LA NOTA CHAPINA

LA NOTA CHAPINA: “No hay plan B”: Semilla defiende el finiquito de Thelma Aldana

El Comité Ejecutivo del Movimiento Semilla defendió la validez del finiquito que posee su candidata Thelma Aldana, contra el cual otros partidos en contienda han reclamado que ya no tiene validez y por lo tanto no debería quedar inscrita.

El Comité Ejecutivo Nacional del partido político Movimiento Semilla en conferencia defendió el finiquito de Thelma Aldana. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández) El Comité Ejecutivo Nacional del partido político Movimiento Semilla en conferencia defendió el finiquito de Thelma Aldana. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

“No hay plan B. Thelma Aldana será inscrita y participará en las elecciones”, es la consigna del partido ante las denuncias en contra de la candidata presidencial Thelma Aldana y que ponen en duda la validez del finiquito e inscripción de la candidatura ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El panorama para la participación de Aldana está planteado así. La Contraloría cree que el finiquito de Aldana ya no tiene validez según la Ley de Probidad, porque existe una denuncia de esa institución contra ella, pero ha dejado en manos del TSE decidir si acepta o no como válido el documento al momento de evaluar su inscripción.

El secretario general de Semilla, Samuel Pérez Álvarez, expuso que las denuncias en contra de Aldana son “síntomas de temor” por la participación de la candidata presidencial proclamada.

“Hemos sido testigos de un ejercicio de presión, manipulación y chantaje a la Contraloría General de Cuentas. Hace una semana escuchábamos al contralor general en funciones, bajo juramento, que indicaba que el finiquito está vigente, pero resulta que el miércoles dice que hay una denuncia. Hay contradicción que incluso podría rayar en lo ilegal”, criticó por aparte Rotman Pérez Alvarado, colaborador de Aldana.

Pérez Álvarez señaló a los diputados Estuardo Galdámez, de FCN Nación y Orlando Blanco, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), como “operadores del pacto de corruptos” que tienen la finalidad de impedir la participación de Aldana.

Protección del finiquito

Pérez Álvarez recordó que desde la creación de la agrupación política empezaron a recibir “ataques políticos” y de la misma forma para la celebración de las asambleas.

“El primer requisito es tener una asamblea nacional exitosa con la nominación -de candidatos-, la cual realizamos el pasado domingo 10 de marzo y el otro requisito es tener una solvencia -finiquito- con seis meses de anticipación para poder tener la inscripción a tiempo”, explicó el secretario general de Semilla.

Pérez Álvarez argumentó la razón por la que el partido da por válido el finiquito de Adana: “Esos seis meses de la solvencia emitida por la Contraloría General de Cuentas son precisamente para evitar ataques infundados como los que hemos recibido y poder hacer una inscripción exitosa, que es lo que vamos a obtener. Ante todas esas dudas e incertidumbres queremos dar certeza que el lunes comienza la campaña y estamos listos”.

Aldana aún no ha sido inscrita como candidata presidencial ante el TSE. Semilla explicó que el lunes pasado entregaron el expediente de la asamblea nacional extraordinaria en que fue nominado el binomio presidencial.

Semilla espera el aval de la asamblea por el Registro de Ciudadanos del TSE, luego de la resolución favorable ingresarán la solicitud de inscripción del binomio presidencial, listado nacional de diputaciones, listado metropolitano de diputaciones y demás listados nominados en ese evento.

Las denuncias contra Aldana

La candidata presidencial enfrenta tres casos en contra.

La Contraloría la denunció en diciembre último por una supuesta plaza fantasma, debido a que contrató a José Carlos Marroquín para hacer una consultoría y que fue pagado con recursos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$1 millón.

El argumento de los auditores es que Marroquín está asilado en Estados Unidos, por lo que no podría haber hecho la consultoría sin presentarse al Ministerio Público. Incluso él nunca se presentó al ente investigador a firmar el contrato, sino un abogado que lo representó.

Aparte, el MP maneja otro caso, donde se le señala de haber avalado en noviembre de 2014 un contrato para Gustavo Dimas Bonilla, decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de San Carlos, en la Unidad de Capacitación de la Fiscalía, pero que no habría cumplido con los términos del contrato.

En este caso, el MP la señala de nombramientos ilegales y espera una audiencia con el Juzgado Décimo, a cargo de Víctor Cruz, para pedir que sea citada a declarar, pero el juzgador podría rechazar la petición o, todo lo contrario, citarla para audiencia de primera declaración para que sea sindicada.

El tercer reclamo en su contra es el que formulan diputados por la compra de un edificio de la zona 5 para el MP por Q35 millones.

PRENSA LIBRE

Anuncios