LA NOTA ECONÓMICA

LA NOTA ECONÓMICA: Remesas: En una década los migrantes ya igualaron lo que produce el país en un año

En 10 años, las divisas por envíos alcanzaron US$63 mil millones, casi el PIB de hace cuatro años.

Los migrantes guatemaltecos aumentaron el número de remesas que envían al país.Los migrantes guatemaltecos aumentaron el número de remesas que envían al país.

Luego de los efectos de la crisis económica del 2008 y del 2009, el ritmo del envío de las remesas familiares se ha recuperado, alcanzando cifras históricas.

Del 2008 al 2018, Guatemala recibió US$63 mil 88 millones por concepto de remesas familiares, que confirma que es un motor importante para la economía.

Para tener una idea, esa cantidad acumulada, significa aproximadamente Q473 mil 790 millones.

Ese monto —para efectos ilustrativos— significa lo que produjo la economía en el 2015, cuando fue de Q488 mil 128.2 millones —a precios de cada año—.

Es decir que, en 10 años de recepción de remesas, es lo que en un año produjo la economía.

Recuperación

Pedro Pablo Solares, asesor de la iniciativa Puente Norte Migraciones, expresó que se cumple una década en la cual la tendencia del crecimiento se mantiene, y para este año no  hay señales que indiquen que  el indicador disminuya o se contraiga.

Explicó que desde el 2014 se observó un ingreso más precipitado, que se podría mantener para este ejercicio.

“Hay un incremento anual muy significativo, y solo se observó la interrupción en el 2008 y en el 2009, atribuida a la crisis económica. Pero, a partir de ese entonces, no hay interrupción y el crecimiento es óptimo”, dijo.

De acuerdo con las cifras, solo en ese período hubo un estancamiento y desde entonces el ritmo viene en crecimiento anual de hasta dos dígitos.

Tan solo el año pasado, el incremento fue del 13.3%, en relación con el 2007, y alcanzó una cifra récord de US$9 mil 287.7 millones —Q70 mil millones—.

Ana Sofía Domínguez, analista de la Asociación de Investigación de Estudios Sociales (Asíes), confirmó que ese ritmo es positivo, y la tendencia viene “fuerte”, que para este año podría equilibrar el monto de  las exportaciones.

Calificó la suma de alta, y confirma que Guatemala, a escala regional, es uno de los países donde el volumen tiene tendencia sustentada.

Sobre las causas que explican ese desempeño existe una combinación entre la migración de guatemaltecos hacia los Estados Unidos, más una mejora en el empleo, que da como resultado más envíos.

Solares recalcó que las políticas migratorias de Estados Unidos pueden tener un efecto directo y no existe una evidencia clara de que los migrantes estén enviando sus ahorros o depósitos por miedo a una deportación.

Sin embargo, el promedio de cada remesa tiene una variación alcista.

Proyección

Para este año, según la política monetaria, se proyecta un ingreso de remesas por US$10 mil 86.1 millones, lo que significará un crecimiento de 8% respecto del 2018. Es decir, se espera un ingreso mayor en US$747.1 millones.

Una de las razones, que confirma ese crecimiento, es que la economía de los Estados Unidos pasa por su mejor momento.

Domínguez dijo que todo apunta a que en este año se alcanzará la barrera de los US$10 mil millones, esto a pesar de las medidas antimigratorias.

Explicó que el efecto de las caravanas de los migrantes difícilmente pueda reflejarse este año en Guatemala, El Salvador y Honduras, ya que muchas de las  personas deberán   insertase en el campo laboral en los Estados Unidos, de los que puedan pasar la frontera, y eso requiere determinado tiempo.

La política señala que parte del crecimiento económico esperado para este año —en el rango del 3 al 3.8%— estará influenciado por una mayor demanda interna —consumo— por el aumento de las remesas familiares.

“Para el 2019 se prevé que la demanda interna registre un crecimiento de 3.6%, impulsada por la evolución positiva asociada a las remesas familiares, las remuneraciones de los hogares”, cita el documento.

PRENSA LIBRE

Anuncios

Categorías:LA NOTA ECONÓMICA