LA NOTA ECONÓMICA

LA NOTA ECONÓMICA: Banco Mundial recorta pronóstico de crecimiento para México de 2% a 1.7% en 2019

La institución señaló que esta cifra refleja la preocupación de los mercados por lo que se interpretan como ‘señales mixtas’ relacionadas con la política económica.

Redacción
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Banco Mundial recortó este jueves su pronóstico de crecimiento para México en 2019 de 2 a 1.7 por ciento.

La institución señaló que este año la economía nacional tendrá “un modesto, pero estable crecimiento”.

“Se prevé que la economía de México crezca 1.7 por ciento, después del 2 por ciento de 2018, lo que refleja principalmente las preocupaciones de los mercados por las señales contradictorias con respecto al curso futuro de la política económica”, señaló el Banco Mundial en el estudio ¿Cómo afecta el ciclo económico a los indicadores sociales en América Latina y el Caribe?

El Banco Mundial bajó en enero sus proyecciones de crecimiento para la economía mexicana para este año, a 2 por ciento desde el 2.5 por ciento previsto en junio de 2018.

En el estudio, la institución remarcó que México inició este año con un crecimiento estable, con superávits primarios y una deuda en disminución, además de una inflación que se acerca al rango objetivo del Banco de México (Banxico) de 3 por ciento +/- 1 punto porcentual.

No obstante, subrayó que la tasa de interés de 8.25 por ciento del Banxico es una de las más altas entre las economías latinoamericanas, lo que es una señal de “la necesidad del Banco Central de defender el peso, dadas las señales contradictorias de la administración actual con respecto al futuro de las políticas económicas”.

El Banco Mundial considera entre estas señales la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y la suspensión de las principales reformas energéticas impulsadas por la administración del expresidente Enrique Peña Nieto.

La institución califica como signos positivos la presentación de un presupuesto fiscal prudente para 2019 y la reducción de la tasa impositiva para las ofertas públicas iniciales de capital, además de las reformas para que los fondos de pensiones puedan invertir en un rango más amplio de instrumentos.

“En resumen, las señales de la nueva administración han sido mixtas y solo el tiempo dirá qué orientación prevalecerá”, puntualizó el escrito.

EL FINANCIERO

Anuncios