LA NOTA DEPORTIVA

LA NOTA DEPORTIVA: Brasil recupera la gloria al conquistar la Copa América

Los jugadores de Brasil alzan el trofeo de la Copa América tras vencer en la final a Perú. Foto La Hora: AP/Victor R. Caivano

Río de Janeiro
EP/DPA

La selección de Brasil se proclamó campeona de la Copa América por novena vez en su historia este domingo, al vencer por 3-1 a Perú como anfitriona en el Estadio de Maracaná, donde no dio opción a la sorpresa para volver a saborear un gran torneo.

Los de Tite estuvieron lejos de sufrir otro episodio nefasto para su historia en el mítico feudo de Río de Janeiro como pretendía su inesperado rival. Perú no fue tanto para una Brasil sólida y efectiva, que triunfó en casa con los goles de Everton, Gabriel Jesus –quien terminó expulsado–, y Richarlison.

La ‘canarinha’ ganó su primer gran torneo desde la Copa América de 2007, un respaldo para Tite tras tres años en el cargo y unos jugadores obligados a ganar siempre solo por la camiseta. Después del 5-0 en la fase de grupos, Perú se guardó bien de no cometer los mismos errores, pero perdió también presencia en el área contraria.

Además, el plan no funcionó bien, ya que a los 15 minutos llegó el 1-0. Gabriel Jesus se lució en la banda tras recoger un pase de Dani Alves y puso un centro perfecto al segundo palo, donde entró solo Everton. Perú aguantó e incluso llegó a ver su oportunidad de sorpresa cuando antes del descanso Paolo Guerrero hizo el 1-1 de penalti por una mano de Thiago Silva.

Sin embargo, la reacción de Brasil fue inmediata, con robo de Firmino y asistencia de Arthur a Gabriel Jesus para hacer el 2-1 en el descuento. En la reanudación, el anfitrión siguió decidido en quedarse con la Copa pero perdonó buenas ocasiones en las botas de Coutinho y Firmino. A 20 minutos del final se abrió otra puerta a Perú con la segunda amarilla al delantero del City.

Sin embargo, Tite utilizó los cambios entonces y reforzó a su equipo para no sufrir hasta el final. Brasil se encargó de que no se jugase más, cuando Cueva y Guerrero parecían conectar, y Richarlison sentenció en el 90′ con un penalti de Carlos Zambrano. Brasil empieza a curar las últimas heridas.

LA HORA

Anuncios

Categorías:LA NOTA DEPORTIVA