Sin categoría

LA NOTA CHAPINA: Los regalos para los presidentes

Documentos a los que tuvo acceso elPeriódico muestran cómo la constructora Solel Boneh, investigada por CICIG, envió cada diciembre –desde al menos 2007 hasta 2017- canastas navideñas con finos licores a Jimmy Morales así como a sus predecesores, ministros, asesores y diputados que tenían capacidad de influir en sus contratos. Azayira Levy, ejecutivo de la constructora fue capturado el pasado viernes en Bulgaria por la Interpol.

Por: Investigación investigacion@elperiodico.com.gt

Más noticias que te pueden interesar

A nivel mundial, las empresas suelen agradar a los gobernantes de los países donde operan con regalos. Esta práctica cuestionada éticamente -y expresamente ilegal en Guatemala- ha obligado a muchos gobiernos a reglamentar el valor máximo y el tipo de regalos corporativos que sus funcionarios pueden aceptar, en muchos casos no deben exceder de los US$20 o US$50.

Para Solel Boneh, una de las constructoras que históricamente más contratos ha recibido del Estado, agradar a los presidentes y ministros de turno nunca fue un problema.

Si para el presidente Jimmy Morales el trabajo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) ha sido perjudicial para el país, esta empresa de origen israelí se encuentra en el listado de las corporaciones “afectadas”. Según la acusación, Solel Boneh es sindicada de dar sobornos durante el gobierno del Partido Patriota (PP) a cambio de obtener millonarios contratos de obra pública y desembolsos atrasados.

Mientras obtenía contratos con el gobierno guatemalteco, Solel Boneh construyó una estrategia para agradar y ganar la simpatía de los funcionarios y empleados públicos de turno.

Desde al menos 2007, cuatro presidentes, cuatro vicepresidentes, ministros y viceministros (de Comunicaciones y de Finanzas, principalmente), diputados y asesores fueron agasajados con vales de regalo, joyas, canastas navideñas, botellas de finos vinos, whiskys, licores, y más licor.

elPeriódico tuvo acceso a documentos incautados por el Ministerio Público (MP) y la CICIG durante los allanamientos realizados a las oficinas de Solel Boneh. Esta lista de regalos evidencia cómo, en diciembre de cada año, la gerencia de la constructora envió regalos a todos los funcionarios públicos con los que mantenía relación.

Lo importante de este listado no es solo el hecho de que enlista con nombre, apellido y obsequio los costosos agasajos que recibió cada funcionario; lo importante es que casi todos son acompañados por una firma de recibido. Así, por ejemplo, los regalos para Jimmy Morales tienen fecha y sello de recibido en Casa Presidencial, otros en cambio muestran notas de agradecimiento.

Además de los funcionarios de alto mando, también figuran directores del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), funcionarios de la Tesorería Nacional y Crédito Público del Ministerio de Finanzas Públicas, Ministerio de Energía y Minas (MEM), Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) y del Instituto Nacional de Electrificación (INDE), entre otras instituciones.

REGALOS SEGÚN EL ESTATUS POLÍTICO

De 2007 a 2013, la constructora clasificaba a los políticos en niveles acorde a su grado de influencia. Por ejemplo, el nivel 1 estaba reservado para los presidentes, vicepresidentes, secretarios privados, ministros y viceministros de Comunicaciones.

En su momento, Álvaro Colom y Otto Pérez Molina, fueron agasajados por Solel Boneh con artículos de jade, relojes y artículos de lujo, que de acuerdo con los documentos incautados tenían un precio que variaba entre los US$382 a los US$909. El regalo para Jimmy Morales cambió, él en cambio recibió un barril de ron Zacapa Centenario, al igual que el vicepresidente Jafeth Cabrera.

Los vicepresidentes Eduardo Stein, Rafael Espada y Roxana Baldetti, recibieron canastas navideñas y botella de whisky etiqueta azul. En 2014, la entonces vicepresidenta Baldetti, recibió como obsequio navideño un juego de aretes.

Una curiosidad es que la entonces Primera Dama Sandra Torres fue incluida en este listado de obsequios en 2008 -algo que denota su influencia en la adjudicación de tramos- sin embargo, se ignora qué regalo recibió. El obsequio especial les fue entregado a Colom y a Torres en su entonces residencia, en el Condominio Maderos en carretera a El Salvador.

Los secretarios privados también recibían obsequio, Alfredo Vila (en tiempos de Berger) y Gustavo Alejos (en la administración de Colom) fueron incluidos en la categoría 1. Los ministros de Comunicaciones eran de especial interés para la constructora pues, básicamente, eran quienes daban la autorización final para la aprobación de sus proyectos.

Este interés también quedó reflejado en los listados incautados donde se menciona a los ministros de Comunicaciones, Eduardo Castillo (Gana); Luis Alejos, (UNE); Guillermo Castillo, (UNE); Jesús Insúa, (UNE); y Alejandro Sinibaldi, (PP) recibían canastas navideñas con botella de whisky etiqueta azul.

Los viceministros de esta cartera no quedaron fuera. En el gobierno de la UNE agasajaron a Alfredo Mury, Byron Paiz, Alfredo Barrios, Otto Ordóñez, Carlos Rafael Tercero, Estuardo Villatoro. En la administración del PP, Rubén Mejía y Miguel Cabrera también recibieron regalos de nivel 1.

Otros funcionarios como Edgar Balsells, quien ejercía como director del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por Guatemala, también recibía canasta navideña con botella etiqueta dorada.

