lo que significa el 75 por ciento de los 520 mil 915 sufragios con los que ganó el balotaje.

Guatemala fue el más determinante pues Vamos obtuvo 373 mil 377 votos, contra 128 mil 640 de la UNE, una diferencia de  244 mil 737 sufragios; en Quetzaltenango, Vamos tuvo 116 mil 373  votos, contra 48 mil 621 de la UNE, una diferencia de  67 mil 752 votos.

En Sacatepéquez, Vamos obtuvo 66 mil 769 sufragios y la UNE 21 mil 354, una diferencia de  45 mil 415 votos, por último, en Chimaltenango, Vamos obtuvo 83 mil 115 votos, contra 50 mil 191 de la UNE, es decir una diferencia de 32 mil 924 sufragios.

Victorias sin contundencia

Por último, la derrota de la UNE podría explicarse también en el hecho de que los departamentos en los que ganó, lo hizo por márgenes pequeños en ninguno logró superar los 45 mil votos de diferencia.

En Alta Verapaz, obtuvo una ventaja de  44 mil 391 votos; Quiché, 38 mil 261; Escuintla, 15 mil 140, en los restantes cinco no superó los 10 mil votos e incluso en Izabal, tan solo ganó por una diferencia de mil 622 sufragios.

Una tercera razón del poco apoyo que recibió la UNE podría deberse al abstencionismo, pues con el mismo 99.50 por ciento de las mesas procesadas se registró un abstencionismo del 57.41 por ciento de los integrantes del padrón.

Sin embargo, en departamentos donde la UNE ganó el abstencionismo fue mayor Huehuetenango registró el 69.45 por ciento y Quiché, con el 57.55 por ciento.

PRENSA LIBRE

Anuncios

Categorías:Sin categoría