Las secretarias y asesores de los ministros y viceministros de Comunicaciones también recibieron regalos. Un ejemplo es Silvia Rivas, asesora encargada de la Franja Transversal del Norte -adjudicada a Solel Boneh- que recibió regalos desde 2008 hasta 2013. Los empleados públicos como Rivas fueron incluidas bajo la categoría “nivel 2”, esto quería decir que le regalaron una canasta que incluía únicamente productos traídos del Mar Muerto, Israel.

DE 2014 A 2017

A partir de 2014, la clasificación de regalos para funcionarios por parte de la constructora israelí tuvo una variación. Los registros de Solel Boneh dan cuenta que sumaron a la lista de obsequios navideños a empleados del Ministerio de Finanzas. Juan Manuel López, quien en ese entonces ejercía como tesorero nacional, o Javier Ortiz, subdirector del Crédito Público, recibieron canasta con whisky etiqueta negra.

Los regalos de la constructora también llegaron hasta el Congreso. Diputados como Mario Taracena, Gudy Rivera, los hermanos Baldizón, Gustavo Echeverría, Gustavo Medrano, Arístides Crespo y Luis Rabbé, recibieron su respectiva canasta con botella de Whisky etiqueta negra incluida o botellas de vino italiano Chianti de Toscana.

En 2015, se mantuvo la misma estructura de obsequios, con la diferencia que fueron agregados a la lista el presidente Jimmy Morales y el vicepresidente Jafeth Cabrera, quienes recibieron como regalo algo que se detalla como “especial” aunque no especifica qué.

En 2017, se tiene registro que tanto Jimmy Morales como Jafeth Cabrera, recibieron cada uno un barril de Zacapa Centenario. El primer ministro de Comunicaciones del actual gobierno, Aldo García, al igual que sus viceministros Osmar Rodas y José Luis Benito, recibieron como regalo una canasta con botella de Zacapa Centenario XO. El mismo regalo recibió Juan José Hanser, director de Caminos.

LOS REGALOS DIERON FRUTOS

Curiosamente la empresa que resultó más beneficiada por el Ministerio de Comunicaciones en 2018 fue Solel Boneh. En abril del año pasado, Solel Boneh obtuvo cinco contratos por Q900 millones. El pasado 9 de abril, las autoridades de la Dirección General de Caminos (DGC) le adjudicaron cuatro obras a la constructora y una quinta le fue concedida el 11 de abril.

Actualmente Solel Boneh está a cargo del mejoramiento del tramo en la Ruta Departamental AV-06 Lanquín-Cahabón y del mejoramiento de los tramos RD QUI-21 Chicamán-El Soch-Seca y La Libertad-Río Copón-Asención y Copón-San Juan Chactelá.

La compañía de origen israelí también construirá los tramos Secá-Lancetillo-Saquixpec-El Paraíso y San Juan Chactelá-Ixcán de la carretera Ruta Departamental QUICHE-21.

SEÑALADOS POR PAGOS ILEGALES

El colaborador eficaz, Arturo Jegerlehner, abogado y concuño del exministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, declaró que él ayudó a recibir un pago de US$600 mil en Panamá proveniente de la empresa Solel Boneh.

“Yo pregunté de dónde venía dicho pago y me informó Alejandro, que este se derivaba de que él junto con otros diputados habían logrado que el pago de la Franja Transversal del Norte que era el proyecto que ejecutaba Solel Boneh en ese momento se hiciera en un solo pago y no en varios desembolsos como anteriormente había sido aprobado por el Congreso. Me indicó que el monto que le correspondía a él era de US$600 mil y que necesitaba que una persona recibiera ese pago a fin de no aparecer él de forma directa en la recepción de ese dinero…”.

Por este soborno, los ejecutivos de Solel Boneh, Azayira Levy, Yoseph Ahimas y Ariel Aharon Saharabaní, son señalados por las autoridades por los delitos de cohecho activo y lavado de dinero. Levy fue capturado el pasado viernes por la Interpol en Bulgaria.

ACEPTAR REGALOS ES DELITO

De acuerdo con el Artículo 443 del Código Penal comete el delito de aceptación ilícita de regalos, el funcionario o empleado público que aceptare dádivas, presentes, ofrecimientos o promesas de personas que tuvieren algún asunto pendiente ante él. Para quienes cometan este delito se establece una sanción con prisión de 1 a 3 años y multa de Q5 mil a Q25 mil.

Ejemplo en EE. UU.

Los regalos que el Presidente de Estados Unidos, el más poderoso del mundo, puede aceptar están regulados en un reglamento que deben seguir todos los empleados del gobierno federal. El valor máximo de los regalos que el presidente estadounidense puede recibir de entidades extranjeras no debe exceder de US$375, aunque no suelen rechazar los de mayor valor para no poner en vergüenza al gobernante que lo hace. En todo caso, todos los obsequios son considerados propiedad pública y son entregados a la Oficina de Archivos Nacionales. Cada año el Presidente y la Primera Dama deben informar cada obsequio recibido, quién lo entrego y cuál es su valor, este informe es publicado por el Departamento de Estado. Esto mismo aplica para los miembros del Congreso.

En el caso de regalos de ciudadanos estadounidenses el valor máximo no puede superar los US$20. Si un presidente quisiera quedarse con un regalo debe pedir la aprobación al Congreso (algo que es poco probable) y pagar su valor real de mercado. Muchos países alrededor del mundo tienen reglamentos similares, solo varía el valor máximo permitido.

 

 

 

 

 

 

EL PERIÓDICO

Anuncios

Categorías:Sin categoría